Aprueban decreto para la rehabilitación social y económica de cafetaleros

TEGUCIGALPA. El Congreso Nacional aprobó ayer el decreto para la creación del programa Todos a cortar café con el objetivo de dar protección social a las familias recolectoras, la rehabilitación de la vialidad de acceso a las fincas para la recolección y evitar las pérdidas del grano de oro. La propuesta fue presentada por el diputado Mario Segura, y en esta se autoriza a que la Secretaría de Finanzas establezca un fondo especial de rehabilitación social y económica en el sector cafetalero; dichos fondos serán manejados por el Consejo Nacional del Café (Conacafé) y serán destinados al programa Todos a cortar café. Este programa consistirá en que los productores de fincas mayores a 10 manzanas darán albergue temporal a las familias recolectoras mientras dure la cosecha actual. Los productores deberán establecer las medidas de bioseguridad para prevenir el contagio del covid-19 y asegurar el pago a las familias. “Si no se reparan las carreteras, pronto se puede perder el 20% de la cosecha”: Fredy Pastrana, productor de café. Los fondos también se utilizarán para la movilización de las familias, gastos de reconstrucción de sus viviendas, y la rehabilitación de la infraestructura de acceso a las fincas. Este programa será válido para las regiones que fueron afectadas por inundaciones, derrumbes y la destrucción de vías de acceso ocasionadas por Eta y Iota. El Conacafé deberá elaborar un reglamento para la aplicación que garantice la correcta ejecución del proyecto. Fredy Pastrana, representante de los cafetaleros del departamento de El Paraíso, dijo que están confundidos porque no se establecieron los alcances, como el tiempo y el monto de los fondos del programa. “Nosotros pedimos que a través de las aduanas dejen de estar cobrando la prueba rápida de L600 y que sea facilitada por la Secretaría de Salud para que los productores puedan recoger su cosecha y no se pierda”, dijo Pastrana.,

LOREMOD. Lioamao sosmoa aoam aoamsosmoam. CRÉDITO

TEGUCIGALPA.

El Congreso Nacional aprobó ayer el decreto para la creación del programa Todos a cortar café con el objetivo de dar protección social a las familias recolectoras, la rehabilitación de la vialidad de acceso a las fincas para la recolección y evitar las pérdidas del grano de oro.

La propuesta fue presentada por el diputado Mario Segura, y en esta se autoriza a que la Secretaría de Finanzas establezca un fondo especial de rehabilitación social y económica en el sector cafetalero; dichos fondos serán manejados por el Consejo Nacional del Café (Conacafé) y serán destinados al programa Todos a cortar café.

Este programa consistirá en que los productores de fincas mayores a 10 manzanas darán albergue temporal a las familias recolectoras mientras dure la cosecha actual.

Los productores deberán establecer las medidas de bioseguridad para prevenir el contagio del covid-19 y asegurar el pago a las familias.

“Si no se reparan las carreteras, pronto se puede perder el 20% de la cosecha”: Fredy Pastrana, productor de café.

Los fondos también se utilizarán para la movilización de las familias, gastos de reconstrucción de sus viviendas, y la rehabilitación de la infraestructura de acceso a las fincas.

Este programa será válido para las regiones que fueron afectadas por inundaciones, derrumbes y la destrucción de vías de acceso ocasionadas por Eta y Iota.

El Conacafé deberá elaborar un reglamento para la aplicación que garantice la correcta ejecución del proyecto.

Fredy Pastrana, representante de los cafetaleros del departamento de El Paraíso, dijo que están confundidos porque no se establecieron los alcances, como el tiempo y el monto de los fondos del programa.

“Nosotros pedimos que a través de las aduanas dejen de estar cobrando la prueba rápida de L600 y que sea facilitada por la Secretaría de Salud para que los productores puedan recoger su cosecha y no se pierda”, dijo Pastrana.

,