Comisionada de DDHH pide respetar derechos humanos de migrantes hondudreños

Tegucigalpa. La Comisionada de Derechos Humanos en Honduras, Blanca Izaguirre, pidió este lunes a las autoridades correspondientes que respeten los derechos de la caravana de migrantes e instó a los países a crear mecanismos de coordinación regional para identificar a las personas que requieren protección. En un pronunciamiento, Izaguirre hizo un llamamiento “a la calma” y exhortó de nuevo a los países en ruta de migrantes a “respetar la dignidad y hacer efectivos los derechos humanos de las personas que buscan el sueño americano”. “Los Estados deben garantizar que la migración sea regular, ordenada y segura para evitar que existan crímenes que atenten contra los compatriotas que se encuentran en contexto de migración”, subrayó. Las fuerzas de seguridad de Guatemala disolvieron hoy a la fuerza a la caravana de migrantes compuesta por más de 6. 000 hondureños que buscaba cruzar el país centroamericano para avanzar hasta México y luego intentar llegar a Estados Unidos. Según constató Efe, unos 500 agentes de la Policía Nacional Civil y soldados del Ejército de Guatemala desalojaron la carretera donde los migrantes se encontraban varados desde el pasado sábado en el departamento de Chiquimula, cercano a la frontera con Honduras y ubicado unos 200 kilómetros al este de la capital del país. Los hondureños forman parte de una caravana conformada por más de 9. 000 personas, según cálculos oficiales, que salió desde San Pedro Sula, ciudad del norte de Honduras, entre el miércoles y viernes pasados. Mecanismo de protecciónLa defensora de los derechos humanos en Honduras pidió además a los países garantizar el derecho humano a migrar. “Los Estados deben de tener un enfoque diferenciado para la atención de las personas dentro de la caravana, ya que dentro de la misma se conducen personas con necesidades de protección, las cuales no pueden retornar al país”, enfatizó. Izaguirre instó a los Estados a generar “mecanismos de coordinación binacional y regional” para identificar los casos de migrantes que requieren medidas de protección previo a su retorno, y a activar los mecanismos nacionales de protección para los desplazados por la violencia. Los países también deben “velar por los principios de protección especial e interés superior del niño durante los procedimientos de reunificación familiar de los niños no acompañados que son retornados al país”, añadió. Respetar leyes y viajar de forma pacíficaLa ombudsman también pidió a las autoridades de Honduras y Guatemala “asegurar un retorno seguro” a las personas que decidan no continuar el viaje y solicitó a los migrantes que “respeten las leyes” de los países y viajen de “forma pacífica”. Izaguirre reafirmó el compromiso del organismo hondureño con la caravana y aseguró que la institución estatal seguirá “trabajando para lograr el respaldo subregional, regional y universal” sobre la obligación de los estados de “proteger y respetar los derechos humanos de los migrantes”. “Es fundamental incidir para que se construyan políticas públicas para contrarrestar las causas estructurales que provocan la migración forzada y para atender los orígenes de los flujos migratorios extraordinarios desde Honduras y el desplazamiento forzado dentro del mismo”, acotó la Comisionada de Derechos Humanos.,

La Prensa

Tegucigalpa.

La Comisionada de Derechos Humanos en Honduras, Blanca Izaguirre, pidió este lunes a las autoridades correspondientes que respeten los derechos de la caravana de migrantes e instó a los países a crear mecanismos de coordinación regional para identificar a las personas que requieren protección.

En un pronunciamiento, Izaguirre hizo un llamamiento “a la calma” y exhortó de nuevo a los países en ruta de migrantes a “respetar la dignidad y hacer efectivos los derechos humanos de las personas que buscan el sueño americano”.

“Los Estados deben garantizar que la migración sea regular, ordenada y segura para evitar que existan crímenes que atenten contra los compatriotas que se encuentran en contexto de migración”, subrayó.

Las fuerzas de seguridad de Guatemala disolvieron hoy a la fuerza a la caravana de migrantes compuesta por más de 6.

000 hondureños que buscaba cruzar el país centroamericano para avanzar hasta México y luego intentar llegar a Estados Unidos.

Según constató Efe, unos 500 agentes de la Policía Nacional Civil y soldados del Ejército de Guatemala desalojaron la carretera donde los migrantes se encontraban varados desde el pasado sábado en el departamento de Chiquimula, cercano a la frontera con Honduras y ubicado unos 200 kilómetros al este de la capital del país.

Los hondureños forman parte de una caravana conformada por más de 9.

000 personas, según cálculos oficiales, que salió desde San Pedro Sula, ciudad del norte de Honduras, entre el miércoles y viernes pasados.

Mecanismo de protecciónLa defensora de los derechos humanos en Honduras pidió además a los países garantizar el derecho humano a migrar.

“Los Estados deben de tener un enfoque diferenciado para la atención de las personas dentro de la caravana, ya que dentro de la misma se conducen personas con necesidades de protección, las cuales no pueden retornar al país”, enfatizó.

Izaguirre instó a los Estados a generar “mecanismos de coordinación binacional y regional” para identificar los casos de migrantes que requieren medidas de protección previo a su retorno, y a activar los mecanismos nacionales de protección para los desplazados por la violencia.

Los países también deben “velar por los principios de protección especial e interés superior del niño durante los procedimientos de reunificación familiar de los niños no acompañados que son retornados al país”, añadió.

Respetar leyes y viajar de forma pacíficaLa ombudsman también pidió a las autoridades de Honduras y Guatemala “asegurar un retorno seguro” a las personas que decidan no continuar el viaje y solicitó a los migrantes que “respeten las leyes” de los países y viajen de “forma pacífica”.

Izaguirre reafirmó el compromiso del organismo hondureño con la caravana y aseguró que la institución estatal seguirá “trabajando para lograr el respaldo subregional, regional y universal” sobre la obligación de los estados de “proteger y respetar los derechos humanos de los migrantes”.

“Es fundamental incidir para que se construyan políticas públicas para contrarrestar las causas estructurales que provocan la migración forzada y para atender los orígenes de los flujos migratorios extraordinarios desde Honduras y el desplazamiento forzado dentro del mismo”, acotó la Comisionada de Derechos Humanos.

,