Con esperanza y solidaridad, Honduras se levanta para recuperarse de Eta

San Pedro Sula, Honduras. Con el cielo semidespejado y los rayos de sol de la mañana atravesando las nubes en algunas zonas del Valle de Sula, zona norte de Honduras, continúa el sábado la jornada de rescate luego de las inundaciones dejadas por el huracán Eta. Los organismos de socorro reiniciaron las labores de rescate y evacuación en sectores que siguen inundados, incluso con el uso de lanchas y helicópteros para acceder a las zonas incomunicadas por la destrucción en las carreteras y puentes. En otros lugares, donde las aguas han disminuido su nivel, cientos de familias regresan a sus hogares, muchos de los cuales habían quedado bajos las aguas, para tratar de buscar sus pertenencias y rescatar lo que se pueda. Por su parte, la Comisión Permanente de Contingencias, Copeco, anunció la entrega de ayuda humanitaria en los municipios más necesitados. Sin embargo, miles de hondureños hacen donativos de ropa, comida, medicamentos y otras ayudad para apoyar a los más necesitados. Organizaciones, universidades, empresas, medios de comunicación, grupos de hondureños en redes sociales, hondureños fuera del país se han unido a su manera a una jornada de solidaridad para llevar esperanza a los que buscan despertar de la pesadilla. Alrededor de 1,664,448 afectados y damnificados, 35 personas muertas, decenas de desaparecidos, 20 puentes destruidos, 905 carreteras afectadas y más de mil viviendas dañadas o destruidas era hasta ayer el recuento preliminar de los daños causados por el huracán y depresión tropical Eta a su paso por territorio hondureño. LA PRENSA publicó el jueves que Eta había provocado la muerte de alrededor de 23 personas; pero esa cifra aumentó en las últimas horas luego de conocerse el ahogamiento de cuatro personas en río Nance entre Choloma y Puerto Cortés, así como de un hombre en San Manuel y una mujer en la Lima. También se reportó seis personas, miembros de una misma familia, soterradas en Belén, Gualcho, Ocotepeque. Esta información proporcionada por diferentes fuentes difiere con los datos proporcionados por la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) que hasta ayer reportaba apenas 11 fallecidos y dos personas desaparecidas en todo el territorio. Debido a las crecidas repentinas de los ríos que se han reportado en el valle de Sula y otras regiones del occidente y norte del país se teme que la cifra de muertos y desaparecidos aumente en la medida que el nivel de las aguas comience a bajar y se sepa la real dimensión de la tragedia. Copeco reportó hasta ayer 924 viviendas afectadas, 122 dañadas y 36 destruídas, 20 puentes destruídos y 24 dañados, así como 905 carreteras con daños severos por el temporal. RescatadasEl Gobierno informó que hasta ayer al mediodía más de más de 16,000 personas fueron rescatadas de sus viviendas inundadas en todo el valle de Sula. Max González, titular de Copeco, informó que el Cuerpo de Bomberos rescató más de dos mil personas y las Fuerzas Armadas calculaban más de 4,100 personas auxiliadas. Asimismo, la Policía Nacional logró la evacuación y rescate de más de 10,000 personas, por lo que se contaban más de 16,000 personas rescatadas solo en el valle de Sula, precisó. Las claves1. El Cuerpo de Bomberos reportó hasta ayer la recuperación de seis personas, cinco soterrados y un ahogado, así como tres desaparecidos a nivel nacional. 2. La mayoría de las víctimas mortales se reportaba en los departamentos de Atlántida, Santa Bárbara, Yoro y Cortés, en el Caribe, occidente y norte del país. 3. Copeco reportaba ayer 4,261 familias incomunicadas para un total de 65,912 personas. 4. Invest-H reportó 20 puentes destruidos, 600 puntos carreteros afectados y 60 daños de importancia en la red carretera del país. 5. Unas 64 comunidades siguen incomunicadasInfraestructuraJosé Gustavo Boquín, miembro de la junta interventora de Invest-H, informó que hasta ayer se reportaban 20 puentes destruidos, 600 deslizamientos y daños en igual número de tramos carreteros y otros 60 hechos de importancia en el resto de la red vial del país. Dijo que en vista de la magnitud de los daños, Invest-H, la Secretaría de Infraestructura y Servicios Públicos (insep) y el Instituto de Desarrollo Comunitario y Agua y Saneamiento (Idecoas) se han dividido el país en tres regiones para atender la rehabilitación de caminos, carreteras y sistemas de agua y saneamiento destruidos. Boquín indicó que la prioridad por ahora es salvar vidas humanas, para lo cual se han destinado 11 millones de lempiras. También se han dispuesto 200 millones para rehabilitar el paso en todas las zonas del país afectadas y mil millones para reconstrucción y rehabilitación de infraestructura dañada. Integran cuatro mesas para gestionar la emergenciaLa magnitud de los daños es increíblemente grande y requiere la asistencia internacional para poder hacerle frente, declaró ayer el ministro coordinador de Gobierno, Carlos Madero. Expuso que ante esta situación el Gobierno determinó integrar cuatro mesas para gestionar y atender la emergencia: una de asistencia humanitaria, otra de infraestructura, una tercera de reactivación económica y una cuarta de gestión y cooperación económica. El canciller Lisandro Rosales instruyó hoy a los embajadores del país que se integren de inmediato a la gestión en el exterior de ayuda humanitaria y financiera ante la tragedia provocada por el paso por el territorio nacional de la depresión tropical Eta, que ha dejado graves e incalculables daños. “No nos vamos a recuperar rápidamente, en 15 días, este es un trabajo de años, pero debemos iniciar de inmediato”, enfatizó Rosales al reunirse de forma virtual con los embajadores de Honduras. Familias enteras quedaron prácticamente en la calle luego que el agua ingresara a sus casas.,

La Prensa

San Pedro Sula, Honduras.

Con el cielo semidespejado y los rayos de sol de la mañana atravesando las nubes en algunas zonas del Valle de Sula, zona norte de Honduras, continúa el sábado la jornada de rescate luego de las inundaciones dejadas por el huracán Eta.

Los organismos de socorro reiniciaron las labores de rescate y evacuación en sectores que siguen inundados, incluso con el uso de lanchas y helicópteros para acceder a las zonas incomunicadas por la destrucción en las carreteras y puentes.

En otros lugares, donde las aguas han disminuido su nivel, cientos de familias regresan a sus hogares, muchos de los cuales habían quedado bajos las aguas, para tratar de buscar sus pertenencias y rescatar lo que se pueda.

Por su parte, la Comisión Permanente de Contingencias, Copeco, anunció la entrega de ayuda humanitaria en los municipios más necesitados.

Sin embargo, miles de hondureños hacen donativos de ropa, comida, medicamentos y otras ayudad para apoyar a los más necesitados.

Organizaciones, universidades, empresas, medios de comunicación, grupos de hondureños en redes sociales, hondureños fuera del país se han unido a su manera a una jornada de solidaridad para llevar esperanza a los que buscan despertar de la pesadilla.

Alrededor de 1,664,448 afectados y damnificados, 35 personas muertas, decenas de desaparecidos, 20 puentes destruidos, 905 carreteras afectadas y más de mil viviendas dañadas o destruidas era hasta ayer el recuento preliminar de los daños causados por el huracán y depresión tropical Eta a su paso por territorio hondureño.

LA PRENSA publicó el jueves que Eta había provocado la muerte de alrededor de 23 personas; pero esa cifra aumentó en las últimas horas luego de conocerse el ahogamiento de cuatro personas en río Nance entre Choloma y Puerto Cortés, así como de un hombre en San Manuel y una mujer en la Lima.

También se reportó seis personas, miembros de una misma familia, soterradas en Belén, Gualcho, Ocotepeque.

Esta información proporcionada por diferentes fuentes difiere con los datos proporcionados por la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) que hasta ayer reportaba apenas 11 fallecidos y dos personas desaparecidas en todo el territorio.

Debido a las crecidas repentinas de los ríos que se han reportado en el valle de Sula y otras regiones del occidente y norte del país se teme que la cifra de muertos y desaparecidos aumente en la medida que el nivel de las aguas comience a bajar y se sepa la real dimensión de la tragedia.

Copeco reportó hasta ayer 924 viviendas afectadas, 122 dañadas y 36 destruídas, 20 puentes destruídos y 24 dañados, así como 905 carreteras con daños severos por el temporal.

RescatadasEl Gobierno informó que hasta ayer al mediodía más de más de 16,000 personas fueron rescatadas de sus viviendas inundadas en todo el valle de Sula.

Max González, titular de Copeco, informó que el Cuerpo de Bomberos rescató más de dos mil personas y las Fuerzas Armadas calculaban más de 4,100 personas auxiliadas.

Asimismo, la Policía Nacional logró la evacuación y rescate de más de 10,000 personas, por lo que se contaban más de 16,000 personas rescatadas solo en el valle de Sula, precisó.

Las claves1.

El Cuerpo de Bomberos reportó hasta ayer la recuperación de seis personas, cinco soterrados y un ahogado, así como tres desaparecidos a nivel nacional.

2.

La mayoría de las víctimas mortales se reportaba en los departamentos de Atlántida, Santa Bárbara, Yoro y Cortés, en el Caribe, occidente y norte del país.

3.

Copeco reportaba ayer 4,261 familias incomunicadas para un total de 65,912 personas.

4.

Invest-H reportó 20 puentes destruidos, 600 puntos carreteros afectados y 60 daños de importancia en la red carretera del país.

5.

Unas 64 comunidades siguen incomunicadasInfraestructuraJosé Gustavo Boquín, miembro de la junta interventora de Invest-H, informó que hasta ayer se reportaban 20 puentes destruidos, 600 deslizamientos y daños en igual número de tramos carreteros y otros 60 hechos de importancia en el resto de la red vial del país.

Dijo que en vista de la magnitud de los daños, Invest-H, la Secretaría de Infraestructura y Servicios Públicos (insep) y el Instituto de Desarrollo Comunitario y Agua y Saneamiento (Idecoas) se han dividido el país en tres regiones para atender la rehabilitación de caminos, carreteras y sistemas de agua y saneamiento destruidos.

Boquín indicó que la prioridad por ahora es salvar vidas humanas, para lo cual se han destinado 11 millones de lempiras.

También se han dispuesto 200 millones para rehabilitar el paso en todas las zonas del país afectadas y mil millones para reconstrucción y rehabilitación de infraestructura dañada.

Integran cuatro mesas para gestionar la emergenciaLa magnitud de los daños es increíblemente grande y requiere la asistencia internacional para poder hacerle frente, declaró ayer el ministro coordinador de Gobierno, Carlos Madero.

Expuso que ante esta situación el Gobierno determinó integrar cuatro mesas para gestionar y atender la emergencia: una de asistencia humanitaria, otra de infraestructura, una tercera de reactivación económica y una cuarta de gestión y cooperación económica.

El canciller Lisandro Rosales instruyó hoy a los embajadores del país que se integren de inmediato a la gestión en el exterior de ayuda humanitaria y financiera ante la tragedia provocada por el paso por el territorio nacional de la depresión tropical Eta, que ha dejado graves e incalculables daños.

“No nos vamos a recuperar rápidamente, en 15 días, este es un trabajo de años, pero debemos iniciar de inmediato”, enfatizó Rosales al reunirse de forma virtual con los embajadores de Honduras.

Familias enteras quedaron prácticamente en la calle luego que el agua ingresara a sus casas.

,