Con L150 millones crearán administradora de aeropuertos

SAN PEDRO SULA. El Gobierno, por medio de la Secretaría de Infraestructura y Servicios Públicos (Insep), buscará en los próximos días que el Congreso Nacional autorice la creación de la Empresa Hondureña de Infraestructura y Servicios Aeroportuarios Sociedad Anónima (Ehisa) con la cual pretende administrar los aeropuertos internacionales de San Pedro Sula, La Ceiba y Roatán. De acuerdo con el proyecto de decreto que el Ejecutivo introdujo al Congreso Nacional para ser aprobado, Ehisa será constituida por el Gobierno con un capital fijo de L150,000,000, dinero que saldrá de Insep una vez que la Secretaría de Finanzas haya autorizado el aporte al presupuesto de ese ministerio. 5 MiembrosLa empresa estará dirigida por cinco representantes de cinco ministerios. El presidente será de Insep. Esta será la primera empresa mercantil del Gobierno, como cualquier sociedad anónima privada, que será administrada por un consejo de cinco miembros propietarios y cinco suplentes designados por Insep y las secretarías de Recursos Naturales y Ambiente, Seguridad, Desarrollo Económico y Promoción de Inversiones. La presidencia del consejo será desempeñada por el representante de Insep por ser el ministerio propietario de los aeropuertos del país. Según el artículo 3 del proyecto de decreto, una vez que Ehisa se encuentre constituida, “coadyuvará con el Estado de Honduras, como organismo de derecho privado auxiliar de la administración pública, con la gestión, operación y mantenimiento de los aeropuertos internacionales de la República”. 3 AeropuertosDe los cuatro aeropuertos, esta nueva empresa administrará el Villeda Morales, Golosón y el de Roatán que están bajo la concesión de InterAirports. “Se autoriza al secretario de Estado en el despacho de Infraestructura y Servicios Públicos (Insep) a suscribir con la misma, un contrato de gestión, administración y operación de los aeropuertos internacionales Golosón (La Ceiba), Juan Manuel Gálvez (Roatán) y Ramón Villeda Morales (San Pedro Sula), a fin de asegurar la continuidad en las operaciones de los mismos a partir de la fecha de vencimiento de la concesión bajo la cual se encuentran, y manteniendo los más altos estándares de calidad y seguridad en sus operaciones”, reza la propuesta de decreto. Si el Congreso Nacional aprueba la solicitud presentada por Roberto Antonio Pineda, secretario de Insep, Ehisa, por ser sociedad anónima en manos del Estado, reñirá con el modelo de Alianza Público Privada (APP) que el Gobierno ha promovido en la última década para desarrollar y administrar proyectos en vista de la incapacidad financiera del Estado. Sociedad mercantilEn la exposición de motivos del proyecto de decreto, el ministro Pineda reconoce que “no hay una norma que autorice al Estado, o al Poder Ejecutivo para poder tener participación estatal en sociedades anónimas. Dicho de otra forma, el Estado no puede constituir una sociedad anónima sin un fundamento legal para hacerlo, de conformidad al principio de legalidad presente en la Constitución hondureña”. Sin embargo, considerando que a InterAirports se le vencerá el 28 de septiembre la concesión de 20 años de los aeropuertos, al Gobierno no le “resulta posible la estructuración, concurso y adjudicación de una nueva concesión a largo plazo de tales obras, lo cual es únicamente acentuado por la emergencia sanitaria surgida por la pandemia del covid-19”. Debido al apremio, el ministro le plantea al Congreso Nacional que “es necesario emitir una disposición legislativa que permita al Estado constituir una sociedad mercantil con la finalidad de coadyuvar con el Estado en la administración y operación de los aeropuertos internacionales”. EmpresaTendrá domicilio en Tegucigalpa. Según el proyecto, la empresa tendrá domicilio social en Tegucigalpa, sin perjuicio de que pueda constituir oficinas o sucursales en cualquier lugar dentro de Honduras. La finalidad social será coadyuvar con el Estado de Honduras, como organismo de derecho privado auxiliar de la administración pública, con la gestión, operación y mantenimiento de los aeropuertos internacionales. Este proyecto será sometido a discusión frente a la oposición de los diputados de los partidos opositores al Gobierno que apoyan la creación de una junta administradora sin fines de lucro y a la cual no tendría que aportar capital el Estado. La solicitud del Poder Ejecutivo pondrá a prueba la palabra de Mauricio Oliva, presidente del Congreso Nacional, quien en una reunión celebrada en San Pedro Sula el 11 de febrero pasado les ofreció el apoyo a los empresarios de la costa norte, quienes aspiran a crear una junta administradora con la integración de las municipalidades. En esa reunión, Oliva dijo que se sentía orgulloso de los diputados de Cortés que integraron la comisión que investigó la concesión y que ahora respalda la propuesta del Consejo Hondureño de la Empresa Privada. Con la creación de la nueva empresa, las aspiraciones de los empresarios se verán extinguidas porque el decreto, además, en su primer artículo consigna que la sociedad anónima unipersonal será formada “con exclusión de toda participación de capitales privados”.,

La Prensa

SAN PEDRO SULA.

El Gobierno, por medio de la Secretaría de Infraestructura y Servicios Públicos (Insep), buscará en los próximos días que el Congreso Nacional autorice la creación de la Empresa Hondureña de Infraestructura y Servicios Aeroportuarios Sociedad Anónima (Ehisa) con la cual pretende administrar los aeropuertos internacionales de San Pedro Sula, La Ceiba y Roatán.

De acuerdo con el proyecto de decreto que el Ejecutivo introdujo al Congreso Nacional para ser aprobado, Ehisa será constituida por el Gobierno con un capital fijo de L150,000,000, dinero que saldrá de Insep una vez que la Secretaría de Finanzas haya autorizado el aporte al presupuesto de ese ministerio.

5 MiembrosLa empresa estará dirigida por cinco representantes de cinco ministerios.

El presidente será de Insep.

Esta será la primera empresa mercantil del Gobierno, como cualquier sociedad anónima privada, que será administrada por un consejo de cinco miembros propietarios y cinco suplentes designados por Insep y las secretarías de Recursos Naturales y Ambiente, Seguridad, Desarrollo Económico y Promoción de Inversiones.

La presidencia del consejo será desempeñada por el representante de Insep por ser el ministerio propietario de los aeropuertos del país.

Según el artículo 3 del proyecto de decreto, una vez que Ehisa se encuentre constituida, “coadyuvará con el Estado de Honduras, como organismo de derecho privado auxiliar de la administración pública, con la gestión, operación y mantenimiento de los aeropuertos internacionales de la República”.

3 AeropuertosDe los cuatro aeropuertos, esta nueva empresa administrará el Villeda Morales, Golosón y el de Roatán que están bajo la concesión de InterAirports.

“Se autoriza al secretario de Estado en el despacho de Infraestructura y Servicios Públicos (Insep) a suscribir con la misma, un contrato de gestión, administración y operación de los aeropuertos internacionales Golosón (La Ceiba), Juan Manuel Gálvez (Roatán) y Ramón Villeda Morales (San Pedro Sula), a fin de asegurar la continuidad en las operaciones de los mismos a partir de la fecha de vencimiento de la concesión bajo la cual se encuentran, y manteniendo los más altos estándares de calidad y seguridad en sus operaciones”, reza la propuesta de decreto.

Si el Congreso Nacional aprueba la solicitud presentada por Roberto Antonio Pineda, secretario de Insep, Ehisa, por ser sociedad anónima en manos del Estado, reñirá con el modelo de Alianza Público Privada (APP) que el Gobierno ha promovido en la última década para desarrollar y administrar proyectos en vista de la incapacidad financiera del Estado.

Sociedad mercantilEn la exposición de motivos del proyecto de decreto, el ministro Pineda reconoce que “no hay una norma que autorice al Estado, o al Poder Ejecutivo para poder tener participación estatal en sociedades anónimas.

Dicho de otra forma, el Estado no puede constituir una sociedad anónima sin un fundamento legal para hacerlo, de conformidad al principio de legalidad presente en la Constitución hondureña”.

Sin embargo, considerando que a InterAirports se le vencerá el 28 de septiembre la concesión de 20 años de los aeropuertos, al Gobierno no le “resulta posible la estructuración, concurso y adjudicación de una nueva concesión a largo plazo de tales obras, lo cual es únicamente acentuado por la emergencia sanitaria surgida por la pandemia del covid-19”.

Debido al apremio, el ministro le plantea al Congreso Nacional que “es necesario emitir una disposición legislativa que permita al Estado constituir una sociedad mercantil con la finalidad de coadyuvar con el Estado en la administración y operación de los aeropuertos internacionales”.

EmpresaTendrá domicilio en Tegucigalpa.

Según el proyecto, la empresa tendrá domicilio social en Tegucigalpa, sin perjuicio de que pueda constituir oficinas o sucursales en cualquier lugar dentro de Honduras.

La finalidad social será coadyuvar con el Estado de Honduras, como organismo de derecho privado auxiliar de la administración pública, con la gestión, operación y mantenimiento de los aeropuertos internacionales.

Este proyecto será sometido a discusión frente a la oposición de los diputados de los partidos opositores al Gobierno que apoyan la creación de una junta administradora sin fines de lucro y a la cual no tendría que aportar capital el Estado.

La solicitud del Poder Ejecutivo pondrá a prueba la palabra de Mauricio Oliva, presidente del Congreso Nacional, quien en una reunión celebrada en San Pedro Sula el 11 de febrero pasado les ofreció el apoyo a los empresarios de la costa norte, quienes aspiran a crear una junta administradora con la integración de las municipalidades.

En esa reunión, Oliva dijo que se sentía orgulloso de los diputados de Cortés que integraron la comisión que investigó la concesión y que ahora respalda la propuesta del Consejo Hondureño de la Empresa Privada.

Con la creación de la nueva empresa, las aspiraciones de los empresarios se verán extinguidas porque el decreto, además, en su primer artículo consigna que la sociedad anónima unipersonal será formada “con exclusión de toda participación de capitales privados”.

,