Con nuevo plan estratégico Policía pretende reducir violencia este año en Honduras

Tegucigalpa, Honduras. Luego de un análisis de todo lo acontecido el año anterior, autoridades de la Policía Nacional dicen estar positivas sobre los resultados a obtener en materia de seguridad para este 2021, el cual comenzó con altos números de criminalidad en los diferentes departamentos del país. El nuevo director general de la institución, Orbin Alexis Galo Maldonado recordó y reconoció que el 2020 no fue un año fácil debido a la pandemia y otros sucesos. “La Policía Nacional continúo trabajando a pesar de estar concienciando a la población a tomar las medidas de bioseguridad, también fue duro trabajar con los rescates y reconstrucción en medio de las tormentas tropicales”, dijo el máximo jerarca policial. Galo explicó que a pesar de brindar la ayuda solidaria durante los fenómenos naturales y las labores de contención de circulación de personas durante la pandemia, no se descuidó la seguridad. “A pesar de estas emergencias que se presentaron no descuidamos la operatividad, prueba de ello es la reducción de homicidios en 2019, cuando se registraron 3,807 y en 2020 fueron 3,230, es decir un 15. 21%”, citó. Lea: Más de 1,800 migrantes hondureños de caravana han retornado desde Guatemala”Tenemos una estrategia operacional qué va desde 2019 a 2022, que su principal objetivo es aumentar los niveles de seguridad para la población hondureña”, culminó. Por su parte, el subdirector general Orlin Javier Cerrato, aseguró que la baja en la incidencia criminal se debe a una planificación estratégica. “Contamos con planes maestros para mejorar la infraestructura, equipamiento y velar por la salud de nuestros funcionarios policiales para potenciar al máximo su desempeño”, informó Cerrato. De igual forma, señaló que “se están desarrollando planes para frenar actos delictivos, cada día tenemos que reinventar las operaciones policiales para obtener una respuesta positiva”. El inspector general Jair Meza Barahona indicó que la planificación estratégica es la herramienta que permite ir progresando de manera paulatina en búsqueda de una mejor seguridad. “Con el plan estratégico de 2021 se espera mayores logros en materia de seguridad, esperamos continuar mermando a la criminalidad y dándole paz a la población”, dijo Meza. “Tenemos importantes herramientas logísticas, luego del proceso de reforma, la institución salió fortalecida en todas sus áreas, tenemos una infraestructura desarrollada, talento humano calificado y tecnología para seguir mejorando la seguridad del país”, manifestó Meza. Poco ha hecho la Policía para contener violenciaLa violencia continúa desbordada en Honduras pese al coronavirus y las medidas de restricción de movilidad para frenar el contagio, dijo en declaraciones recientes la directora del Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, Migdonia Ayestas. Mientras aumentan los casos de covid-19 y superan fallecidos, la violencia que azota el país continúa imparable, es decir, que las calles no se han vuelto más seguras pese a la pandemia. Los índices de violencia demuestran que las estrategias de seguridad se han mantenido con el tiempo, pero la violencia y el crimen van evolucionando y perfeccionando su accionar. Además: Piden a 147 alcaldías rendir cuentas de fondos transferidos para atender pandemia”Tenemos una cultura violenta que hace que esta se perpetué”, aseguró Ayestas, quien dijo además que la estrategia del Estado es “tener el control y disuasión del delito” a través de un aumento de militares en las calles. “En la práctica, la estrategia de seguridad está orientada a aumentar la presencia militar y policial para disuadir el delito, intentar controlar manifestaciones, el crimen organizado, pero no han establecido acciones para prevenir la violencia, rehabilitación y reinserción de los privados de libertad”, agregó la experta. La violencia causada por el crimen organizado, las pandillas y el narcotráfico es uno de los principales problemas de Honduras, uno de los países utilizados para el paso de la droga que llega de Suramérica con destino a Estados Unidos.,

La Prensa

Tegucigalpa, Honduras.

Luego de un análisis de todo lo acontecido el año anterior, autoridades de la Policía Nacional dicen estar positivas sobre los resultados a obtener en materia de seguridad para este 2021, el cual comenzó con altos números de criminalidad en los diferentes departamentos del país.

El nuevo director general de la institución, Orbin Alexis Galo Maldonado recordó y reconoció que el 2020 no fue un año fácil debido a la pandemia y otros sucesos.

“La Policía Nacional continúo trabajando a pesar de estar concienciando a la población a tomar las medidas de bioseguridad, también fue duro trabajar con los rescates y reconstrucción en medio de las tormentas tropicales”, dijo el máximo jerarca policial.

Galo explicó que a pesar de brindar la ayuda solidaria durante los fenómenos naturales y las labores de contención de circulación de personas durante la pandemia, no se descuidó la seguridad.

“A pesar de estas emergencias que se presentaron no descuidamos la operatividad, prueba de ello es la reducción de homicidios en 2019, cuando se registraron 3,807 y en 2020 fueron 3,230, es decir un 15.

21%”, citó.

Lea: Más de 1,800 migrantes hondureños de caravana han retornado desde Guatemala”Tenemos una estrategia operacional qué va desde 2019 a 2022, que su principal objetivo es aumentar los niveles de seguridad para la población hondureña”, culminó.

Por su parte, el subdirector general Orlin Javier Cerrato, aseguró que la baja en la incidencia criminal se debe a una planificación estratégica.

“Contamos con planes maestros para mejorar la infraestructura, equipamiento y velar por la salud de nuestros funcionarios policiales para potenciar al máximo su desempeño”, informó Cerrato.

De igual forma, señaló que “se están desarrollando planes para frenar actos delictivos, cada día tenemos que reinventar las operaciones policiales para obtener una respuesta positiva”.

El inspector general Jair Meza Barahona indicó que la planificación estratégica es la herramienta que permite ir progresando de manera paulatina en búsqueda de una mejor seguridad.

“Con el plan estratégico de 2021 se espera mayores logros en materia de seguridad, esperamos continuar mermando a la criminalidad y dándole paz a la población”, dijo Meza.

“Tenemos importantes herramientas logísticas, luego del proceso de reforma, la institución salió fortalecida en todas sus áreas, tenemos una infraestructura desarrollada, talento humano calificado y tecnología para seguir mejorando la seguridad del país”, manifestó Meza.

Poco ha hecho la Policía para contener violenciaLa violencia continúa desbordada en Honduras pese al coronavirus y las medidas de restricción de movilidad para frenar el contagio, dijo en declaraciones recientes la directora del Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, Migdonia Ayestas.

Mientras aumentan los casos de covid-19 y superan fallecidos, la violencia que azota el país continúa imparable, es decir, que las calles no se han vuelto más seguras pese a la pandemia.

Los índices de violencia demuestran que las estrategias de seguridad se han mantenido con el tiempo, pero la violencia y el crimen van evolucionando y perfeccionando su accionar.

Además: Piden a 147 alcaldías rendir cuentas de fondos transferidos para atender pandemia”Tenemos una cultura violenta que hace que esta se perpetué”, aseguró Ayestas, quien dijo además que la estrategia del Estado es “tener el control y disuasión del delito” a través de un aumento de militares en las calles.

“En la práctica, la estrategia de seguridad está orientada a aumentar la presencia militar y policial para disuadir el delito, intentar controlar manifestaciones, el crimen organizado, pero no han establecido acciones para prevenir la violencia, rehabilitación y reinserción de los privados de libertad”, agregó la experta.

La violencia causada por el crimen organizado, las pandillas y el narcotráfico es uno de los principales problemas de Honduras, uno de los países utilizados para el paso de la droga que llega de Suramérica con destino a Estados Unidos.

,