Cooperantes ayudan a estructurar plan ante covid-19 y tras tormentas

TEGUCIGALPA. Honduras no la tendrá fácil en España cuando llegue a buscar cooperación y financiamiento para reconstruir el país después del paso de las tormentas tropicales Eta y Iota, debido a la crisis mundial que se vive por la pandemia de covid-19. El primer paso ya está dado, que era contar con el informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) que muestra que las pérdidas suman 45,676 millones de lempiras sobre la economía hondureña. Según expertos, esta vez Honduras la tiene difícil debido a que la cooperación internacional no está disponible como en otros tiempos por la emergencia mundial que se vive por la pandemia del covid-19. Carlos Madero, ministro coordinador general del Gobierno, informó que el Plan para la Reconstrucción Nacional Sostenible, por el paso devastador de los huracanes Eta y Iota, estaría listo en la primera quincena de enero próximo. Claves1- El informe de la Cepal fue elaborado por especialistas del organismos multilateral luego de visitas a diferentes sectores del país destruidos por las dos tormentas tropicales. 2- La Cepal entregó este informe también al Congreso Nacional, ya que de él se podrán guiar los diputados. PlanSegún el economista Claudio Salgado, cuando el huracán Mitch en 1998 se logró el 70% de cooperación para el plan de reconstrucción y un 30% se hizo con adquisición de deuda. En esta ocasión será a la inversa, debido a la crisis mundial que se vive debido a la pandemia de covid-19. Según Madero, la presentación deberá coordinarse con los países anfitriones donde Honduras mostrará los indicadores de la Cepal, más los del Banco Central de Honduras (BCH) donde revela que el impacto de la pandemia es de unos 55,000 millones de lempiras. Actualmente hay un comité integrado por España, la Unión Europea, el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y el Fondo Monetario Internacional ayudando a estructurar este plan, afirmó Madero. El informe de la cepal es la piedra angular del Plan Nacional de Reconstrucción. Carlos Madero, ministro coordinador En tanto, el Consejo Consultivo integrado por 13 notables hondureños ya tuvo las primeras reuniones para analizar el informe de la Cepal y así hacer los preparativos para estructurar el plan de reconstrucción. La ruta es conseguir financiamiento para recuperar la infraestructura dañada y llevar asistencia social a las familias afectadas. El Presupuesto General de Ingresos y Egresos de la República, aprobado para el ejercicio fiscal 2021, prioriza la reconstrucción y reactivación económica, la educación y la salud de los hondureños, a fin de hacer frente a los efectos de la crisis económica provocada por la pandemia y las tormentas, sin dejar de lado la garantía del proceso electoral y la transparencia en la ejecución de los recursos. El ministro de Finanzas, Marco Midence, destaca que la partida para el gasto corriente disminuye alrededor de un 20%, es decir, unos cinco mil millones de lempiras, con respecto al presupuesto del 2020, con el fin de reorientar estos fondos a seis áreas prioritarias.,

daños. Honduras urge de la cooperación internacional para poder recuperar la infraestructura.

TEGUCIGALPA.

Honduras no la tendrá fácil en España cuando llegue a buscar cooperación y financiamiento para reconstruir el país después del paso de las tormentas tropicales Eta y Iota, debido a la crisis mundial que se vive por la pandemia de covid-19.

El primer paso ya está dado, que era contar con el informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) que muestra que las pérdidas suman 45,676 millones de lempiras sobre la economía hondureña.

Según expertos, esta vez Honduras la tiene difícil debido a que la cooperación internacional no está disponible como en otros tiempos por la emergencia mundial que se vive por la pandemia del covid-19.

Carlos Madero, ministro coordinador general del Gobierno, informó que el Plan para la Reconstrucción Nacional Sostenible, por el paso devastador de los huracanes Eta y Iota, estaría listo en la primera quincena de enero próximo.

Claves1- El informe de la Cepal fue elaborado por especialistas del organismos multilateral luego de visitas a diferentes sectores del país destruidos por las dos tormentas tropicales.

2- La Cepal entregó este informe también al Congreso Nacional, ya que de él se podrán guiar los diputados.

PlanSegún el economista Claudio Salgado, cuando el huracán Mitch en 1998 se logró el 70% de cooperación para el plan de reconstrucción y un 30% se hizo con adquisición de deuda.

En esta ocasión será a la inversa, debido a la crisis mundial que se vive debido a la pandemia de covid-19.

Según Madero, la presentación deberá coordinarse con los países anfitriones donde Honduras mostrará los indicadores de la Cepal, más los del Banco Central de Honduras (BCH) donde revela que el impacto de la pandemia es de unos 55,000 millones de lempiras.

Actualmente hay un comité integrado por España, la Unión Europea, el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y el Fondo Monetario Internacional ayudando a estructurar este plan, afirmó Madero.

El informe de la cepal es la piedra angular del Plan Nacional de Reconstrucción.

Carlos Madero, ministro coordinador En tanto, el Consejo Consultivo integrado por 13 notables hondureños ya tuvo las primeras reuniones para analizar el informe de la Cepal y así hacer los preparativos para estructurar el plan de reconstrucción.

La ruta es conseguir financiamiento para recuperar la infraestructura dañada y llevar asistencia social a las familias afectadas.

El Presupuesto General de Ingresos y Egresos de la República, aprobado para el ejercicio fiscal 2021, prioriza la reconstrucción y reactivación económica, la educación y la salud de los hondureños, a fin de hacer frente a los efectos de la crisis económica provocada por la pandemia y las tormentas, sin dejar de lado la garantía del proceso electoral y la transparencia en la ejecución de los recursos.

El ministro de Finanzas, Marco Midence, destaca que la partida para el gasto corriente disminuye alrededor de un 20%, es decir, unos cinco mil millones de lempiras, con respecto al presupuesto del 2020, con el fin de reorientar estos fondos a seis áreas prioritarias.

,