Covid-19 le arrebata la vida a la doctora Karen Tábora en Tegucigalpa

Tegucigalpa, Honduras. A eso de las 2:30 pm de este viernes y tras cuatro paros cardiorespiratorios, la doctora Karen Tábora (32) perdió la vida en el Hospital Escuela mientras luchaba contra el covid-19. La galena fue internada el pasado 29 de enero en el Hospital de Occidente de Santa Rosa de Copán, pero según Ana Pinto, portavoz de este centro asistencial, fue retirada hoy porque “su salud empeoró y aquí no hay intensivistas ni otros insumos que ella requería con urgencia, por lo que el departamento de Medicina, con respaldo de su familia, decidieron que lo mejor era trasladarla a la capital”. La doctora Tábora fue movilizada de emergencia este viernes desde Copán hasta Tegucigalpa a través de la Fuerza Aérea Hondureña (FAH). Tábora fue retirada con apoyo de varios elementos de la FAH que vestían totalmente protegidos ante el virus, seguidamente la sacaron de la aeronave y la cargaron en una camilla mientras estaba conectada con un tanque oxígeno. A su llegada, fue ingresada de inmediato en el Hospital Escuela, donde pese a los esfuerzos médicos por salvarle la vida, terminó expirando. Karen Tábora estudió Medicina y Cirugía en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras en el Valle de Sula (Unah-vs), era originaria de Santa Rosa de Copán y vivía en la ciudad de La Entrada, donde hasta hace poco trabajaba en un centro de triaje. Puede leer: Gobierno de Honduras inicia pláticas con ejecutivos de Pfizer y Moderna Según se conoció, hace menos de un mes perdió producto del covid-19 a su tía, pero considerada madre de crianza, Denia Elizabeth Tábora, quien era pastora evangélica y dirigió recientemente la iglesia Maranatha Asambleas de Dios en la ciudad de La Entrada, Copán, así como otras congregaciones en los alrededores. La líder evangélica expiró luego de ser atendida por esta enfermedad en una sala del Hospital de Occidente en Santa Rosa de Copán. Además: Investigarán si ya están en Honduras las variantes del covid-19 “Pese a todos los esfuerzos realizados por salvarle la vida, nuestra joven colega Karen Tábora perdió su lucha contra el covid-19. Su señora madre había fallecido hace unas semanas por el virus, ahora están juntas en la casa celestial”, manifestó Samuel Santos, vicepresidente del Colegio Médico. “Su abuela también está conectada a un ventilador mecánico y su hermano está contagiado del virus. Agradecemos al pueblo hondureño sus nuestras de cariño y sólidaridad con el gremio médico que día a día paga con su vida un alto costo. Descanse en paz nuestra colega fallecida el día de hoy”, exteriorizó. Parientes y amigos de la familia Tábora que llegaron a las afueras del Hospital Escuela, reaccionaron consternados por la terrible noticia del fallecimiento de la joven doctora, quienes según dijeron, no tenía enfermedades de base, pero presumen que la muerte de su madre de crianza le pudo haber afectado significativamente al momento de luchar contra esta enfermedad. La galena, con todo un futuro por delante, no estaba casada ni deja hijos. Sus familiares indicaron que luego que les entreguen el cuerpo será llevada a su lugar de origen en Copán para sepultar los restos y darle el último adiós. <div class=”flourish-embed flourish-chart” data-src=”visualisation/3578725″><script src=”https://public. flourish. studio/resources/embed. js”></script></div>,

La Prensa

Tegucigalpa, Honduras.

A eso de las 2:30 pm de este viernes y tras cuatro paros cardiorespiratorios, la doctora Karen Tábora (32) perdió la vida en el Hospital Escuela mientras luchaba contra el covid-19.

La galena fue internada el pasado 29 de enero en el Hospital de Occidente de Santa Rosa de Copán, pero según Ana Pinto, portavoz de este centro asistencial, fue retirada hoy porque “su salud empeoró y aquí no hay intensivistas ni otros insumos que ella requería con urgencia, por lo que el departamento de Medicina, con respaldo de su familia, decidieron que lo mejor era trasladarla a la capital”.

La doctora Tábora fue movilizada de emergencia este viernes desde Copán hasta Tegucigalpa a través de la Fuerza Aérea Hondureña (FAH).

Tábora fue retirada con apoyo de varios elementos de la FAH que vestían totalmente protegidos ante el virus, seguidamente la sacaron de la aeronave y la cargaron en una camilla mientras estaba conectada con un tanque oxígeno.

A su llegada, fue ingresada de inmediato en el Hospital Escuela, donde pese a los esfuerzos médicos por salvarle la vida, terminó expirando.

Karen Tábora estudió Medicina y Cirugía en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras en el Valle de Sula (Unah-vs), era originaria de Santa Rosa de Copán y vivía en la ciudad de La Entrada, donde hasta hace poco trabajaba en un centro de triaje.

Puede leer: Gobierno de Honduras inicia pláticas con ejecutivos de Pfizer y Moderna Según se conoció, hace menos de un mes perdió producto del covid-19 a su tía, pero considerada madre de crianza, Denia Elizabeth Tábora, quien era pastora evangélica y dirigió recientemente la iglesia Maranatha Asambleas de Dios en la ciudad de La Entrada, Copán, así como otras congregaciones en los alrededores.

La líder evangélica expiró luego de ser atendida por esta enfermedad en una sala del Hospital de Occidente en Santa Rosa de Copán.

Además: Investigarán si ya están en Honduras las variantes del covid-19 “Pese a todos los esfuerzos realizados por salvarle la vida, nuestra joven colega Karen Tábora perdió su lucha contra el covid-19.

Su señora madre había fallecido hace unas semanas por el virus, ahora están juntas en la casa celestial”, manifestó Samuel Santos, vicepresidente del Colegio Médico.

“Su abuela también está conectada a un ventilador mecánico y su hermano está contagiado del virus.

Agradecemos al pueblo hondureño sus nuestras de cariño y sólidaridad con el gremio médico que día a día paga con su vida un alto costo.

Descanse en paz nuestra colega fallecida el día de hoy”, exteriorizó.

Parientes y amigos de la familia Tábora que llegaron a las afueras del Hospital Escuela, reaccionaron consternados por la terrible noticia del fallecimiento de la joven doctora, quienes según dijeron, no tenía enfermedades de base, pero presumen que la muerte de su madre de crianza le pudo haber afectado significativamente al momento de luchar contra esta enfermedad.

La galena, con todo un futuro por delante, no estaba casada ni deja hijos.

Sus familiares indicaron que luego que les entreguen el cuerpo será llevada a su lugar de origen en Copán para sepultar los restos y darle el último adiós.

<div class=”flourish-embed flourish-chart” data-src=”visualisation/3578725″><script src=”https://public.

flourish.

studio/resources/embed.

js”></script></div>

,