Daños económicos por Eta en Honduras ascenderían a cinco mil millones de dólares

Tegucigalpa, Honduras. El paso devastador de la depresión tropical Eta por Honduras, que deja más de veinte muertos, supone un nuevo golpe para la débil economía del país, que este año ha sufrido la calamidad causada por la pandemia de la covid-19, que en ocho meses ha dejado más de 2. 700 muertos y cerca de 100. 000 contagios. Los expertos coinciden en que los efectos de Eta tendrán un impacto económico en Honduras, cuya economía se contrajo en el primer semestre de 2020 un 10 % debido al impacto de la crisis sanitaria por la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2. Eta, que entró a Honduras el miércoles procedente de Nicaragua, ha dejado al menos 23 muertos, además de cuantiosas pérdidas en los cultivos y la infraestructura, y más de 1,6 millones de personas afectadas, según los últimos recuentos de las autoridades de protección civil. Además lea: Pobladores de la Celeo Gonzales urgen de cisternasSin embargo, se teme que esa cifra de muertos aumente aún más, ya que las autoridades de socorro han advertido de que hay varias zonas del departamento de Cortés, en el norte del país, y el más afectado por Eta, a la que todavía no han podido llegar los equipos de rescate y en la que podría haber más víctimas. El general del Cuerpo de Bomberos de Honduras, Manuel Zelaya, dijo este sábado a periodistas que centenares de damnificados siguen esperando ser rescatados en varias regiones de Cortés, donde cuerpos de socorro se han abierto paso para encontrar cuerpos atrapados entre escombros y lodo. En las labores de rescate participan cuerpos de socorro de Honduras, el Cuerpo de Bomberos de Guatemala y del Comando Sur de Estados Unidos, con lanchas y helicópteros. El número de desaparecidos es incierto. La Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) maneja la cifra de dos, pero decenas de familias han reportado la desaparición de familiares. Eta, supone un nuevo golpe a a economíaExpertos vislumbran un panorama incierto en Honduras, donde la economía ya estaba golpeada por la pandemia de coronavirus, que en ocho meses ha dejado 2. 741 muertos, 99. 576 personas contagiadas y pérdidas por alrededor de 7. 200 millones de dólares. Los daños económicos ocasionados por Eta en Honduras, según una primera evaluación, podrían situarse en 5. 000 millones de dólares, dijo a Efe el economista hondureño Alejandro Sikaffi. Las pérdidas económicas en Honduras a consecuencia de la covid-19 y la depresión tropical Eta podrían “rondar los 12. 500 millones de dólares”, es decir el 50 % de su producto interno bruto (PIB), señaló. “Lo realmente preocupante es que no se visualiza una salida ni a la crisis sanitaria por la covid-19 y mucho menos a la crisis social y económica que va producir el impacto de Eta”, subrayó. El economista cuestionó la respuesta del Estado a la emergencia por Eta y la señaló como “no adecuada”. Plan de reconstrucciónEn Honduras es “urgente” comenzar a trabajar en un “Plan de Reconstrucción Nacional” debido a que el sistema productivo y económico del país está “destruido” por el fuerte parón de la actividad y el consumo por la pandemia y ahora por el paso de Eta, enfatizó. En un principio, expertos vaticinaban que la economía hondureña comenzaría a recuperarse del impacto del coronavirus en 2023, pero ello podría demorarse más allá de 2025 por los daños de Eta, si las autoridades no aplican las medidas oportunas. Las pérdidas económicas por el paso de Eta por Honduras “sobrepasan significativamente” los 4. 000 millones de dólares que el país perdió durante el devastador huracán Mitch, entre la última semana de octubre y la primera de noviembre de 1998, señaló el economista. De no actuar pronto, Honduras quedaría “sumergida en la pobreza”, flagelo que, según estimaciones del Fosdeh, aumentaría al 75 % de los 9,5 millones de habitantes. Kafatti insistió en la urgencia de impulsar un Plan de Reconstrucción Nacional, de lo contrario, Honduras “no superaría esta doble crisis económica, financiera y sanitaria”. Ese Plan debe apoyar a las familias y empresas que sufrieron pérdidas por las inundaciones que causó Eta, que tomará fuerza en las próximas horas antes de llegar a Cuba este domingo con una potencia cercana a la de un huracán, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) de Estados Unidos. Sector agrícola, uno de los más afectados Eta, que salió de Honduras el jueves en la noche, daño a su paso 219. 104 manzanas (152. 765 hectáreas) de cultivos y 500. 000 litros de leche, a lo que se suman múltiples deterioros en las vías de comunicación, según las autoridades hondureña. La presidenta de la Federación Nacional de Agricultores y Ganaderos de Honduras (Fenagh), Anabel Gallardo, dijo que hasta ahora no han podido cuantificar las pérdidas agrícolas que día a día se incrementan por las inundaciones. “Nos preocupa la situación”, subrayó Gallardo, quien indicó que el sector agrícola aporta a Honduras el 14 % del PIB, siendo la palma africana uno de los cultivos más afectados. Gallardo indicó que el daño al sector agrícola es un “golpe incalculable”, por lo que abogó por el fortalecimiento del rubro para garantizar la alimentación de la población. “Tenemos que levantarnos y seguir produciendo (alimentos) para el país”, acotó la representante de los agricultores y ganaderos del país.,

La Prensa

Tegucigalpa, Honduras.

El paso devastador de la depresión tropical Eta por Honduras, que deja más de veinte muertos, supone un nuevo golpe para la débil economía del país, que este año ha sufrido la calamidad causada por la pandemia de la covid-19, que en ocho meses ha dejado más de 2.

700 muertos y cerca de 100.

000 contagios.

Los expertos coinciden en que los efectos de Eta tendrán un impacto económico en Honduras, cuya economía se contrajo en el primer semestre de 2020 un 10 % debido al impacto de la crisis sanitaria por la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2.

Eta, que entró a Honduras el miércoles procedente de Nicaragua, ha dejado al menos 23 muertos, además de cuantiosas pérdidas en los cultivos y la infraestructura, y más de 1,6 millones de personas afectadas, según los últimos recuentos de las autoridades de protección civil.

Además lea: Pobladores de la Celeo Gonzales urgen de cisternasSin embargo, se teme que esa cifra de muertos aumente aún más, ya que las autoridades de socorro han advertido de que hay varias zonas del departamento de Cortés, en el norte del país, y el más afectado por Eta, a la que todavía no han podido llegar los equipos de rescate y en la que podría haber más víctimas.

El general del Cuerpo de Bomberos de Honduras, Manuel Zelaya, dijo este sábado a periodistas que centenares de damnificados siguen esperando ser rescatados en varias regiones de Cortés, donde cuerpos de socorro se han abierto paso para encontrar cuerpos atrapados entre escombros y lodo.

En las labores de rescate participan cuerpos de socorro de Honduras, el Cuerpo de Bomberos de Guatemala y del Comando Sur de Estados Unidos, con lanchas y helicópteros.

El número de desaparecidos es incierto.

La Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) maneja la cifra de dos, pero decenas de familias han reportado la desaparición de familiares.

Eta, supone un nuevo golpe a a economíaExpertos vislumbran un panorama incierto en Honduras, donde la economía ya estaba golpeada por la pandemia de coronavirus, que en ocho meses ha dejado 2.

741 muertos, 99.

576 personas contagiadas y pérdidas por alrededor de 7.

200 millones de dólares.

Los daños económicos ocasionados por Eta en Honduras, según una primera evaluación, podrían situarse en 5.

000 millones de dólares, dijo a Efe el economista hondureño Alejandro Sikaffi.

Las pérdidas económicas en Honduras a consecuencia de la covid-19 y la depresión tropical Eta podrían “rondar los 12.

500 millones de dólares”, es decir el 50 % de su producto interno bruto (PIB), señaló.

“Lo realmente preocupante es que no se visualiza una salida ni a la crisis sanitaria por la covid-19 y mucho menos a la crisis social y económica que va producir el impacto de Eta”, subrayó.

El economista cuestionó la respuesta del Estado a la emergencia por Eta y la señaló como “no adecuada”.

Plan de reconstrucciónEn Honduras es “urgente” comenzar a trabajar en un “Plan de Reconstrucción Nacional” debido a que el sistema productivo y económico del país está “destruido” por el fuerte parón de la actividad y el consumo por la pandemia y ahora por el paso de Eta, enfatizó.

En un principio, expertos vaticinaban que la economía hondureña comenzaría a recuperarse del impacto del coronavirus en 2023, pero ello podría demorarse más allá de 2025 por los daños de Eta, si las autoridades no aplican las medidas oportunas.

Las pérdidas económicas por el paso de Eta por Honduras “sobrepasan significativamente” los 4.

000 millones de dólares que el país perdió durante el devastador huracán Mitch, entre la última semana de octubre y la primera de noviembre de 1998, señaló el economista.

De no actuar pronto, Honduras quedaría “sumergida en la pobreza”, flagelo que, según estimaciones del Fosdeh, aumentaría al 75 % de los 9,5 millones de habitantes.

Kafatti insistió en la urgencia de impulsar un Plan de Reconstrucción Nacional, de lo contrario, Honduras “no superaría esta doble crisis económica, financiera y sanitaria”.

Ese Plan debe apoyar a las familias y empresas que sufrieron pérdidas por las inundaciones que causó Eta, que tomará fuerza en las próximas horas antes de llegar a Cuba este domingo con una potencia cercana a la de un huracán, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) de Estados Unidos.

Sector agrícola, uno de los más afectados Eta, que salió de Honduras el jueves en la noche, daño a su paso 219.

104 manzanas (152.

765 hectáreas) de cultivos y 500.

000 litros de leche, a lo que se suman múltiples deterioros en las vías de comunicación, según las autoridades hondureña.

La presidenta de la Federación Nacional de Agricultores y Ganaderos de Honduras (Fenagh), Anabel Gallardo, dijo que hasta ahora no han podido cuantificar las pérdidas agrícolas que día a día se incrementan por las inundaciones.

“Nos preocupa la situación”, subrayó Gallardo, quien indicó que el sector agrícola aporta a Honduras el 14 % del PIB, siendo la palma africana uno de los cultivos más afectados.

Gallardo indicó que el daño al sector agrícola es un “golpe incalculable”, por lo que abogó por el fortalecimiento del rubro para garantizar la alimentación de la población.

“Tenemos que levantarnos y seguir produciendo (alimentos) para el país”, acotó la representante de los agricultores y ganaderos del país.

,