Defensores de migrantes quieren que solicitantes de asilo esperen en EE.UU.

San Diego, Estados Unidos. Representantes de organizaciones que apoyan a los migrantes que buscan asilo en la frontera sur opinaron que la Administración del presidente Joe Biden debe poner en práctica una plan para que los solicitantes esperen los resultados a sus peticiones en Estados Unidos, no en México. “Lo que esperamos tanto las organizaciones que operamos en ambos lados de la frontera como los migrantes es que termine por completo el programa MPP (Protocolos de Protección al Migrante), que los migrantes esperen dentro de Estados Unidos y que las personas que fueron regresadas a México sin tener un proceso justo ahora lo tengan”, dijo a este jueves Paulina Olvera Cañez, de Espacio Migrante. El MPP era, hasta anoche que lo desmanteló la Administración Biden, un programa que implementó la el ahora expresidente Donald Trump para que hasta unos 62. 000 migrantes solicitantes de asilo esperaran en la frontera mexicana sus turnos para presentar casos y pasar a audiencias. LEA: EEUU superará los 500,000 muertos por covid en febrero, advierte BidenAlex Mensing, de Pueblo Sin Fronteras, dijo que “la cruel política de MPP realmente no se ha terminado hasta que todas las personas afectadas están seguras y libres dentro de Estados Unidos para seguir sus procesos legales con el apoyo de sus familias y comunidades que están listas para recibirles”. La subdirectora de la organización Al Otro Lado, Soraya Vázquez, reconoció que el fin de MPP “fue una buena noticia, un buen paso, pero ahora urge que la Administración Biden se organice, fortalezca las instituciones que bajo el Gobierno de Trump fueron adelgazadas a un mínimo, y otorgue a los migrantes el trato que merecen y necesitan”. Vázquez dijo que la Administración Biden tendría que implementar un plan integral para procesar peticiones de asilo en el marco de la pandemia de covid-19. El Gobierno de Trump suspendió desde marzo pasado las audiencias con el argumento de que fue una medida preventiva por la pandemia. Mensing opinó que “es claro que hay que tomar medidas de prevención contra la ciovid-19, pero recordemos que decenas de miles de personas cruzan la frontera todos los días, y los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) confirmó que no hay evidencia que los cierres de frontera protegen la salud pública”. Paulina Olvera dijo que paralelamente “a la eliminación por completo de MPP, la Administración Biden tiene que eliminar los acuerdos de ‘tercer país seguro’”, que niegan posibilidades de asilo a los migrantes que para llegar a la frontera estadounidense cruzaron otros países que pudieran proporcionarles seguridad. Por su parte, Judy Rabinovitz, abogada de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) que demandó contra MPP, dijo en comunicado que “este es un primer paso muy bienvenido, (pero) la Administración Biden debe continuar la cancelación de la política ilegal (de enviar migrantes a México) y remediar la situación intolerable de las personas que se encuentran actualmente en el programa”. La abogada dijo que “eso significa permitirles continuar con sus casos en Estados Unidos, en condiciones de seguridad y sin más trauma, detención, demora o coerción”.,

La Prensa

San Diego, Estados Unidos.

Representantes de organizaciones que apoyan a los migrantes que buscan asilo en la frontera sur opinaron que la Administración del presidente Joe Biden debe poner en práctica una plan para que los solicitantes esperen los resultados a sus peticiones en Estados Unidos, no en México.

“Lo que esperamos tanto las organizaciones que operamos en ambos lados de la frontera como los migrantes es que termine por completo el programa MPP (Protocolos de Protección al Migrante), que los migrantes esperen dentro de Estados Unidos y que las personas que fueron regresadas a México sin tener un proceso justo ahora lo tengan”, dijo a este jueves Paulina Olvera Cañez, de Espacio Migrante.

El MPP era, hasta anoche que lo desmanteló la Administración Biden, un programa que implementó la el ahora expresidente Donald Trump para que hasta unos 62.

000 migrantes solicitantes de asilo esperaran en la frontera mexicana sus turnos para presentar casos y pasar a audiencias.

LEA: EEUU superará los 500,000 muertos por covid en febrero, advierte BidenAlex Mensing, de Pueblo Sin Fronteras, dijo que “la cruel política de MPP realmente no se ha terminado hasta que todas las personas afectadas están seguras y libres dentro de Estados Unidos para seguir sus procesos legales con el apoyo de sus familias y comunidades que están listas para recibirles”.

La subdirectora de la organización Al Otro Lado, Soraya Vázquez, reconoció que el fin de MPP “fue una buena noticia, un buen paso, pero ahora urge que la Administración Biden se organice, fortalezca las instituciones que bajo el Gobierno de Trump fueron adelgazadas a un mínimo, y otorgue a los migrantes el trato que merecen y necesitan”.

Vázquez dijo que la Administración Biden tendría que implementar un plan integral para procesar peticiones de asilo en el marco de la pandemia de covid-19.

El Gobierno de Trump suspendió desde marzo pasado las audiencias con el argumento de que fue una medida preventiva por la pandemia.

Mensing opinó que “es claro que hay que tomar medidas de prevención contra la ciovid-19, pero recordemos que decenas de miles de personas cruzan la frontera todos los días, y los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) confirmó que no hay evidencia que los cierres de frontera protegen la salud pública”.

Paulina Olvera dijo que paralelamente “a la eliminación por completo de MPP, la Administración Biden tiene que eliminar los acuerdos de ‘tercer país seguro’”, que niegan posibilidades de asilo a los migrantes que para llegar a la frontera estadounidense cruzaron otros países que pudieran proporcionarles seguridad.

Por su parte, Judy Rabinovitz, abogada de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) que demandó contra MPP, dijo en comunicado que “este es un primer paso muy bienvenido, (pero) la Administración Biden debe continuar la cancelación de la política ilegal (de enviar migrantes a México) y remediar la situación intolerable de las personas que se encuentran actualmente en el programa”.

La abogada dijo que “eso significa permitirles continuar con sus casos en Estados Unidos, en condiciones de seguridad y sin más trauma, detención, demora o coerción”.

,