Desconsolador mensaje de padres de hermanos fallecidos en EEUU en accidente de tránsito

Atima, Santa Bárbara. Tras el fallecimiento de dos hermanos hondureños en un accidente de tránsito en Dallas, Texas, ayer, la familia de Jimmy Josué y Heyner Fernando Rivera ha brindado declaraciones este viernes desde la localidad santabarbarense notoriamente congojados y desconsolados tras la sensible noticia. “Eran los que nos echaban la mano. Eran hijos de calidad. Nos apoyaban siempre”, empieza contando, angustiado, José Reynaldo Rivera, padre de los fallecidos en el país norteamericano. “Perder a los hijos es triste. Son el tesoro más grande. Y allí quedó todo”, continúa Rivera, en la pequeña localidad del occidente de Honduras, donde vive junto a su esposa y madre de los hermanos hondureños. Puede ver: El drama de conseguir oxígeno para enfermos de covid-19 en LatinoaméricaJimmy y Fernando vivían hace diez y tres años respectivamente en EEUU, cuando salieron en búsqueda de una mejora en la calidad de vida suyas y de sus padres. Trabajaban en diversos rubros en el estado tejano y residían en Dallas, lugar del accidente. Ayer jueves, en horas de la tarde, trascendía que los hondureños habían muerto en el masivo accidente de tránsito en Forth Worth, Texas, que involucró a más de 100 vehículos producto de la resbaladiza autopista. ?Lea también: ?Caso Keyla Martínez: llegan otros siete policías por pruebas físicas y psicológicasSin embargo, la vice-consul de Honduras en Dallas, Jackeline Murillo, aclaró que estos fallecieron en otro accidente de tránsito. Autoridades hondureñas y familiares fueron informados por la policía local. En el incidente, también resultó gravemente herido un primo de los ahora occisos y permanece en estado delicado en un centro asistencial. HIJOS BONDADOSOS Y ABNEGADOS”Yo soy diabético -relata el padre- y mi hijo Heyner siempre estaba pendiente de mi estado de salud. Me preguntaba: ‘¿Ya tiene medicamentos’. De inmediato me decía: ‘Yo le envío dinero, papá’. “. Menciona también que sus hijos le enviaban dinero todas las semanas para el sustento de la pareja, ya de la tercera edad, y que habían comprado terrenos en el municipio, remodelado la vivienda y comprado ganado. Además, se encargaron de pagar las deudas que aquejaban a la familia en Honduras. “Yo lo que quiero es ayudarle a usted. , papá”, cuenta José Rivera que su hijo le decía recurrentemente, y que le prometió dinero para adecuar los terrenos para que él descansara y viviera de la producción del ganado. “Vamos a arreglar los potreros para que usted descanse. Usted no trabajará”. La madre de los hermanos fallecidos, notoriamente afectada, declaró: “Como madre, les digo que no dejen ir a sus hijos. Es triste, que mis hijos no regresarán”. Las lágrimas y el desconsuelo los mantiene en angustia. “Pedimos a las autoridades que nos ayuden a repatriar los cuerpos. Queremos verlos. Queremos tenerlos aquí”, clamó, por último, José Rivera.,

La Prensa

Atima, Santa Bárbara.

Tras el fallecimiento de dos hermanos hondureños en un accidente de tránsito en Dallas, Texas, ayer, la familia de Jimmy Josué y Heyner Fernando Rivera ha brindado declaraciones este viernes desde la localidad santabarbarense notoriamente congojados y desconsolados tras la sensible noticia.

“Eran los que nos echaban la mano.

Eran hijos de calidad.

Nos apoyaban siempre”, empieza contando, angustiado, José Reynaldo Rivera, padre de los fallecidos en el país norteamericano.

“Perder a los hijos es triste.

Son el tesoro más grande.

Y allí quedó todo”, continúa Rivera, en la pequeña localidad del occidente de Honduras, donde vive junto a su esposa y madre de los hermanos hondureños.

Puede ver: El drama de conseguir oxígeno para enfermos de covid-19 en LatinoaméricaJimmy y Fernando vivían hace diez y tres años respectivamente en EEUU, cuando salieron en búsqueda de una mejora en la calidad de vida suyas y de sus padres.

Trabajaban en diversos rubros en el estado tejano y residían en Dallas, lugar del accidente.

Ayer jueves, en horas de la tarde, trascendía que los hondureños habían muerto en el masivo accidente de tránsito en Forth Worth, Texas, que involucró a más de 100 vehículos producto de la resbaladiza autopista.

?Lea también: ?Caso Keyla Martínez: llegan otros siete policías por pruebas físicas y psicológicasSin embargo, la vice-consul de Honduras en Dallas, Jackeline Murillo, aclaró que estos fallecieron en otro accidente de tránsito.

Autoridades hondureñas y familiares fueron informados por la policía local.

En el incidente, también resultó gravemente herido un primo de los ahora occisos y permanece en estado delicado en un centro asistencial.

HIJOS BONDADOSOS Y ABNEGADOS”Yo soy diabético -relata el padre- y mi hijo Heyner siempre estaba pendiente de mi estado de salud.

Me preguntaba: ‘¿Ya tiene medicamentos’.

De inmediato me decía: ‘Yo le envío dinero, papá’.

“.

Menciona también que sus hijos le enviaban dinero todas las semanas para el sustento de la pareja, ya de la tercera edad, y que habían comprado terrenos en el municipio, remodelado la vivienda y comprado ganado.

Además, se encargaron de pagar las deudas que aquejaban a la familia en Honduras.

“Yo lo que quiero es ayudarle a usted.

, papá”, cuenta José Rivera que su hijo le decía recurrentemente, y que le prometió dinero para adecuar los terrenos para que él descansara y viviera de la producción del ganado.

“Vamos a arreglar los potreros para que usted descanse.

Usted no trabajará”.

La madre de los hermanos fallecidos, notoriamente afectada, declaró: “Como madre, les digo que no dejen ir a sus hijos.

Es triste, que mis hijos no regresarán”.

Las lágrimas y el desconsuelo los mantiene en angustia.

“Pedimos a las autoridades que nos ayuden a repatriar los cuerpos.

Queremos verlos.

Queremos tenerlos aquí”, clamó, por último, José Rivera.

,