Diputada propone que aguinaldo de altos funcionarios sea destinado a emergencias

Tegucigalpa, Honduras. La diputada del Partido Libertad y Refundación (Libre), Patricia Murillo, introdujo recientemente en el Congreso Nacional (CN) un decreto de ley para que el décimo tercer mes (aguinaldo) correspondiente a diciembre de este año, para los funcionarios del Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial, que devengan 70,000 lempiras o más, sea trasladado a organizaciones de la sociedad civil, iglesias y patronatos con personería jurídica, en el marco de las calamidades del COVID-19 y las tormentas Eta y Iota. Aguinaldo aseguradoEl ministro de la Secretaría de Finanzas, Marco Midence, afirmó el pasado martes que los fondos para el pago del décimo tercer mes de los empleados públicos están asegurados pese a las emergencias que atraviesa el país. Señalo que entre el 23 de noviembre y 15 de diciembre se cancelará los salarios y aguinaldos correspondientes a este año. Ambas tormentas dejaron a Honduras con un dolor reflejado en el rostro de cada damnificado y una descomunal destrucción a todo tipo de infraestructura y cultivos agrícolas, entre otros daños. Diputada Patricia Murillo”Todos sabemos como diputados que el pueblo atraviesa una situación de calamidad, éramos ya una población vulnerable ante el COVID-19 y ahora todo es peor por las tormentas Eta y Iota en el área cultural, social, económica, sanitaria y de relaciones humanas. Como funcionarios no podemos ser ajenos a la terrible crisis que vive el país y mal haríamos en tomar ese sobresueldo llamado aguinaldo en este mes de diciembre”, manifestó la parlamentaria. Lea: Testimonios de sampedranos: Perdieron todo, menos la feLa moción indica que el aguinaldo debe ser orientado a instituciones sin fines de lucro, pero con veeduría del Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (Fosdeh), Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) y a través del Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP), con el objetivo de que los fondos sean manejados de manera transparente y para los objetivos ya planteados. “Muchos hondureños han perdido su empleo y los que todavía no, tienen un salario escaso e indigno, por eso todavía apelo a la bondad humana de los compañeros diputados, ya que no ando en opción de campaña ni de reelección”, añadió. La diputada reconoció que es casi imposible que dicho decreto pase a lo interno del Pleno, pero adujo que “personalmente así lo haré con o sin ley (entregar aguinaldo)”. País hundido entre crisisLa reconstrucción de Honduras por los severos daños causados por las tormentas tropicales Eta e Iota, llevará varios años y dependerá en gran medida de la ayuda internacional que pueda recibir el país, donde la pobreza, que ya afectaba a más del 60%, podría superar el 70%, según analistas. Iota y Eta dejaron daños en 16 de los 18 departamentos de Honduras, pero lo más grave se registra en el norte y Caribe del país, donde está la mayor parte de su fuerza productiva en el campo agrícola, ganadero e industrial, entre otros que mueven su débil economía. Además: Derrumbes tienen bajo tierra y escombros comunidades de OmoaAnalistas prevén que los índices de pobreza superarán el 70% luego de la destrucción que dejaron Iota y Eta, dos calamidades que se sumaron a la causada por el coronavirus en un año trágico para el país, que tiene en el café y el banano sus principales productos de exportación, que en condiciones normales juntos le pueden generar unos 1. 500 millones de dólares. Las inundaciones provocaron muchísimas pérdidas en hogares hondureños. El principal soporte de la economía del país son las remesas familiares que envían los hondureños que viven en el exterior, principalmente en Estados Unidos, que en 2019 rozaron los 5,000 millones de dólares, más del 20% del Producto Interno Bruto (PIB). El Gobierno hondureño, luego del paso de Iota y Eta, retomó el tema de la construcción de represas en el país y otras acciones para ser plasmadas en un documento elaborado por un grupo consultivo y sea conocido por la comunidad internacional, para que brinde ayuda en la recuperación del país. Algunos expertos consideran que los gobiernos que pasaron después del huracán Mitch en 1974, hicieron muy poco en materia de obras de alivio contra las inundaciones. Aseguran que se volvió a construir en los mismos sitios de riesgo y alta vulnerabilidad, y el resultado ha sido que, lo que no se llevó el Mitch en 1998, lo hicieron Iota y Eta en menos de dos semanas.,

La Prensa

Tegucigalpa, Honduras.

La diputada del Partido Libertad y Refundación (Libre), Patricia Murillo, introdujo recientemente en el Congreso Nacional (CN) un decreto de ley para que el décimo tercer mes (aguinaldo) correspondiente a diciembre de este año, para los funcionarios del Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial, que devengan 70,000 lempiras o más, sea trasladado a organizaciones de la sociedad civil, iglesias y patronatos con personería jurídica, en el marco de las calamidades del COVID-19 y las tormentas Eta y Iota.

Aguinaldo aseguradoEl ministro de la Secretaría de Finanzas, Marco Midence, afirmó el pasado martes que los fondos para el pago del décimo tercer mes de los empleados públicos están asegurados pese a las emergencias que atraviesa el país.

Señalo que entre el 23 de noviembre y 15 de diciembre se cancelará los salarios y aguinaldos correspondientes a este año.

Ambas tormentas dejaron a Honduras con un dolor reflejado en el rostro de cada damnificado y una descomunal destrucción a todo tipo de infraestructura y cultivos agrícolas, entre otros daños.

Diputada Patricia Murillo”Todos sabemos como diputados que el pueblo atraviesa una situación de calamidad, éramos ya una población vulnerable ante el COVID-19 y ahora todo es peor por las tormentas Eta y Iota en el área cultural, social, económica, sanitaria y de relaciones humanas.

Como funcionarios no podemos ser ajenos a la terrible crisis que vive el país y mal haríamos en tomar ese sobresueldo llamado aguinaldo en este mes de diciembre”, manifestó la parlamentaria.

Lea: Testimonios de sampedranos: Perdieron todo, menos la feLa moción indica que el aguinaldo debe ser orientado a instituciones sin fines de lucro, pero con veeduría del Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (Fosdeh), Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) y a través del Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP), con el objetivo de que los fondos sean manejados de manera transparente y para los objetivos ya planteados.

“Muchos hondureños han perdido su empleo y los que todavía no, tienen un salario escaso e indigno, por eso todavía apelo a la bondad humana de los compañeros diputados, ya que no ando en opción de campaña ni de reelección”, añadió.

La diputada reconoció que es casi imposible que dicho decreto pase a lo interno del Pleno, pero adujo que “personalmente así lo haré con o sin ley (entregar aguinaldo)”.

País hundido entre crisisLa reconstrucción de Honduras por los severos daños causados por las tormentas tropicales Eta e Iota, llevará varios años y dependerá en gran medida de la ayuda internacional que pueda recibir el país, donde la pobreza, que ya afectaba a más del 60%, podría superar el 70%, según analistas.

Iota y Eta dejaron daños en 16 de los 18 departamentos de Honduras, pero lo más grave se registra en el norte y Caribe del país, donde está la mayor parte de su fuerza productiva en el campo agrícola, ganadero e industrial, entre otros que mueven su débil economía.

Además: Derrumbes tienen bajo tierra y escombros comunidades de OmoaAnalistas prevén que los índices de pobreza superarán el 70% luego de la destrucción que dejaron Iota y Eta, dos calamidades que se sumaron a la causada por el coronavirus en un año trágico para el país, que tiene en el café y el banano sus principales productos de exportación, que en condiciones normales juntos le pueden generar unos 1.

500 millones de dólares.

Las inundaciones provocaron muchísimas pérdidas en hogares hondureños.

El principal soporte de la economía del país son las remesas familiares que envían los hondureños que viven en el exterior, principalmente en Estados Unidos, que en 2019 rozaron los 5,000 millones de dólares, más del 20% del Producto Interno Bruto (PIB).

El Gobierno hondureño, luego del paso de Iota y Eta, retomó el tema de la construcción de represas en el país y otras acciones para ser plasmadas en un documento elaborado por un grupo consultivo y sea conocido por la comunidad internacional, para que brinde ayuda en la recuperación del país.

Algunos expertos consideran que los gobiernos que pasaron después del huracán Mitch en 1974, hicieron muy poco en materia de obras de alivio contra las inundaciones.

Aseguran que se volvió a construir en los mismos sitios de riesgo y alta vulnerabilidad, y el resultado ha sido que, lo que no se llevó el Mitch en 1998, lo hicieron Iota y Eta en menos de dos semanas.

,