Dos millones de hondureños tienen problemas de ingresos

TEGUCIGALPA. La mesa multisectorial analizaba anoche pasar a la fase 3 de la reapertura gradual de la economía hondureña y también autorizar la circulación ciudadana con base en tres dígitos; pero la decisión dependía de los informes sobre la evolución de la pandemia del covid-19 de los últimos días. No obstante, el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) hizo un nuevo llamado para que el Gobierno proceda a escalar a la siguiente fase de la reapertura en vista que las empresas, especialmente los pequeños negocios no soportan la situación económica derivada de las medidas de confinamiento. “Para mí, la economía ya no puede estar cerrada, sino abrirla del todo, porque ya no aguanta seguir en la misma condición, porque se sigue en caídas extraordinarias de hasta un 9% de caída del producto interno bruto”, dijo el presidente del Cohep, Juan Carlos Sikaffy. ¿En qué consiste la fase 3?La fase 3 consiste en incorporar el 60% de la fuerza laboral a los puestos de trabajo en el sector privado y paralelamente flexibilizar el confinamiento para que puedan circular ciudadanos con sus números de identidad terminados en los últimos tres digitos. Actualmente los municipios de la región 3, que incluye a Tegucigalpa, San Pedro Sula, El Progreso, Choloma y Villanueva, entre otros, se encuentran en la fase 2 y escalarían a la fase 3. César Chirinos, miembro de la mesa multisectorial en representación de la Asociación Nacional de Empleados Públicos de Honduras (Andeph), dijo ayer a LA PRENSA que antes de la Semana Morazánica se anunciará la decisión porque son conscientes que la industria turística y la micro y pequeña empresa ha sido la más golpeada por la pandemia. Chirinos informó que el jueves de esta semana se conoció el informe de la evolución sanitaria de la pandemia y también se analizó el impacto económico que siguen teniendo los sectores productivos, también se abordó el acuerdo alcanzado por el Gobierno con los bancos para ayudar a los microempresarios con sus créditos. Datos10% se contrajo la economía hondureña en el primer semestre de 2020 como resultado de la emergencia sanitaria por el covid-19. 250,000 hondureños perdieron su empleo al 30 de septiembre de este año, como resultado del cierre de empresas. Dijo que la continuidad a la siguiente fase de la reapertura se abordó en la reunión del viernes y se anunciará el fin de semana o antes de que comience el feriado Morazánico de la primera semana de noviembre. “Esa es una propuesta del Cohep y ellos han manifestado que si no se pasa a la siguiente fase, lo que viene es un aumento del desempleo”, dijo. No obstante, el representante de la Andeph dijo que el Gobierno no está convencido de que debe pasarse a la siguiente etapa, y apunta a seguir trabajando en la campaña de prevención y fortaleciendo la parte sanitaria“Es más que urgente para la economía familiar pasar a la siguiente fase de la apertura”: Juan Carlos sifaffy, presidente del Cohep. “Ellos (el Gobierno) no ven factible aprobar la apertura; sin embargo, los demás sectores lo están viendo como una alternativa ante el aumento del desempleo, que es una situación muy difícil”, aseveró. “Antes de que comience la Semana Morazánica habremos decidido pasar a la tercera fase y al tercer dígito”, afirmó,Familias sin ingresosSikaffy reiteró a LA PRENSA que la apertura de la siguiente fase es más que urgente en vista que en este momento más de dos millones de hondureños enfrentan graves problemas de ingresos. “Es más que urgente para la economía familiar no solo pasar a otra fase, sino también ampliar el número de dígitos en la calle, siempre guardando estrictamente las medidas de bioseguridad, ya que hay dos millones de personas económicamente activas con serios problemas de ingresos. Si no se abre la economía llegaremos a un punto de no retorno y caeremos a niveles de pobreza sin precedentes en el país”, afirmó Sikaffy.,

turismo. La industria del turismo espera recuperar una pequeña porción de lo perdido en la pandemia.

TEGUCIGALPA.

La mesa multisectorial analizaba anoche pasar a la fase 3 de la reapertura gradual de la economía hondureña y también autorizar la circulación ciudadana con base en tres dígitos; pero la decisión dependía de los informes sobre la evolución de la pandemia del covid-19 de los últimos días.

No obstante, el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) hizo un nuevo llamado para que el Gobierno proceda a escalar a la siguiente fase de la reapertura en vista que las empresas, especialmente los pequeños negocios no soportan la situación económica derivada de las medidas de confinamiento.

“Para mí, la economía ya no puede estar cerrada, sino abrirla del todo, porque ya no aguanta seguir en la misma condición, porque se sigue en caídas extraordinarias de hasta un 9% de caída del producto interno bruto”, dijo el presidente del Cohep, Juan Carlos Sikaffy.

¿En qué consiste la fase 3?La fase 3 consiste en incorporar el 60% de la fuerza laboral a los puestos de trabajo en el sector privado y paralelamente flexibilizar el confinamiento para que puedan circular ciudadanos con sus números de identidad terminados en los últimos tres digitos.

Actualmente los municipios de la región 3, que incluye a Tegucigalpa, San Pedro Sula, El Progreso, Choloma y Villanueva, entre otros, se encuentran en la fase 2 y escalarían a la fase 3.

César Chirinos, miembro de la mesa multisectorial en representación de la Asociación Nacional de Empleados Públicos de Honduras (Andeph), dijo ayer a LA PRENSA que antes de la Semana Morazánica se anunciará la decisión porque son conscientes que la industria turística y la micro y pequeña empresa ha sido la más golpeada por la pandemia.

Chirinos informó que el jueves de esta semana se conoció el informe de la evolución sanitaria de la pandemia y también se analizó el impacto económico que siguen teniendo los sectores productivos, también se abordó el acuerdo alcanzado por el Gobierno con los bancos para ayudar a los microempresarios con sus créditos.

Datos10% se contrajo la economía hondureña en el primer semestre de 2020 como resultado de la emergencia sanitaria por el covid-19.

250,000 hondureños perdieron su empleo al 30 de septiembre de este año, como resultado del cierre de empresas.

Dijo que la continuidad a la siguiente fase de la reapertura se abordó en la reunión del viernes y se anunciará el fin de semana o antes de que comience el feriado Morazánico de la primera semana de noviembre.

“Esa es una propuesta del Cohep y ellos han manifestado que si no se pasa a la siguiente fase, lo que viene es un aumento del desempleo”, dijo.

No obstante, el representante de la Andeph dijo que el Gobierno no está convencido de que debe pasarse a la siguiente etapa, y apunta a seguir trabajando en la campaña de prevención y fortaleciendo la parte sanitaria“Es más que urgente para la economía familiar pasar a la siguiente fase de la apertura”: Juan Carlos sifaffy, presidente del Cohep.

“Ellos (el Gobierno) no ven factible aprobar la apertura; sin embargo, los demás sectores lo están viendo como una alternativa ante el aumento del desempleo, que es una situación muy difícil”, aseveró.

“Antes de que comience la Semana Morazánica habremos decidido pasar a la tercera fase y al tercer dígito”, afirmó,Familias sin ingresosSikaffy reiteró a LA PRENSA que la apertura de la siguiente fase es más que urgente en vista que en este momento más de dos millones de hondureños enfrentan graves problemas de ingresos.

“Es más que urgente para la economía familiar no solo pasar a otra fase, sino también ampliar el número de dígitos en la calle, siempre guardando estrictamente las medidas de bioseguridad, ya que hay dos millones de personas económicamente activas con serios problemas de ingresos.

Si no se abre la economía llegaremos a un punto de no retorno y caeremos a niveles de pobreza sin precedentes en el país”, afirmó Sikaffy.

,