Ejército de Honduras ayuda en limpieza de campos bananeros en El Progreso

El Progreso, Yoro. Tras el desastre natural causado por las tormentas tropicales Eta e Iota en el territorio nacional, especialmente en el norte del país, las Fuerzas Armadas de Honduras se encuentran avanzado en la limpieza de las zonas bajas de El Progreso, Yoro. La Operación ‘No Están Solos’, en su segunda fase, impulsada por el gobierno nacional, vive su segunda fase, en busca de la recuperación de las zonas afectadas, por lo que elementos del Ejército de Honduras han servido a la región de los campos bananeros, sumamente afectada por las inundaciones en noviembre. Vea: ¡Conmoción en la música cristiana! Artistas lamentan la muerte del cantautor Jaime MurrelTanto Gobierno Central, Fuerzas Armadas y Municipalidad de El Progreso han unido fuerzas para el arduo proceso de limpieza. Así también en mnicipios aledaños como La Lima, San Manuel, Tela y Potrerillos, pertenecientes al Valle de Sula. David Romero Castro, teniente coronel de Infantería y encargado del distrito número 5, correspondiente a El Progreso, Yoro, declaró: ‘Fuerzas Armadas ha integrado tareas de carácter interinstitucional para darle una dinámica a la operación conforme a los requerimientos que se solicitan y darle una respuesta inmediata a todas aquellas personas que necesitan del apoyo en estos momentos’. Según autoridades, el 98% de las viviendas han sido limpiadas por la maquinaría y mano de obra en conjunto. Restaría limpiar las calles, afectadas por el lodillo y escrombros que el fenómeno natural dejó. Lea: Masivo corte de energía para el sábado en casi todo Comayagua e IntibucáEntre volquetas, camiones cargueros y tractores, la limpieza en la región muestra un avance notorio, aunque cientos de familias perdieron bienes y familiares, tras el profuso golpe de las tormentas. En el sector sur de El Progreso habitan más de 2,000 familias, la mayoría dedicada a la industria bananera. En tanto, Romero Castro aseguró que casi 1,500 familias han retornado a sus labores. “Nos han hecho una buena labor; sin estalimpieza no hubieran entrado los carros y no se hubiera podido salir ni a pie”, aseguró José Rivera, poblador de Finca 8, una de las comunidades enclavadas en los campos.,

La Prensa

El Progreso, Yoro.

Tras el desastre natural causado por las tormentas tropicales Eta e Iota en el territorio nacional, especialmente en el norte del país, las Fuerzas Armadas de Honduras se encuentran avanzado en la limpieza de las zonas bajas de El Progreso, Yoro.

La Operación ‘No Están Solos’, en su segunda fase, impulsada por el gobierno nacional, vive su segunda fase, en busca de la recuperación de las zonas afectadas, por lo que elementos del Ejército de Honduras han servido a la región de los campos bananeros, sumamente afectada por las inundaciones en noviembre.

Vea: ¡Conmoción en la música cristiana! Artistas lamentan la muerte del cantautor Jaime MurrelTanto Gobierno Central, Fuerzas Armadas y Municipalidad de El Progreso han unido fuerzas para el arduo proceso de limpieza.

Así también en mnicipios aledaños como La Lima, San Manuel, Tela y Potrerillos, pertenecientes al Valle de Sula.

David Romero Castro, teniente coronel de Infantería y encargado del distrito número 5, correspondiente a El Progreso, Yoro, declaró: ‘Fuerzas Armadas ha integrado tareas de carácter interinstitucional para darle una dinámica a la operación conforme a los requerimientos que se solicitan y darle una respuesta inmediata a todas aquellas personas que necesitan del apoyo en estos momentos’.

Según autoridades, el 98% de las viviendas han sido limpiadas por la maquinaría y mano de obra en conjunto.

Restaría limpiar las calles, afectadas por el lodillo y escrombros que el fenómeno natural dejó.

Lea: Masivo corte de energía para el sábado en casi todo Comayagua e IntibucáEntre volquetas, camiones cargueros y tractores, la limpieza en la región muestra un avance notorio, aunque cientos de familias perdieron bienes y familiares, tras el profuso golpe de las tormentas.

En el sector sur de El Progreso habitan más de 2,000 familias, la mayoría dedicada a la industria bananera.

En tanto, Romero Castro aseguró que casi 1,500 familias han retornado a sus labores.

“Nos han hecho una buena labor; sin estalimpieza no hubieran entrado los carros y no se hubiera podido salir ni a pie”, aseguró José Rivera, poblador de Finca 8, una de las comunidades enclavadas en los campos.

,