El 15 de enero estaría listo puente bailey que conectará municipios de Lempira y Santa Bárbara

Arada, Santa Bárbara. La instalación del puente bailey que comunicará varios municipios de Santa Bárbara y Lempira lleva un 95% de avance y estará concluido el próximo 15 de enero, informó el presidente Juan Orlando Hernández durante una visita de supervisión de la obra. El puente bailey comunicará los municipios de La Arada y El Níspero, en Santa Bárbara, así como La Iguala y San Rafael, en Lempira. La obra conducirá también a Atima y Nuevo Celilac, en Santa Bárbara. El anterior puente cedió ante las inundaciones provocadas por el río Palaja durante el paso de las tormentas tropicales Eta y Iota. Desde entonces los referidos municipios quedaron aislados y sin comunicación, lo que dificulta el tránsito de personas y la salida y entrada de productos. Lea: Cero casos por covid-19 reportan centros para menores en conflictoLos pobladores deben llegar hasta un lado del puente, transitar por un improvisado paso de hamaca y abordar otro medio de transporte. La obra está a un 95%El mandatario constató durante su visita de supervisión que la obra está avanzada en un 95%, y se estima que por este puente pasarán al menos 150,000 quintales de café por ciclo de producción en los municipios ya mencionados. La obra beneficiará a más de 38,420 habitantes de esta zona y su inversión es de 4. 5 millones de lempiras. Avances“Hemos constatado cómo van los avances y nos han dicho que el próximo viernes (el 15 de enero) estará disponible y estaremos habilitando otro bailey aquí para tener la conexión completa entre Santa Bárbara y Lempira, que son zonas muy productivas”, destacó Hernández. Anunció que a mediados de enero “estaremos licitando las ofertas de una buena cantidad de puentes bailey (20) que tendremos que utilizar en muchos lugares del país mientras vamos con la construcción de los puentes permanentes, porque esto significa fortalecer la parte productiva, pero también la generación de empleo en cuanto a la construcción de estas obras”. Pobladores agradecen la instalación del puente debido a las enormes dificultades que han tenido para el tránsito después de las tormentas. Explicó que la construcción de puentes tiene que obedecer a nuevos estándares y por eso “no podemos construir con los parámetros de antes. Este es el primer puente a nivel nacional que se estará habilitando después de las crisis de las tormentas Eta y Iota”, aseveró Hernández. Además: Hospital móvil de Tegucigalpa aún no abre porque no tiene presupuesto asignado“Este es el primer puente bailey que serviría para tomar mucha más experiencia en la construcción masiva de puentes que serán permanentes, mientras tanto, usaríamos puentes que son de alguna manera temporales, pero que el país podría tener una reserva para cualquier emergencia”, indicó. Los pobladores de esta región ven con optimismo y esperanza que la construcción del puente generará desarrollo, en especial al sistema agroalimentario. Selfi Castellanos, vecina de La Arada, expresó que “esta obra es un gran impacto porque mucha gente necesita sacar sus productos y ahora sentimos un gran alivio con estas obras”. El alcalde liberal de El Níspero, Pablo Antonio Leiva, comentó que “estamos satisfechos y a la vez iniciamos este 2021 con esta solución práctica y funcional para nuestro municipio, este es el eje carretero que utilizamos para nuestras funciones, considero que es oportuna y acertada esta decisión de este puente bailey”, indicó. El puente tiene una longitud de 46 metros, con capacidad de carga de 25 toneladas, informó el ingeniero miembro del consorcio Dynamica, Octavio Pineda, quien dirige el proyecto, y reiteró que la fecha de entrega es el 15 de enero. Esta acción es ejecutada debido a las tormentas Eta y Iota, las cuales provocaron daños a nivel nacional afectando diferentes comunidades en su infraestructura vial y sector productivo, por lo que se realiza una reconstrucción a nivel de país, con obras de rehabilitación-reconstrucción infraestructura social y comunitaria. El objetivo de estos trabajos es habilitar los pasos de circulación entre las comunidades y que se puedan movilizar personas, vehículos, productos de primera necesidad y de los que se exportan.,

La Prensa

Arada, Santa Bárbara.

La instalación del puente bailey que comunicará varios municipios de Santa Bárbara y Lempira lleva un 95% de avance y estará concluido el próximo 15 de enero, informó el presidente Juan Orlando Hernández durante una visita de supervisión de la obra.

El puente bailey comunicará los municipios de La Arada y El Níspero, en Santa Bárbara, así como La Iguala y San Rafael, en Lempira.

La obra conducirá también a Atima y Nuevo Celilac, en Santa Bárbara.

El anterior puente cedió ante las inundaciones provocadas por el río Palaja durante el paso de las tormentas tropicales Eta y Iota.

Desde entonces los referidos municipios quedaron aislados y sin comunicación, lo que dificulta el tránsito de personas y la salida y entrada de productos.

Lea: Cero casos por covid-19 reportan centros para menores en conflictoLos pobladores deben llegar hasta un lado del puente, transitar por un improvisado paso de hamaca y abordar otro medio de transporte.

La obra está a un 95%El mandatario constató durante su visita de supervisión que la obra está avanzada en un 95%, y se estima que por este puente pasarán al menos 150,000 quintales de café por ciclo de producción en los municipios ya mencionados.

La obra beneficiará a más de 38,420 habitantes de esta zona y su inversión es de 4.

5 millones de lempiras.

Avances“Hemos constatado cómo van los avances y nos han dicho que el próximo viernes (el 15 de enero) estará disponible y estaremos habilitando otro bailey aquí para tener la conexión completa entre Santa Bárbara y Lempira, que son zonas muy productivas”, destacó Hernández.

Anunció que a mediados de enero “estaremos licitando las ofertas de una buena cantidad de puentes bailey (20) que tendremos que utilizar en muchos lugares del país mientras vamos con la construcción de los puentes permanentes, porque esto significa fortalecer la parte productiva, pero también la generación de empleo en cuanto a la construcción de estas obras”.

Pobladores agradecen la instalación del puente debido a las enormes dificultades que han tenido para el tránsito después de las tormentas.

Explicó que la construcción de puentes tiene que obedecer a nuevos estándares y por eso “no podemos construir con los parámetros de antes.

Este es el primer puente a nivel nacional que se estará habilitando después de las crisis de las tormentas Eta y Iota”, aseveró Hernández.

Además: Hospital móvil de Tegucigalpa aún no abre porque no tiene presupuesto asignado“Este es el primer puente bailey que serviría para tomar mucha más experiencia en la construcción masiva de puentes que serán permanentes, mientras tanto, usaríamos puentes que son de alguna manera temporales, pero que el país podría tener una reserva para cualquier emergencia”, indicó.

Los pobladores de esta región ven con optimismo y esperanza que la construcción del puente generará desarrollo, en especial al sistema agroalimentario.

Selfi Castellanos, vecina de La Arada, expresó que “esta obra es un gran impacto porque mucha gente necesita sacar sus productos y ahora sentimos un gran alivio con estas obras”.

El alcalde liberal de El Níspero, Pablo Antonio Leiva, comentó que “estamos satisfechos y a la vez iniciamos este 2021 con esta solución práctica y funcional para nuestro municipio, este es el eje carretero que utilizamos para nuestras funciones, considero que es oportuna y acertada esta decisión de este puente bailey”, indicó.

El puente tiene una longitud de 46 metros, con capacidad de carga de 25 toneladas, informó el ingeniero miembro del consorcio Dynamica, Octavio Pineda, quien dirige el proyecto, y reiteró que la fecha de entrega es el 15 de enero.

Esta acción es ejecutada debido a las tormentas Eta y Iota, las cuales provocaron daños a nivel nacional afectando diferentes comunidades en su infraestructura vial y sector productivo, por lo que se realiza una reconstrucción a nivel de país, con obras de rehabilitación-reconstrucción infraestructura social y comunitaria.

El objetivo de estos trabajos es habilitar los pasos de circulación entre las comunidades y que se puedan movilizar personas, vehículos, productos de primera necesidad y de los que se exportan.

,