“Este es mi último año de gobierno”, asegura Juan Orlando Hernández

Tegucigalpa. El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, dejó “claro” este lunes, que 2021 será su “último año de gobierno” y le recomendó a los políticos que afirman que quiere continuar en el poder, que sigan en sus proyectos proselitistas. “Quiero dejar claro, sobre todo a los que siempre están en contra de todo y a favor de nada: Este es mi último año de gobierno, quiero dejarlo claro, les pido que se ocupen en sus proyectos políticos y en sus propuestas, no le sigan inventando al país que yo tengo intenciones de quedarme”, enfatizó en su informe de su tercer año de mandato. El informe fue presentado por Hernández en la instalación del cuarto y último período de sesiones del Parlamento 2018-2022, en el que los titulares de los tres poderes del Estado dieron a conocer las ejecutorias de 2020. “Le entregaré el Gobierno a quién salga electo como presidenta o presidente en las próximas elecciones de noviembre de este año 2021, ha sido un honor servirle a mi patria”, recalcó Hernández, quien en los últimos dos meses ha reiterado que no buscará reelegirse. <amp-twitter width=”375″ height=”472″ layout=”responsive” data-tweetid=”1353779993244033025″></amp-twitter>La ceremonia, a la que Hernández llegó acompañado de su esposa, Ana García, se celebró en la sede del Parlamento, bajo rigurosas medidas de bioseguridad por la pandemia de la covid-19 que desde marzo afecta al país centroamericano. Entre los pocos asistentes figuraron Mauricio Oliva, presidente del Legislativo, y Rolando Argueta, titular de la Corte Suprema de Justicia, lo mismo que los jefes de bancada de los partidos que conforman el Parlamento, que integran 128 diputados. El 2020 fue su año más difícil, dice HernándezEl gobernante resaltó en su informe los logros que, según el, ha tenido el país en los siete años que lleva en el poder, los últimos tres como parte de una polémica reelección, lo que la Constitución no permite, bajo ninguna modalidad, en unos comicios de 2017 en los que la oposición asegura que hubo fraude. “El 2020 representó para nuestro país el año más difícil de toda nuestra historia, al enfrentarnos no a una, ni dos, sino que a tres emergencias nacionales seguidas el mismo año y de un poder devastador tremendo”, indicó. Añadió que la covid-19 sigue cobrando la vida de cientos de compatriotas (cerca de 3. 500 y unos 141. 000 contagios desde marzo de 2020) y afectando la salud de gran parte de la población, mientras que Eta e Iota dejaron miles de damnificados y destruyeron lo que lo que los hondureños habían “construido juntos en los últimos años”. Hernández explicó sobre los daños sanitarios y económicos que ha dejado la pandemia de covid-19, a los que se suman los de Eta e Iota, con mucha destrucción a la infraestructura productiva del país, con mayor intensidad en el norte y occidente. Las tormentas tropicales “profundizaron el grave deterioro de la economía que ya sufríamos por el covid-19. Este virus que sigue golpeando a la humanidad ha pasado una gran factura, tanto en vidas humanas, como en la destrucción de las economías mundiales”, señaló el mandatario, quien concluirá su mandato el 27 de enero de 2022. “Nuestro país no es la excepción y hoy enfrentamos la peor crisis económica de la historia después de traer un crecimiento anual constante, siempre por encima de la media de Latinoamérica y que para 2020 se pronosticaba de más del 3,7 % del Producto Interno Bruto” (PIB), recalcó. Según Hernández, el reto en 2021 es enfrentar la caída del 9,5 % de la economía hondureña en 2020, lo que se reflejó además en que miles de hondureños perdieron sus empleos, otros cerraron sus negocios, se quedaron sin sus viviendas, perdiendo “el patrimonio de toda una vida”. “Es una catástrofe de dimensiones apocalípticas que afecta directamente el bolsillo de la gran mayoría del pueblo, tenemos que entender de una buena vez por todas que el covid-19 llegó para quedarse”, expresó el presidente, además de reiterarle a los hondureños la importancia que tiene cumplir con todas las mediadas sanitarias para evitar morir por la enfermedad. Reducción de la violencia entre principales logrosAunque Honduras registra actualmente unas 15 muertes violencias diarias, según organismos de derechos humanos, Hernández resaltó que haber reducido la ola de criminalidad que vivía Honduras en la última década, ha sido uno de los logros en sus dos períodos. “Bajamos la tasa de homicidios de casi 90 a 37 por cada 100. 000 habitantes, antes morían más de 7. 000 personas al año por causa de la violencia, el doble de muertes que nos ha dejado el covid-19”, dijo el presidente. Además, afirmó que el tránsito de drogas por su país se ha reducido en 83 por ciento, “de acuerdo a los informes oficiales del Departamento de Estado de los Estados Unidos”. También indicó que en su mandato fueron desmanteladas las “universidades del crimen” en las que estaban convertidas las prisiones hondureñas y se construyeron cárceles de máxima seguridad “para dar castigos ejemplarizantes a los criminales”. En la lucha contra la criminalidad, Hernández destacó el apoyo de los tres poderes del Estado, otros sectores y la cooperación de países amigos, principalmente en lo que respecta al tráfico de drogas. Hernández recordó que sus dos períodos de gobierno se logró la extradición de más de 24 narcotraficantes y la entrega de otros tantos, además de la desarticulación de “todos los carteles del narcotráfico que operaban en el país”, destruyéndoles sus pistas de aterrizaje y laboratorio para procesar drogas. Dice ser calumniado por narcotraficantesEl presidente hondureño ha sido salpicado por múltiples denuncias de narcotraficantes que enfrentan juicios en Estados Unidos, que lo acusan de tener nexos con traficantes de drogas. Además, un hermano menor suyo, el exdiputando Juan Antonio “Tony” Hernández, está por ser condenado en Estados Unidos por tráfico de drogas. Hernández enfatizó en su discurso que, por haber dado duros golpes a los narcotraficantes, éstos ahora lo calumnian, y que “ese precio” lo está “pagando” su familia”. “Estoy recibiendo calumnias basadas en testimonios de narcotraficantes a los que hemos capturado y otros que se han entregado, porque sabían lo que les esperaba en mi Gobierno”, dijo el presidente, quien considera que las calumnias es una “venganza” de gente a la que se le “desarmó un negocio de 24. 000 millones de dólares”, según cálculos de Estados Unidos. Hernández anunció que 2021 será de mucha inversión en muchos campos para recuperar a Honduras de los golpes causados por la pandemia de covid-19 y las tormentas Eta e Iota.,

La Prensa

Tegucigalpa.

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, dejó “claro” este lunes, que 2021 será su “último año de gobierno” y le recomendó a los políticos que afirman que quiere continuar en el poder, que sigan en sus proyectos proselitistas.

“Quiero dejar claro, sobre todo a los que siempre están en contra de todo y a favor de nada: Este es mi último año de gobierno, quiero dejarlo claro, les pido que se ocupen en sus proyectos políticos y en sus propuestas, no le sigan inventando al país que yo tengo intenciones de quedarme”, enfatizó en su informe de su tercer año de mandato.

El informe fue presentado por Hernández en la instalación del cuarto y último período de sesiones del Parlamento 2018-2022, en el que los titulares de los tres poderes del Estado dieron a conocer las ejecutorias de 2020.

“Le entregaré el Gobierno a quién salga electo como presidenta o presidente en las próximas elecciones de noviembre de este año 2021, ha sido un honor servirle a mi patria”, recalcó Hernández, quien en los últimos dos meses ha reiterado que no buscará reelegirse.

<amp-twitter width=”375″ height=”472″ layout=”responsive” data-tweetid=”1353779993244033025″></amp-twitter>La ceremonia, a la que Hernández llegó acompañado de su esposa, Ana García, se celebró en la sede del Parlamento, bajo rigurosas medidas de bioseguridad por la pandemia de la covid-19 que desde marzo afecta al país centroamericano.

Entre los pocos asistentes figuraron Mauricio Oliva, presidente del Legislativo, y Rolando Argueta, titular de la Corte Suprema de Justicia, lo mismo que los jefes de bancada de los partidos que conforman el Parlamento, que integran 128 diputados.

El 2020 fue su año más difícil, dice HernándezEl gobernante resaltó en su informe los logros que, según el, ha tenido el país en los siete años que lleva en el poder, los últimos tres como parte de una polémica reelección, lo que la Constitución no permite, bajo ninguna modalidad, en unos comicios de 2017 en los que la oposición asegura que hubo fraude.

“El 2020 representó para nuestro país el año más difícil de toda nuestra historia, al enfrentarnos no a una, ni dos, sino que a tres emergencias nacionales seguidas el mismo año y de un poder devastador tremendo”, indicó.

Añadió que la covid-19 sigue cobrando la vida de cientos de compatriotas (cerca de 3.

500 y unos 141.

000 contagios desde marzo de 2020) y afectando la salud de gran parte de la población, mientras que Eta e Iota dejaron miles de damnificados y destruyeron lo que lo que los hondureños habían “construido juntos en los últimos años”.

Hernández explicó sobre los daños sanitarios y económicos que ha dejado la pandemia de covid-19, a los que se suman los de Eta e Iota, con mucha destrucción a la infraestructura productiva del país, con mayor intensidad en el norte y occidente.

Las tormentas tropicales “profundizaron el grave deterioro de la economía que ya sufríamos por el covid-19.

Este virus que sigue golpeando a la humanidad ha pasado una gran factura, tanto en vidas humanas, como en la destrucción de las economías mundiales”, señaló el mandatario, quien concluirá su mandato el 27 de enero de 2022.

“Nuestro país no es la excepción y hoy enfrentamos la peor crisis económica de la historia después de traer un crecimiento anual constante, siempre por encima de la media de Latinoamérica y que para 2020 se pronosticaba de más del 3,7 % del Producto Interno Bruto” (PIB), recalcó.

Según Hernández, el reto en 2021 es enfrentar la caída del 9,5 % de la economía hondureña en 2020, lo que se reflejó además en que miles de hondureños perdieron sus empleos, otros cerraron sus negocios, se quedaron sin sus viviendas, perdiendo “el patrimonio de toda una vida”.

“Es una catástrofe de dimensiones apocalípticas que afecta directamente el bolsillo de la gran mayoría del pueblo, tenemos que entender de una buena vez por todas que el covid-19 llegó para quedarse”, expresó el presidente, además de reiterarle a los hondureños la importancia que tiene cumplir con todas las mediadas sanitarias para evitar morir por la enfermedad.

Reducción de la violencia entre principales logrosAunque Honduras registra actualmente unas 15 muertes violencias diarias, según organismos de derechos humanos, Hernández resaltó que haber reducido la ola de criminalidad que vivía Honduras en la última década, ha sido uno de los logros en sus dos períodos.

“Bajamos la tasa de homicidios de casi 90 a 37 por cada 100.

000 habitantes, antes morían más de 7.

000 personas al año por causa de la violencia, el doble de muertes que nos ha dejado el covid-19″, dijo el presidente.

Además, afirmó que el tránsito de drogas por su país se ha reducido en 83 por ciento, “de acuerdo a los informes oficiales del Departamento de Estado de los Estados Unidos”.

También indicó que en su mandato fueron desmanteladas las “universidades del crimen” en las que estaban convertidas las prisiones hondureñas y se construyeron cárceles de máxima seguridad “para dar castigos ejemplarizantes a los criminales”.

En la lucha contra la criminalidad, Hernández destacó el apoyo de los tres poderes del Estado, otros sectores y la cooperación de países amigos, principalmente en lo que respecta al tráfico de drogas.

Hernández recordó que sus dos períodos de gobierno se logró la extradición de más de 24 narcotraficantes y la entrega de otros tantos, además de la desarticulación de “todos los carteles del narcotráfico que operaban en el país”, destruyéndoles sus pistas de aterrizaje y laboratorio para procesar drogas.

Dice ser calumniado por narcotraficantesEl presidente hondureño ha sido salpicado por múltiples denuncias de narcotraficantes que enfrentan juicios en Estados Unidos, que lo acusan de tener nexos con traficantes de drogas.

Además, un hermano menor suyo, el exdiputando Juan Antonio “Tony” Hernández, está por ser condenado en Estados Unidos por tráfico de drogas.

Hernández enfatizó en su discurso que, por haber dado duros golpes a los narcotraficantes, éstos ahora lo calumnian, y que “ese precio” lo está “pagando” su familia”.

“Estoy recibiendo calumnias basadas en testimonios de narcotraficantes a los que hemos capturado y otros que se han entregado, porque sabían lo que les esperaba en mi Gobierno”, dijo el presidente, quien considera que las calumnias es una “venganza” de gente a la que se le “desarmó un negocio de 24.

000 millones de dólares”, según cálculos de Estados Unidos.

Hernández anunció que 2021 será de mucha inversión en muchos campos para recuperar a Honduras de los golpes causados por la pandemia de covid-19 y las tormentas Eta e Iota.

,