Estiman en L125,000 millones las pérdidas dejadas por Eta

SAN PEDRO SULA. Analistas consideran que las lluvias de Eta superaron a las causadas por el devastador huracán Mitch de hace 22 años y que los daños económicos podrían situarse en cinco mil millones de dólares (L125,000 millones), es decir, el 50% del PIB nacional. La cifra anterior no incluye los mil millones de dólares (L25,000 millones) que el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) estima que se han perdido en los ocho meses de pandemia. 60%Contribución del valle de Sula a la economía nacional, al ser sede de cientos de industrias y actividades. La tormenta destruyó miles de hectáreas de cultivos de frijoles, arroz, maíz, hortalizas, bananos y frutas, e interrumpió los servicios de energía eléctrica, Internet y telefonía móvil en el norte del país. También ha provocado la inundación de industrias de diferentes sectores productivos que operan en el norte del país. Técnicos de la Comisión para el Control de Inundaciones del Valle de Sula (CCIVS) esperan que hoy puedan tener un panorama más claro del daño provocado por la depresión tropical Eta a la estructura de protección de inundaciones construida a lo largo de esta región del país. 50%del pib hondureño está expuesto a causa de la tormenta Eta y por el descalabro provocado por la pandemia. Lo que sí está claro es que, basado en las evaluaciones preliminares, hay varias rupturas en todo el sistema; sin embargo, para la CCIVS dar un número ahora sería especular, informaron especialistas a Diario LA PRENSA. Entre las acciones inmediatas, la Comisión conformó un comité técnico de emergencia, el cual desde el fin de semana recién pasado está haciendo inspecciones en los diferentes municipios del valle de Sula. Hasta ayer, los especialistas no habían podido ingresar en algunos sectores porque siguen inundados. PropuestasRepresentantes de diferentes sectores consideran que la construcción de las represas debe ser prioridad para evitar más tragedias como la que está viviendo el país a causa de las inundaciones. Para el caso, las partes bajas de las desembocaduras del Ulúa y Chamelecón siguen anegadas, según informaron los técnicos. En La Lima, la embestida de la crecida del río Chamelecón superó el sistema hidráulico, provocando las inundaciones en el municipio. En tanto, la crecida de los ríos también superó la capacidad del canal Maya que funciona como un brazo de alivio del Chamelecón a su paso por La Lima. La CCIVS aún no ha estimado el daño de las lluvias a la infraestructura diseñada para la prevención de inundaciones. El economista Guillermo Peña Panting, director ejecutivo de Fundación Eleutera, es del criterio que “esperar que la solución de las inundaciones venga con acompañamiento de Gobierno de la república no solo es irreal, sino que innecesaria. Es mejor terminar de darle dientes a la Comisión del Valle de Sula”. Para él, una de las opciones funcionales es la creación de un modelo de Friendly Society, traducido como “societarismo”, el cual adoptó el movimiento obrero en Europa durante sus inicios cuando los trabajadores se organizaron mediante la creación de sociedades obreras por oficio y localidad para defender sus intereses. Monitoreo1- El pronosticador del Cenaos Óscar Lagos informó ayer que le dan seguimiento a un nuevo ciclón que se formó a unos 1,700 kilómetros de La Mosquitia hondureña. 2- Su trayectoria es incierta, dijo el experto. “En unos cuatro o cinco días se podrían tener datos más certeros del desarrollo del fenómeno que podría llegar a afectar el país”. 3- “La temporada ciclónica en el Atlántico finaliza el 30 de noviembre, por lo que la formación y desarrollo de más tormentas y huracanes es latente”, agregó. “Un friendly society sería el mecanismo de inversión tanto para el apoyo de protección a lo residentes del valle de Sula como para la construcción de las represas Jicatuyo, Los Llanitos, El Tablón y bordos en compañía del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE)”, refirió Peña Panting. Según él, “con eso, no necesitaríamos nada de apoyo financiero ni en ejecución de parte del Gobierno, ni del actual ni de los que vienen”. Momento propicio. A través de sus redes sociales, el alcalde de San Pedro Sula, Armando Calidonio, dijo que es el “momento propicio para hablar de la urgencia de la construcción de la represa El Tablón. Inversión de seguridad nacional”. El jefe edilicio recordó que el objetivo general del proyecto es la regulación de caudales en el río Chamelecón para el control de inundaciones, generación de energía hidroeléctrica, riego y abastecimiento de agua potable en la región del valle de Sula. La represa de usos múltiples El Tablón es un proyecto estratégico, en Santa Bárbara, entre Quimistán y Petoa. La obra busca impulsar el desarrollo económico, social, ambiental de los municipios de la región para disminuir drásticamente los riesgos de inundación provocados por el río Chamelecón. Más importante aún, para habilitar 35,000 hectáreas de tierra para aprovechamiento productivo a través del riesgo sostenible de la zona del valle de Sula. En paralelo y por medio de la instalación de dos turbinas se generarían alrededor de 20 megavatios de energía limpia, según la premisa del proyecto,“Esto debe ser realidad en corto plazo. Al igual que otras represas, como Llanitos, Jicatuyo y Tornillito, que ayudarán para que esto no se repita nunca más. Cuánto arriesgamos y perdemos como país por no hacer estas inversiones”, reflexionó el alcalde Calidonio. Analistas consultados por LA PRENSA recuerdan que desde 1974 hay estudios de factibilidad de la represa El Tablón, la cual tiene un costo de 167 millones de dólares (4,175 millones de lempiras). “De haberse construido esta represa, ninguno de los daños ocasionados por el Chamelecón hubiese sucedido”, reflexionó el experto en hidrología Arturo Tróchez Oviedo a través de un comentario en Twitter. Para el economista José Luis Moncada, “es evidente la falta de planificación, de prioridades y de que son otros los objetivos. En una crisis social y económica, el Estado de Honduras debe achicarse, bajar gastos, priorizar recursos para la recuperación del país”. Juan Carlos Ávila, diputado del Partido Liberal, instó a que se inicien cuanto antes las construcciones de las represas Jicatuyo, Los Llanitos y El Tablón. “La edificación de las tres represas es la única solución que tiene el valle de Sula para no seguir siendo vulnerable a fenómenos naturales como Eta”, aseguró el parlamentario. Ávila agregó que si se continúa en el valle de Sula sin estas obras prioritarias, el futuro de esta productiva región no será prometedor. Analizó que la construcción de las represas puede ser aprobada mediante una concesión o una alianza público-privada (APP), por lo que invitó a la empresa privada, alcaldes del valle de Sula y diputados a que presionen para la edificación de El Tablón, Jicatuyo y Los Llanitos.,

VULNERABLES. La zona metropolitana del valle de Sula resultó ser la región más afectada por la tormenta Eta. Fotos: melvin cubas

SAN PEDRO SULA.

Analistas consideran que las lluvias de Eta superaron a las causadas por el devastador huracán Mitch de hace 22 años y que los daños económicos podrían situarse en cinco mil millones de dólares (L125,000 millones), es decir, el 50% del PIB nacional.

La cifra anterior no incluye los mil millones de dólares (L25,000 millones) que el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) estima que se han perdido en los ocho meses de pandemia.

60%Contribución del valle de Sula a la economía nacional, al ser sede de cientos de industrias y actividades.

La tormenta destruyó miles de hectáreas de cultivos de frijoles, arroz, maíz, hortalizas, bananos y frutas, e interrumpió los servicios de energía eléctrica, Internet y telefonía móvil en el norte del país.

También ha provocado la inundación de industrias de diferentes sectores productivos que operan en el norte del país.

Técnicos de la Comisión para el Control de Inundaciones del Valle de Sula (CCIVS) esperan que hoy puedan tener un panorama más claro del daño provocado por la depresión tropical Eta a la estructura de protección de inundaciones construida a lo largo de esta región del país.

50%del pib hondureño está expuesto a causa de la tormenta Eta y por el descalabro provocado por la pandemia.

Lo que sí está claro es que, basado en las evaluaciones preliminares, hay varias rupturas en todo el sistema; sin embargo, para la CCIVS dar un número ahora sería especular, informaron especialistas a Diario LA PRENSA.

Entre las acciones inmediatas, la Comisión conformó un comité técnico de emergencia, el cual desde el fin de semana recién pasado está haciendo inspecciones en los diferentes municipios del valle de Sula.

Hasta ayer, los especialistas no habían podido ingresar en algunos sectores porque siguen inundados.

PropuestasRepresentantes de diferentes sectores consideran que la construcción de las represas debe ser prioridad para evitar más tragedias como la que está viviendo el país a causa de las inundaciones.

Para el caso, las partes bajas de las desembocaduras del Ulúa y Chamelecón siguen anegadas, según informaron los técnicos.

En La Lima, la embestida de la crecida del río Chamelecón superó el sistema hidráulico, provocando las inundaciones en el municipio.

En tanto, la crecida de los ríos también superó la capacidad del canal Maya que funciona como un brazo de alivio del Chamelecón a su paso por La Lima.

La CCIVS aún no ha estimado el daño de las lluvias a la infraestructura diseñada para la prevención de inundaciones.

El economista Guillermo Peña Panting, director ejecutivo de Fundación Eleutera, es del criterio que “esperar que la solución de las inundaciones venga con acompañamiento de Gobierno de la república no solo es irreal, sino que innecesaria.

Es mejor terminar de darle dientes a la Comisión del Valle de Sula”.

Para él, una de las opciones funcionales es la creación de un modelo de Friendly Society, traducido como “societarismo”, el cual adoptó el movimiento obrero en Europa durante sus inicios cuando los trabajadores se organizaron mediante la creación de sociedades obreras por oficio y localidad para defender sus intereses.

Monitoreo1- El pronosticador del Cenaos Óscar Lagos informó ayer que le dan seguimiento a un nuevo ciclón que se formó a unos 1,700 kilómetros de La Mosquitia hondureña.

2- Su trayectoria es incierta, dijo el experto.

“En unos cuatro o cinco días se podrían tener datos más certeros del desarrollo del fenómeno que podría llegar a afectar el país”.

3- “La temporada ciclónica en el Atlántico finaliza el 30 de noviembre, por lo que la formación y desarrollo de más tormentas y huracanes es latente”, agregó.

“Un friendly society sería el mecanismo de inversión tanto para el apoyo de protección a lo residentes del valle de Sula como para la construcción de las represas Jicatuyo, Los Llanitos, El Tablón y bordos en compañía del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE)”, refirió Peña Panting.

Según él, “con eso, no necesitaríamos nada de apoyo financiero ni en ejecución de parte del Gobierno, ni del actual ni de los que vienen”.

Momento propicio.

A través de sus redes sociales, el alcalde de San Pedro Sula, Armando Calidonio, dijo que es el “momento propicio para hablar de la urgencia de la construcción de la represa El Tablón.

Inversión de seguridad nacional”.

El jefe edilicio recordó que el objetivo general del proyecto es la regulación de caudales en el río Chamelecón para el control de inundaciones, generación de energía hidroeléctrica, riego y abastecimiento de agua potable en la región del valle de Sula.

La represa de usos múltiples El Tablón es un proyecto estratégico, en Santa Bárbara, entre Quimistán y Petoa.

La obra busca impulsar el desarrollo económico, social, ambiental de los municipios de la región para disminuir drásticamente los riesgos de inundación provocados por el río Chamelecón.

Más importante aún, para habilitar 35,000 hectáreas de tierra para aprovechamiento productivo a través del riesgo sostenible de la zona del valle de Sula.

En paralelo y por medio de la instalación de dos turbinas se generarían alrededor de 20 megavatios de energía limpia, según la premisa del proyecto,“Esto debe ser realidad en corto plazo.

Al igual que otras represas, como Llanitos, Jicatuyo y Tornillito, que ayudarán para que esto no se repita nunca más.

Cuánto arriesgamos y perdemos como país por no hacer estas inversiones”, reflexionó el alcalde Calidonio.

Analistas consultados por LA PRENSA recuerdan que desde 1974 hay estudios de factibilidad de la represa El Tablón, la cual tiene un costo de 167 millones de dólares (4,175 millones de lempiras).

“De haberse construido esta represa, ninguno de los daños ocasionados por el Chamelecón hubiese sucedido”, reflexionó el experto en hidrología Arturo Tróchez Oviedo a través de un comentario en Twitter.

Para el economista José Luis Moncada, “es evidente la falta de planificación, de prioridades y de que son otros los objetivos.

En una crisis social y económica, el Estado de Honduras debe achicarse, bajar gastos, priorizar recursos para la recuperación del país”.

Juan Carlos Ávila, diputado del Partido Liberal, instó a que se inicien cuanto antes las construcciones de las represas Jicatuyo, Los Llanitos y El Tablón.

“La edificación de las tres represas es la única solución que tiene el valle de Sula para no seguir siendo vulnerable a fenómenos naturales como Eta”, aseguró el parlamentario.

Ávila agregó que si se continúa en el valle de Sula sin estas obras prioritarias, el futuro de esta productiva región no será prometedor.

Analizó que la construcción de las represas puede ser aprobada mediante una concesión o una alianza público-privada (APP), por lo que invitó a la empresa privada, alcaldes del valle de Sula y diputados a que presionen para la edificación de El Tablón, Jicatuyo y Los Llanitos.

,