“Eta vino a sepultar las Mipyme”: Menotti Maradiaga, presidente de Fedecámaras

San Pedro Sula, Cortés. El presidente de la Federación de Cámaras de Comercio (Fedecámaras), Menotti Maradiaga, manifestó que la tormenta tropical Eta vino a sepultar a la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Mipyme) en el país. Empresario Menotti MaradiagaA criterio de empresario, este sector ya la venía pasando bastante mal por los efectos que causó el COVID-19 desde marzo hasta la fecha. Considera que el Gobierno de Honduras ha venido creando una serie de medidas de alivio al sector, pero aduce que la reactivación no será de la noche a la mañana. “Es catastrófico después de haber intentado superar una pandemia que todavía no concluye, estamos elevando el nivel de los contagios por los desastres naturales que han venido”, dijo. Puede leer: Iota ingresaría a Honduras convertida en huracán categoría 3 “La Mipyme es la que más ha sufrido un golpe económico fuerte, ha sido catastrófico, no podemos cuantificar la cantidad de mipymes que van a desaparecer y las que ya han desaparecido, tampoco podemos contabilizar la cantidad de empleos que se van a perder, tomando en cuenta que ya veníamos arrastrando más de 400,000 empleos que estaban suspendidos”, manifestó. “Este desastre natural vino a dar el toque de gracia que necesitaba la Mipyme para sepultarlas y desaparecerlas del país”, aseguró. Prioridad Maradiaga apuntó que se deben tomar medidas prontas par evitar más daños a este sector de la economía. La Mipyme genera el 70% de los empleos a nivel nacional y han sido las más afectadas por el COVID-19 y Eta. “Como se hizo a inicios de la pandemia, hay que sacrificarse en este momento porque hay que salvaguardar la vida de toda la población”, expresó. También: Hondureños huyen de Iota y se ponen a salvo “Nosotros nos sacrificamos al inicio de la pandemia, a tal grado que estuvimos casi seis meses encerrados y sin poder operar, con este desastre el sector micro y pequeño es el que va a convulsionar”, lamentó. Eta provocó desbordes de los ríos caudalosos Ulúa, Chamelecón, Humuya y otros en las cercanías de San Pedro Sula, a 180 km al norte de la capital. En el resto de Honduras se produjeron derrumbes que dejaron en conjunto más de 60 muertos y al menos 2. 7 millones de personas afectadas. Más de 40,000 personas aún permanecen en albergues en Honduras al haberse inundado sus viviendas, según las autoridades de Copeco.,

La Prensa

San Pedro Sula, Cortés.

El presidente de la Federación de Cámaras de Comercio (Fedecámaras), Menotti Maradiaga, manifestó que la tormenta tropical Eta vino a sepultar a la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Mipyme) en el país.

Empresario Menotti MaradiagaA criterio de empresario, este sector ya la venía pasando bastante mal por los efectos que causó el COVID-19 desde marzo hasta la fecha.

Considera que el Gobierno de Honduras ha venido creando una serie de medidas de alivio al sector, pero aduce que la reactivación no será de la noche a la mañana.

“Es catastrófico después de haber intentado superar una pandemia que todavía no concluye, estamos elevando el nivel de los contagios por los desastres naturales que han venido”, dijo.

Puede leer: Iota ingresaría a Honduras convertida en huracán categoría 3 “La Mipyme es la que más ha sufrido un golpe económico fuerte, ha sido catastrófico, no podemos cuantificar la cantidad de mipymes que van a desaparecer y las que ya han desaparecido, tampoco podemos contabilizar la cantidad de empleos que se van a perder, tomando en cuenta que ya veníamos arrastrando más de 400,000 empleos que estaban suspendidos”, manifestó.

“Este desastre natural vino a dar el toque de gracia que necesitaba la Mipyme para sepultarlas y desaparecerlas del país”, aseguró.

Prioridad Maradiaga apuntó que se deben tomar medidas prontas par evitar más daños a este sector de la economía.

La Mipyme genera el 70% de los empleos a nivel nacional y han sido las más afectadas por el COVID-19 y Eta.

“Como se hizo a inicios de la pandemia, hay que sacrificarse en este momento porque hay que salvaguardar la vida de toda la población”, expresó.

También: Hondureños huyen de Iota y se ponen a salvo “Nosotros nos sacrificamos al inicio de la pandemia, a tal grado que estuvimos casi seis meses encerrados y sin poder operar, con este desastre el sector micro y pequeño es el que va a convulsionar”, lamentó.

Eta provocó desbordes de los ríos caudalosos Ulúa, Chamelecón, Humuya y otros en las cercanías de San Pedro Sula, a 180 km al norte de la capital.

En el resto de Honduras se produjeron derrumbes que dejaron en conjunto más de 60 muertos y al menos 2.

7 millones de personas afectadas.

Más de 40,000 personas aún permanecen en albergues en Honduras al haberse inundado sus viviendas, según las autoridades de Copeco.

,