Facultan al Poder Ejecutivo a aumentar gasto corriente

TEGUCIGALPA. El Congreso Nacional aprobó ayer vía reforma la flexibilización de las reglas o disposiciones contenidas en la Ley de Responsabilidad Fiscal dirigidas a mantener a raya el Déficit del Sector Público no Financiero (SPNF) y el gasto corriente hasta el año 2022, bajo el argumento del impacto en la economía de la pandemia del covid-19 y la tormenta tropical Eta. La iniciativa de ley enviada por el Poder Ejecutivo por conducto del ministro de la Presidencia, Ebal Díaz, está orientada a dar espacio de maniobra al Gobierno para incrementar el gasto corriente y el déficit del sector público de manera excepcional por los próximos dos años, sin estar sujeto a los techos establecidos en la referida normativa. Con esto también pretende evitar caer en un incumplimiento con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en cuanto a las metas de contención del gasto en la administración pública. Las claves del decreto1- El gobierno argumentó que la pandemia ocasionada por el Covid 19 ha venido afectar de manera significativa la economía mundial y de forma particular la economía nacional, por lo que se hace necesario emitir medidas extraordinarias. 2- La reforma al inciso A del artículo 3 de la Ley de Responsabilidad Fiscal va dirigido a modificar el techo del Déficit Fiscal del Sector Publico, tanto a la administración central como las 298 municipalidades del país, según explicaron economistas. 3- El decreto aprobado ayer establece un techo anual para el déficit del balance global del Sector Público No Financiero (SPNF), que no podrá ser mayor a 4. 0% del PIB para el año 2020, del 3% del PIB para 2021 y del 1. 0% para 2022. En su parte resolutiva, el decreto aprobado determina suspender por un máximo de dos años las Reglas Plurianuales de Desempeño Fiscal para el Sector Público No Financiero (SPNF), establecidas en el inciso a) y b) numeral 1) artículo 3 del decreto No. 25-2016 que contiene de la Ley de Responsabilidad Fiscal. El inciso A de la Ley de Responsabilidad Fiscal establece que el techo anual para el déficit del sector público debe ser del 1% del producto interno bruto (PIB) aplicado de forma gradual de la siguiente forma: no podrá ser mayor del 1. 6% en 2016, del 1. 5 en 2017, del 1. 2% en 2018 y del 1% del 2019 en adelante. Además, dispone que el aumento del gasto corriente nominal de la administración central no puede ser mayor al promedio anual de los últimos 10 años del crecimiento del PIB, más la proyección promedio de la inflación para el próximo año. Sin embargo, con la propuesta del Poder Ejecutivo se modifican esos techos, permitiendo al Gobierno aumentarlos. Por ejemplo, ahora se dispone que durante el período de suspensión de las Reglas Plurianuales de Desempeño Fiscal se establece un techo anual para el déficit del balance global del Sector Público No Financiero (SPNF), que no podrá ser mayor 4. 0% del PIB para el año 2020, del 3% del PIB para 2021 y del 1. 0% para 2022. Asimismo, se establece que durante el período de suspensión de las Reglas Plurianuales de Desempeño Fiscal el incremento anual del gasto corriente nominal de la administración central podrá ser de hasta el 8. 5% para el año 2020, del 7% para 2021 y no podrá ser mayor al 7% para el año 2022. Alejandro Kafatti, economista del Foro Social para la Deuda Externa de Honduras (Fosdeh), comentó que preocupa que esta disposición faculta al Poder Ejecutivo para aumentar discrecionalmente el gasto corriente en los próximos meses. “Me preocupa que se suspenda el inciso B, dado que esto puede generar bastante discrecionalidad en el manejo del gasto corriente, que no es más que sueldos y salarios, alquiler de vehículos, edificios y todo aquello que no genera un valor agregado al país”, dijo. Kafatti expresó que en este momento el país no está para un incremento significativo del gasto corriente, sino para una reorientación al presupuesto. En conclusión, afirmó, esto es para que el Gobierno no tenga problemas con los organismos internacionales incumpliendo sus propias reglas fiscales impuestas desde 2014, cuando entró en vigencia la Ley de Responsabilidad Fiscal. Exoneran de impuestos las donacionesTEGUCIGALPA. El Congreso aprobó la Ley para la Facilitación de Asistencia Humanitaria Internacional en caso de Desastre y Recuperación Inicial, la cual facilitará el tránsito e ingreso de donaciones en momentos de crisis nacional. La normativa permitirá la prestación de asistencia humanitaria de forma efectiva, sin la aplicación de trámites burocráticos a que está sujeta la misma actualmente. Para atender la emergencia provocada por la Tormenta Tropical “ETA”, se autoriza a la Administración Aduanera de Honduras exonerar el pago de tasas, servicio de transmisión de datos y pago por almacenamiento a las importaciones de ddronaciones provenientes del extranjero y Zonas Libres. La exoneración de impuestos en las donaciones internacionales y Zonas Libres durará hasta el 28 de febrero del 2021.,

La Prensa

TEGUCIGALPA.

El Congreso Nacional aprobó ayer vía reforma la flexibilización de las reglas o disposiciones contenidas en la Ley de Responsabilidad Fiscal dirigidas a mantener a raya el Déficit del Sector Público no Financiero (SPNF) y el gasto corriente hasta el año 2022, bajo el argumento del impacto en la economía de la pandemia del covid-19 y la tormenta tropical Eta.

La iniciativa de ley enviada por el Poder Ejecutivo por conducto del ministro de la Presidencia, Ebal Díaz, está orientada a dar espacio de maniobra al Gobierno para incrementar el gasto corriente y el déficit del sector público de manera excepcional por los próximos dos años, sin estar sujeto a los techos establecidos en la referida normativa.

Con esto también pretende evitar caer en un incumplimiento con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en cuanto a las metas de contención del gasto en la administración pública.

Las claves del decreto1- El gobierno argumentó que la pandemia ocasionada por el Covid 19 ha venido afectar de manera significativa la economía mundial y de forma particular la economía nacional, por lo que se hace necesario emitir medidas extraordinarias.

2- La reforma al inciso A del artículo 3 de la Ley de Responsabilidad Fiscal va dirigido a modificar el techo del Déficit Fiscal del Sector Publico, tanto a la administración central como las 298 municipalidades del país, según explicaron economistas.

3- El decreto aprobado ayer establece un techo anual para el déficit del balance global del Sector Público No Financiero (SPNF), que no podrá ser mayor a 4.

0% del PIB para el año 2020, del 3% del PIB para 2021 y del 1.

0% para 2022.

En su parte resolutiva, el decreto aprobado determina suspender por un máximo de dos años las Reglas Plurianuales de Desempeño Fiscal para el Sector Público No Financiero (SPNF), establecidas en el inciso a) y b) numeral 1) artículo 3 del decreto No.

25-2016 que contiene de la Ley de Responsabilidad Fiscal.

El inciso A de la Ley de Responsabilidad Fiscal establece que el techo anual para el déficit del sector público debe ser del 1% del producto interno bruto (PIB) aplicado de forma gradual de la siguiente forma: no podrá ser mayor del 1.

6% en 2016, del 1.

5 en 2017, del 1.

2% en 2018 y del 1% del 2019 en adelante.

Además, dispone que el aumento del gasto corriente nominal de la administración central no puede ser mayor al promedio anual de los últimos 10 años del crecimiento del PIB, más la proyección promedio de la inflación para el próximo año.

Sin embargo, con la propuesta del Poder Ejecutivo se modifican esos techos, permitiendo al Gobierno aumentarlos.

Por ejemplo, ahora se dispone que durante el período de suspensión de las Reglas Plurianuales de Desempeño Fiscal se establece un techo anual para el déficit del balance global del Sector Público No Financiero (SPNF), que no podrá ser mayor 4.

0% del PIB para el año 2020, del 3% del PIB para 2021 y del 1.

0% para 2022.

Asimismo, se establece que durante el período de suspensión de las Reglas Plurianuales de Desempeño Fiscal el incremento anual del gasto corriente nominal de la administración central podrá ser de hasta el 8.

5% para el año 2020, del 7% para 2021 y no podrá ser mayor al 7% para el año 2022.

Alejandro Kafatti, economista del Foro Social para la Deuda Externa de Honduras (Fosdeh), comentó que preocupa que esta disposición faculta al Poder Ejecutivo para aumentar discrecionalmente el gasto corriente en los próximos meses.

“Me preocupa que se suspenda el inciso B, dado que esto puede generar bastante discrecionalidad en el manejo del gasto corriente, que no es más que sueldos y salarios, alquiler de vehículos, edificios y todo aquello que no genera un valor agregado al país”, dijo.

Kafatti expresó que en este momento el país no está para un incremento significativo del gasto corriente, sino para una reorientación al presupuesto.

En conclusión, afirmó, esto es para que el Gobierno no tenga problemas con los organismos internacionales incumpliendo sus propias reglas fiscales impuestas desde 2014, cuando entró en vigencia la Ley de Responsabilidad Fiscal.

Exoneran de impuestos las donacionesTEGUCIGALPA.

El Congreso aprobó la Ley para la Facilitación de Asistencia Humanitaria Internacional en caso de Desastre y Recuperación Inicial, la cual facilitará el tránsito e ingreso de donaciones en momentos de crisis nacional.

La normativa permitirá la prestación de asistencia humanitaria de forma efectiva, sin la aplicación de trámites burocráticos a que está sujeta la misma actualmente.

Para atender la emergencia provocada por la Tormenta Tropical “ETA”, se autoriza a la Administración Aduanera de Honduras exonerar el pago de tasas, servicio de transmisión de datos y pago por almacenamiento a las importaciones de ddronaciones provenientes del extranjero y Zonas Libres.

La exoneración de impuestos en las donaciones internacionales y Zonas Libres durará hasta el 28 de febrero del 2021.

,