Falta de agua y caos vial, desafíos en La Ceiba en 2021

La Ceiba, Honduras. La falta de agua potable y el desorden vial son los dos grandes problemas que requieren solución en La Ceiba este año. Desde hace unos dos meses, los 21,700 abonados del Servicio Autónomo Nacional de Acueductos y Alcantarillados (Sanaa) no han recibido el servicio de agua en sus hogares, debido a que se dañaron las dos únicas bombas que impulsaban el vital líquido. “Nos llegó el nuevo año y no pudieron reparar los motores. Se les fue el tiempo en burocracia, mientras nosotros sufrimos por el agua”, se quejó Joaquín Zelaya. Por su parte, Darío Gómez, presidente del sindicato del Sanaa, dijo que a La Ceiba la tienen abandonada las autoridades centrales del Sanaa”. Embobinar dichos motores, los cuales ya cumplieron su tiempo de duración, cuesta alrededor de cuatrocientos mil lempiras. Se conoció que las autoridades centrales del Sanaa realizan gestiones para adquirir en el extranjero dos bombas nuevas para la regional de La Ceiba. La última inversión en captación de agua que hizo el Sanaa fue en el año 1992, cuando se construyó una pequeña represa en el río Bonito. En cuanto a la red vial, el parque vehicular en la ciudad ha ido creciendo y las calles se ven atascadas con pesado tráfico, sobre todo en horas pico. A esto se suma que en el centro de la ciudad los motoristas se aparcan en cualquier lado, los estacionamientos están invadidos por vendedores y no hay autoridad que ponga orden. ProyectoDebido a la necesidad que se tiene de encontrarle una salidad a la problemática, el ingeniero Fabricio Flores, de la empresa Lempira Brand, presentó a las autoridades municipales, de la Dirección Nacional de Vialidad y Transporte y del Instituto Hondureño de Transporte Terrestre un proyecto de reordenamiento vial. “La propuesta consiste en no girar a la izquierda en muchas de las calles. Asimismo, la señalización, instalación de boyas y parales de alto tráfico que van hacer una orientación, entre otras medidas, para evitar el congestionamiento vial”, apuntó.,

abandono. En aldea Abisinia solicitan apoyo gubernamental.

La Ceiba, Honduras.

La falta de agua potable y el desorden vial son los dos grandes problemas que requieren solución en La Ceiba este año.

Desde hace unos dos meses, los 21,700 abonados del Servicio Autónomo Nacional de Acueductos y Alcantarillados (Sanaa) no han recibido el servicio de agua en sus hogares, debido a que se dañaron las dos únicas bombas que impulsaban el vital líquido.

“Nos llegó el nuevo año y no pudieron reparar los motores.

Se les fue el tiempo en burocracia, mientras nosotros sufrimos por el agua”, se quejó Joaquín Zelaya.

Por su parte, Darío Gómez, presidente del sindicato del Sanaa, dijo que a La Ceiba la tienen abandonada las autoridades centrales del Sanaa”.

Embobinar dichos motores, los cuales ya cumplieron su tiempo de duración, cuesta alrededor de cuatrocientos mil lempiras.

Se conoció que las autoridades centrales del Sanaa realizan gestiones para adquirir en el extranjero dos bombas nuevas para la regional de La Ceiba.

La última inversión en captación de agua que hizo el Sanaa fue en el año 1992, cuando se construyó una pequeña represa en el río Bonito.

En cuanto a la red vial, el parque vehicular en la ciudad ha ido creciendo y las calles se ven atascadas con pesado tráfico, sobre todo en horas pico.

A esto se suma que en el centro de la ciudad los motoristas se aparcan en cualquier lado, los estacionamientos están invadidos por vendedores y no hay autoridad que ponga orden.

ProyectoDebido a la necesidad que se tiene de encontrarle una salidad a la problemática, el ingeniero Fabricio Flores, de la empresa Lempira Brand, presentó a las autoridades municipales, de la Dirección Nacional de Vialidad y Transporte y del Instituto Hondureño de Transporte Terrestre un proyecto de reordenamiento vial.

“La propuesta consiste en no girar a la izquierda en muchas de las calles.

Asimismo, la señalización, instalación de boyas y parales de alto tráfico que van hacer una orientación, entre otras medidas, para evitar el congestionamiento vial”, apuntó.

,