Falta de conectividad pone en riesgo matrícula de 2021

TEGUCIGALPA. El ministro de Educación, Arnaldo Bueso, informó que para el próximo año escolar están planificando programas dinámicos para la atención de los estudiantes. Los programas implican un plan de intervención de los primeros 100 días, que incluye la flexibilización de los procesos de matrícula para facilitar la reinserción al sistema, la elaboración de un diagnóstico de las competencias adquiridas de los alumnos, priorización curricular con énfasis al logro de las competencias. Además de la dosificación de los contenidos, formación de docentes en la atención a los alumnos con estrategias adecuadas al contexto no presencial e implementar el plan de retorno seguro de manera progresiva. Aseguró que el año escolar 2020 sigue vigente, y durante diciembre y enero se desarrollarán programas de inclusión para reinsertar a más niños en el sistema educativo. Dio a conocer que se han identificado alrededor de 125,000 estudiantes de los centros públicos y privados que se ausentaron de las clases durante el año, esos alumnos deben recibir los campamentos lúdicos (actividades académicas con recreatividad y experiencias para la vida), con los que se espera fortalecer su desarrollo integral. Además hay 9,666 estudiantes en 14 departamentos que fueron afectados por las tormentas tropicales, a ellos se les dará atención psicoemocional en los 649 albergues donde están damnificados y serán promovidos con la calificación mínima que obtuvieron durante sus clases, informó. Diferencias. La cifra de alumnos que no se conectaron a sus clases no coincide con las que manejan colegios magisteriales o instituciones como el Observatorio Educativo de la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán, que señala que más del 40% (unos 800,000) de los estudiantes desertaron o se conectaron pocas veces a sus clases debido a la falta de dinero para la compra de Internet. La Secretaría de Educación en un monitoreo hecho en agosto señaló que 310,889 alumnos matriculados no estaban siendo atendido. Retos. Mario Alas, investigador del Observatorio Educativo, dijo que lo primero que se debe asegurar para el próximo año escolar es la conectividad de los alumnos, de lo contrario hay riesgo de que más niños queden fuera del sistema. “Si los padres van a tener que seguir comprando la recarga para recibir las clases, es muy probable que la matrícula tenga una caída fuerte, respecto a 2020. Con la pandemia y los huracanes estamos en riesgo que para inicios de 2021 la mitad de los niños se nos queden fuera del sistema”, dijo. Alas lamentó que el Gobierno no fue capaz de proveer Internet gratuita como lo hicieron varios países latinoamericanos, a pesar de que se aprobó el decreto 60-2020 que establece medidas para facilitar la educación no presencial a través de medios digitales. Edwin Hernández, presidente del Colegio de Pedagogos, dijo que un 48% de los estudiantes matriculados este año no terminaron las clases porque no tenían las herramientas tecnológicas para recibir el pan del saber. “Si no se dota de Internet gratuita a la población estudiantil, ese mismo 48% que salió este año no se matriculará el próximo año escolar”.,

Clases. Desde que se inicio la pandemia, las escuelas fueron cerradas y los alumnos siguieron clases a través de medios alternativos.

TEGUCIGALPA.

El ministro de Educación, Arnaldo Bueso, informó que para el próximo año escolar están planificando programas dinámicos para la atención de los estudiantes.

Los programas implican un plan de intervención de los primeros 100 días, que incluye la flexibilización de los procesos de matrícula para facilitar la reinserción al sistema, la elaboración de un diagnóstico de las competencias adquiridas de los alumnos, priorización curricular con énfasis al logro de las competencias.

Además de la dosificación de los contenidos, formación de docentes en la atención a los alumnos con estrategias adecuadas al contexto no presencial e implementar el plan de retorno seguro de manera progresiva.

Aseguró que el año escolar 2020 sigue vigente, y durante diciembre y enero se desarrollarán programas de inclusión para reinsertar a más niños en el sistema educativo.

Dio a conocer que se han identificado alrededor de 125,000 estudiantes de los centros públicos y privados que se ausentaron de las clases durante el año, esos alumnos deben recibir los campamentos lúdicos (actividades académicas con recreatividad y experiencias para la vida), con los que se espera fortalecer su desarrollo integral.

Además hay 9,666 estudiantes en 14 departamentos que fueron afectados por las tormentas tropicales, a ellos se les dará atención psicoemocional en los 649 albergues donde están damnificados y serán promovidos con la calificación mínima que obtuvieron durante sus clases, informó.

Diferencias.

La cifra de alumnos que no se conectaron a sus clases no coincide con las que manejan colegios magisteriales o instituciones como el Observatorio Educativo de la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán, que señala que más del 40% (unos 800,000) de los estudiantes desertaron o se conectaron pocas veces a sus clases debido a la falta de dinero para la compra de Internet.

La Secretaría de Educación en un monitoreo hecho en agosto señaló que 310,889 alumnos matriculados no estaban siendo atendido.

Retos.

Mario Alas, investigador del Observatorio Educativo, dijo que lo primero que se debe asegurar para el próximo año escolar es la conectividad de los alumnos, de lo contrario hay riesgo de que más niños queden fuera del sistema.

“Si los padres van a tener que seguir comprando la recarga para recibir las clases, es muy probable que la matrícula tenga una caída fuerte, respecto a 2020.

Con la pandemia y los huracanes estamos en riesgo que para inicios de 2021 la mitad de los niños se nos queden fuera del sistema”, dijo.

Alas lamentó que el Gobierno no fue capaz de proveer Internet gratuita como lo hicieron varios países latinoamericanos, a pesar de que se aprobó el decreto 60-2020 que establece medidas para facilitar la educación no presencial a través de medios digitales.

Edwin Hernández, presidente del Colegio de Pedagogos, dijo que un 48% de los estudiantes matriculados este año no terminaron las clases porque no tenían las herramientas tecnológicas para recibir el pan del saber.

“Si no se dota de Internet gratuita a la población estudiantil, ese mismo 48% que salió este año no se matriculará el próximo año escolar”.

,