Familiares de Keyla Martínez temen por sus vidas en Honduras

Tegucigalpa. Familiares de la universitaria hondureña Keyla Patricia Martínez (26), que el domingo pasado murió por “asfixia mecánica” en una estación de la Policía Nacional en La Esperanza, en el occidente de Honduras, temen por sus vidas, dijo este viernes la madre de la víctima, Norma Rodríguez. “Nosotros ahora mismo tenemos miedo por nuestras vidas, porque usted sabe, nos estamos enfrentando al poder, prácticamente, y nosotros somos unas personas de escasos recursos económicos”, indicó Rodríguez a la radio HRN de Tegucigalpa, al referirse a declaraciones del médico que acompañaba a su hija el día que fueron detenidos por la Policía en La Esperanza, el sábado en la noche. Rodríguez llegó el martes a La Esperanza desde España, donde vive desde hace unos cuatro años, para las honras fúnebres de su hija, quien, según un informe preliminar del Ministerio Público, murió por “asfixia mecánica”. “De acuerdo a medicina forense legal, es un homicidio”, subrayó el martes el portavoz del Ministerio Público, Yuri Mora, aunque las autoridades de seguridad han señalado que se trató de un suicido de la estudiante de enfermería en el interior de la celda en la que fue recluida. <amp-twitter width=”375″ height=”472″ layout=”responsive” data-tweetid=”1360254399503888385″></amp-twitter>La versión policial indica que Keyla Patricia, y su amigo, el médico Édgar Velásquez, fueron detenidos por escándalo público, en estado de ebriedad, en horas en que regía el toque de queda por la pandemia de covid-19 que desde marzo de 2020 afecta a Honduras. “Somos personas vulnerables, pero no tenemos miedo de morir por encontrar la verdad para que los culpables paguen por lo que le hicieron a mi hija”, enfatizó la madre de la universitaria. La muerte de Keyla Patricia ha causado mucha conmoción en el país, donde en lo que va de 2021 han sido asesinadas 21 mujeres, según el Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras. Discrepan con declaraciones del médico a los mediosÉdgar Velásquez, quien fue recluido en una celda contigua a la que fue encerrada Keyla Patricia, dijo el jueves a Telenoticias del Canal 5 en Tegucigalpa, que ella estuvo llorando y pedía que la sacaran, porque no había hecho nada. Entre otras cosas, señaló que hubo un momento en que su amiga dijo: “Yo me quiero morir, yo me voy a colgar con mi suéter”. “Y nosotros comenzamos a decirle, licenciada no diga eso”, agregó. <amp-twitter width=”375″ height=”472″ layout=”responsive” data-tweetid=”1359621332418392065″></amp-twitter>Velásquez, quien compartía celda con otros nueve detenidos, señaló que Keyla Patricia antes les había cantado parte de unas tres canciones, pero que después de haber dicho que se quería morir, no volvió a decir nada, se quedó en silencio. Más tarde, según el relato del galeno, cuatro policías, tomando cada una de sus extremidades, la sacaron, al parecer todavía con señales de vida para llevarla al hospital público de La Esperanza, al que llegó muerta, según el parte médico del nosocomio, lo que contradice la versión policial, de que cuando la dejaron no había fallecido. La madre de la universitaria recordó que, por “las declaraciones del Ministerio Público, según la autopsia, mi hija fue vilmente asesinada”. Nancy Martínez, una hermana de Keyla Patricia, dijo que hay “demasiadas inconsistencias” en lo que ha dicho el médico”. El galeno afirmó “que mi hermana dijo que se iba a suicidar, cosa que es totalmente falso, porque mi hermana jamás tuvo problemas de esa magnitud, nunca ha tenido problemas sicológicos, ha sido una persona muy sana”, añadió. <amp-twitter width=”375″ height=”472″ layout=”responsive” data-tweetid=”1359354430701916161″></amp-twitter>Nancy señaló que Keyla Patricia llegó al hospital “con moretes” y “fría”, y que lo que Velásquez dice “no coincide absolutamente nada” con lo sucedido, y que su hermana no pudo haberse dado los golpes que mostraba en su cuerpo. Dijo además que cuando Velásquez la llamó para avisarle sobre la muerte de Keyla Patricia, le indicó que “tenía mucho más “que decirle, pero que estaban “en el lugar equivocado”, que “no era el momento”, pero que “contaba con él (Velázquez)” para que le diera su testimonio. La defensa de la familia también dudaLa abogada de la familia de Keyla Patricia, Irma López, también duda de las declaraciones del médico. López expresó a Radio América, en Tegucigalpa, que las declaraciones que Velásquez ha hecho a otros medios de prensa y a la familia de Keyla Patricia, “son diferentes”. “Hay algunas situaciones muy relevantes que discrepan en este caso”, indicó López, quien además señaló que fue a la celda en la que estuvo detenida Keyla Patricia y pudo comprobar que el techo es una plancha de cemento, y no hay lugar ahí para que se haya ahorcado. <amp-twitter width=”375″ height=”472″ layout=”responsive” data-tweetid=”1359280659194384391″></amp-twitter>A instancias del Ministerio Público, están siendo investigados en Tegucigalpa 13 miembros de la Policía Nacional que estaban asignados a la estación de La Esperanza los días en que ocurrieron los hechos que terminaron con la vida de Keyla Patricia Martínez. A las protestas en el país por la muerte de Keyla Patricia y otras mujeres en lo que va de 2021, se han sumado las condenas y exigencia de justicia de España, Estados Unidos, las Naciones Unidas y la Unión Europea, entre otros sectores. “España condena toda violencia contra las mujeres y recuerda su recomendación del último EPU (Examen Periódico Universal) de adoptar medidas estratégicas, institucionales y financieras para reducir los feminicidios y para mejorar la situación de la mujeres y niñas en Honduras”, indicó la Embajada española en Tegucigalpa en la red social Twitter.,

La Prensa

Tegucigalpa.

Familiares de la universitaria hondureña Keyla Patricia Martínez (26), que el domingo pasado murió por “asfixia mecánica” en una estación de la Policía Nacional en La Esperanza, en el occidente de Honduras, temen por sus vidas, dijo este viernes la madre de la víctima, Norma Rodríguez.

“Nosotros ahora mismo tenemos miedo por nuestras vidas, porque usted sabe, nos estamos enfrentando al poder, prácticamente, y nosotros somos unas personas de escasos recursos económicos”, indicó Rodríguez a la radio HRN de Tegucigalpa, al referirse a declaraciones del médico que acompañaba a su hija el día que fueron detenidos por la Policía en La Esperanza, el sábado en la noche.

Rodríguez llegó el martes a La Esperanza desde España, donde vive desde hace unos cuatro años, para las honras fúnebres de su hija, quien, según un informe preliminar del Ministerio Público, murió por “asfixia mecánica”.

“De acuerdo a medicina forense legal, es un homicidio”, subrayó el martes el portavoz del Ministerio Público, Yuri Mora, aunque las autoridades de seguridad han señalado que se trató de un suicido de la estudiante de enfermería en el interior de la celda en la que fue recluida.

<amp-twitter width=”375″ height=”472″ layout=”responsive” data-tweetid=”1360254399503888385″></amp-twitter>La versión policial indica que Keyla Patricia, y su amigo, el médico Édgar Velásquez, fueron detenidos por escándalo público, en estado de ebriedad, en horas en que regía el toque de queda por la pandemia de covid-19 que desde marzo de 2020 afecta a Honduras.

“Somos personas vulnerables, pero no tenemos miedo de morir por encontrar la verdad para que los culpables paguen por lo que le hicieron a mi hija”, enfatizó la madre de la universitaria.

La muerte de Keyla Patricia ha causado mucha conmoción en el país, donde en lo que va de 2021 han sido asesinadas 21 mujeres, según el Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras.

Discrepan con declaraciones del médico a los mediosÉdgar Velásquez, quien fue recluido en una celda contigua a la que fue encerrada Keyla Patricia, dijo el jueves a Telenoticias del Canal 5 en Tegucigalpa, que ella estuvo llorando y pedía que la sacaran, porque no había hecho nada.

Entre otras cosas, señaló que hubo un momento en que su amiga dijo: “Yo me quiero morir, yo me voy a colgar con mi suéter”.

“Y nosotros comenzamos a decirle, licenciada no diga eso”, agregó.

<amp-twitter width=”375″ height=”472″ layout=”responsive” data-tweetid=”1359621332418392065″></amp-twitter>Velásquez, quien compartía celda con otros nueve detenidos, señaló que Keyla Patricia antes les había cantado parte de unas tres canciones, pero que después de haber dicho que se quería morir, no volvió a decir nada, se quedó en silencio.

Más tarde, según el relato del galeno, cuatro policías, tomando cada una de sus extremidades, la sacaron, al parecer todavía con señales de vida para llevarla al hospital público de La Esperanza, al que llegó muerta, según el parte médico del nosocomio, lo que contradice la versión policial, de que cuando la dejaron no había fallecido.

La madre de la universitaria recordó que, por “las declaraciones del Ministerio Público, según la autopsia, mi hija fue vilmente asesinada”.

Nancy Martínez, una hermana de Keyla Patricia, dijo que hay “demasiadas inconsistencias” en lo que ha dicho el médico”.

El galeno afirmó “que mi hermana dijo que se iba a suicidar, cosa que es totalmente falso, porque mi hermana jamás tuvo problemas de esa magnitud, nunca ha tenido problemas sicológicos, ha sido una persona muy sana”, añadió.

<amp-twitter width=”375″ height=”472″ layout=”responsive” data-tweetid=”1359354430701916161″></amp-twitter>Nancy señaló que Keyla Patricia llegó al hospital “con moretes” y “fría”, y que lo que Velásquez dice “no coincide absolutamente nada” con lo sucedido, y que su hermana no pudo haberse dado los golpes que mostraba en su cuerpo.

Dijo además que cuando Velásquez la llamó para avisarle sobre la muerte de Keyla Patricia, le indicó que “tenía mucho más “que decirle, pero que estaban “en el lugar equivocado”, que “no era el momento”, pero que “contaba con él (Velázquez)” para que le diera su testimonio.

La defensa de la familia también dudaLa abogada de la familia de Keyla Patricia, Irma López, también duda de las declaraciones del médico.

López expresó a Radio América, en Tegucigalpa, que las declaraciones que Velásquez ha hecho a otros medios de prensa y a la familia de Keyla Patricia, “son diferentes”.

“Hay algunas situaciones muy relevantes que discrepan en este caso”, indicó López, quien además señaló que fue a la celda en la que estuvo detenida Keyla Patricia y pudo comprobar que el techo es una plancha de cemento, y no hay lugar ahí para que se haya ahorcado.

<amp-twitter width=”375″ height=”472″ layout=”responsive” data-tweetid=”1359280659194384391″></amp-twitter>A instancias del Ministerio Público, están siendo investigados en Tegucigalpa 13 miembros de la Policía Nacional que estaban asignados a la estación de La Esperanza los días en que ocurrieron los hechos que terminaron con la vida de Keyla Patricia Martínez.

A las protestas en el país por la muerte de Keyla Patricia y otras mujeres en lo que va de 2021, se han sumado las condenas y exigencia de justicia de España, Estados Unidos, las Naciones Unidas y la Unión Europea, entre otros sectores.

“España condena toda violencia contra las mujeres y recuerda su recomendación del último EPU (Examen Periódico Universal) de adoptar medidas estratégicas, institucionales y financieras para reducir los feminicidios y para mejorar la situación de la mujeres y niñas en Honduras”, indicó la Embajada española en Tegucigalpa en la red social Twitter.

,