Gobierno de Honduras inicia proceso de adquisición de casas para damnificados

Tegucigalpa, Honduras. El Gobierno de Honduras pondrá en marcha en los próximos días un proceso para la adjudicación de viviendas que “serán donadas” a los damnificados por las tormentas tropicales Eta y Iota en la zona norte del país. Ambas tormentas dejaron a Honduras marcado por un dolor reflejado en el rostro de cada damnificado y una descomunal destrucción a todo tipo de infraestructura. Las dos tormentas dejaron a muchos pobladores encaramados en el techo de sus casas o el de otras construcciones para no morir ahogados, y en los que permanecieron, algunos hasta cuatro días para ser rescatados. Muchos damnificados sufrieron dos inundaciones, no habían terminado de limpiar el lodo y basura que les dejó Eta, cuando Iota les estaba anegando de nuevo. A raíz de todo lo ocurrido, el secretario de Coordinación General de Gobierno, Carlos Madero, explicó que se ha estructurado un fideicomiso para el financiamiento de los proyectos de vivienda donada. Relacionada: Iota y Eta, dos cachetadas en el rostro de Honduras“Se ha convocado a todos los sectores que construyen vivienda social para realizar un concurso y adquirir colonias completas para efectuar el reasentamiento de quienes perdieron sus casas por las tormentas”, detalló el funcionario. De acuerdo con el Informe de Daños y Pérdidas por Eta y Iota, elaborado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), aproximadamente 62,000 casas en la zona noroccidental del país fueron destruidas por el devastador paso de los ciclones tropicales. Ante los daños y pérdidas, el documento de Cepal destacó la importancia de que el proceso de reconstrucción de Honduras tenga una “visión hacia la Agenda 2030” de Desarrollo Sostenible, con especial enfoque en la resiliencia para que el daño y la devastación de futuras tormentas “sean menos severos”. El ministro Carlos Madero manifestó que el objetivo es construir viviendas desde cero o restaurar algunas que sufrieron daños no tan significativos. Madero dijo que están a la espera de recibir ofertas para la construcción de estas viviendas, a fin de iniciar la movilización de los damnificados a las zonas donde se levantarán sus nuevas casas. El ministro indicó que para los afectados que no quieran ser reasentados y que necesitan que sus viviendas sean reconstruidas, el Gobierno ya estableció un programa de construcción y de reedificación de viviendas sociales. “Esperamos que este esquema esté finalizado en los próximos días y en la primera quincena de febrero iniciar con las rutas de operadores de vivienda social para comenzar los reasentamientos”, declaró. Además: Reparar daños que dejaron Eta y Iota en Honduras requiere de ayuda externaEl también coordinador del Gabinete Económico y Social aseveró que este esquema de construcción de vivienda social llevará tiempo, pero “se dará prioridad a los que más necesitan”. Continuará ayudaMientras se concreta este proceso, el Gobierno afirmó que seguirán entregando paquetes humanitarios bajo la Operación “No están solos”, que incluye la dotación de alimentos, una cama matrimonial, un filtro de agua, utensilios para higiene personal, cocina, platos y de aseo doméstico, así como para el aseo de bebés. Madero informó que el bono de emergencia de 5,000 lempiras que se entregó en diciembre pasado a 60,000 familias afectadas, se incrementará a 8,000 lempiras “para que puedan salir de estos momentos de apremio que están viviendo”.,

La Prensa

Tegucigalpa, Honduras.

El Gobierno de Honduras pondrá en marcha en los próximos días un proceso para la adjudicación de viviendas que “serán donadas” a los damnificados por las tormentas tropicales Eta y Iota en la zona norte del país.

Ambas tormentas dejaron a Honduras marcado por un dolor reflejado en el rostro de cada damnificado y una descomunal destrucción a todo tipo de infraestructura.

Las dos tormentas dejaron a muchos pobladores encaramados en el techo de sus casas o el de otras construcciones para no morir ahogados, y en los que permanecieron, algunos hasta cuatro días para ser rescatados.

Muchos damnificados sufrieron dos inundaciones, no habían terminado de limpiar el lodo y basura que les dejó Eta, cuando Iota les estaba anegando de nuevo.

A raíz de todo lo ocurrido, el secretario de Coordinación General de Gobierno, Carlos Madero, explicó que se ha estructurado un fideicomiso para el financiamiento de los proyectos de vivienda donada.

Relacionada: Iota y Eta, dos cachetadas en el rostro de Honduras“Se ha convocado a todos los sectores que construyen vivienda social para realizar un concurso y adquirir colonias completas para efectuar el reasentamiento de quienes perdieron sus casas por las tormentas”, detalló el funcionario.

De acuerdo con el Informe de Daños y Pérdidas por Eta y Iota, elaborado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), aproximadamente 62,000 casas en la zona noroccidental del país fueron destruidas por el devastador paso de los ciclones tropicales.

Ante los daños y pérdidas, el documento de Cepal destacó la importancia de que el proceso de reconstrucción de Honduras tenga una “visión hacia la Agenda 2030” de Desarrollo Sostenible, con especial enfoque en la resiliencia para que el daño y la devastación de futuras tormentas “sean menos severos”.

El ministro Carlos Madero manifestó que el objetivo es construir viviendas desde cero o restaurar algunas que sufrieron daños no tan significativos.

Madero dijo que están a la espera de recibir ofertas para la construcción de estas viviendas, a fin de iniciar la movilización de los damnificados a las zonas donde se levantarán sus nuevas casas.

El ministro indicó que para los afectados que no quieran ser reasentados y que necesitan que sus viviendas sean reconstruidas, el Gobierno ya estableció un programa de construcción y de reedificación de viviendas sociales.

“Esperamos que este esquema esté finalizado en los próximos días y en la primera quincena de febrero iniciar con las rutas de operadores de vivienda social para comenzar los reasentamientos”, declaró.

Además: Reparar daños que dejaron Eta y Iota en Honduras requiere de ayuda externaEl también coordinador del Gabinete Económico y Social aseveró que este esquema de construcción de vivienda social llevará tiempo, pero “se dará prioridad a los que más necesitan”.

Continuará ayudaMientras se concreta este proceso, el Gobierno afirmó que seguirán entregando paquetes humanitarios bajo la Operación “No están solos”, que incluye la dotación de alimentos, una cama matrimonial, un filtro de agua, utensilios para higiene personal, cocina, platos y de aseo doméstico, así como para el aseo de bebés.

Madero informó que el bono de emergencia de 5,000 lempiras que se entregó en diciembre pasado a 60,000 familias afectadas, se incrementará a 8,000 lempiras “para que puedan salir de estos momentos de apremio que están viviendo”.

,