Hasta que actas lleguen a la capital se sabrán resultados

TEGUCIGALPA. La divulgación de resultados al estilo de la década de los 80 o la contratación directa de una de las empresas oferentes eran los escenarios que estudiaba anoche el pleno del Consejo Nacional Electoral (CNE) para las elecciones primarias del 14 de marzo próximo. Los funcionarios de este ente colegiado se declararon en sesión permanente para evaluar las diferentes aristas sobre el tema de la transmisión, el escrutinio, la divulgación, la impresión y la compra de maletas y tinta indeleble. Todo esto a 45 días de las undécimas elecciones primarias, lo que significa para los consejeros una carrera contra el tiempo. SépaloA dirigentes políticos y observadores les preocupa la falta de decisión del CNE sobre los temas sensibles. La transmisión de resultados al estilo de la década de los 80 se contrae a que el organismo esperará a que vengan a la capital las maletas con el acta original de cierre para comenzar a hacer el escrutinio oficial. La desventaja de este sistema es que el CNE no garantiza resultados oficiales en corto tiempo, quizás a la medianoche del domingo 14 o al siguiente día. De esta debilidad sacarán provecho los medios de comunicación que desplazarán reporteros a los centros de votación para leer por teléfono los resultados e ir generando un cómputo extraoficial que irá marcando una tendencia que posteriormente será confirmada por la institución electoral. El otro escenario que los consejeros discutían anoche era la contratación de una de las empresas que hicieron ofertas para instalar la Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP). Este método —que se dejó de usar en 2008— consiste en una transmisión de voz que hará el custodio electoral o el presidente de la Mesa Electoral Receptora (MER) la cual es grabada en un centro de acopio del CNE, luego se transcriben los datos, se digitalizan y se divulgan.,

servicio. La capacidad de atención será de entre 60 y 64 pacientes  y no los 91 que originalmente se había previsto al adquirirlo.

TEGUCIGALPA.

La divulgación de resultados al estilo de la década de los 80 o la contratación directa de una de las empresas oferentes eran los escenarios que estudiaba anoche el pleno del Consejo Nacional Electoral (CNE) para las elecciones primarias del 14 de marzo próximo.

Los funcionarios de este ente colegiado se declararon en sesión permanente para evaluar las diferentes aristas sobre el tema de la transmisión, el escrutinio, la divulgación, la impresión y la compra de maletas y tinta indeleble.

Todo esto a 45 días de las undécimas elecciones primarias, lo que significa para los consejeros una carrera contra el tiempo.

SépaloA dirigentes políticos y observadores les preocupa la falta de decisión del CNE sobre los temas sensibles.

La transmisión de resultados al estilo de la década de los 80 se contrae a que el organismo esperará a que vengan a la capital las maletas con el acta original de cierre para comenzar a hacer el escrutinio oficial.

La desventaja de este sistema es que el CNE no garantiza resultados oficiales en corto tiempo, quizás a la medianoche del domingo 14 o al siguiente día.

De esta debilidad sacarán provecho los medios de comunicación que desplazarán reporteros a los centros de votación para leer por teléfono los resultados e ir generando un cómputo extraoficial que irá marcando una tendencia que posteriormente será confirmada por la institución electoral.

El otro escenario que los consejeros discutían anoche era la contratación de una de las empresas que hicieron ofertas para instalar la Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP).

Este método —que se dejó de usar en 2008— consiste en una transmisión de voz que hará el custodio electoral o el presidente de la Mesa Electoral Receptora (MER) la cual es grabada en un centro de acopio del CNE, luego se transcriben los datos, se digitalizan y se divulgan.

,