Hernández está en Estados Unidos para gestionar ayuda urgente para el país

TEGUCIGALPA (AFP). El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, viajó ayer a Washington para gestionar ayuda con urgencia para la reconstrucción del país, que quedó devastado por el paso de las tormentas Eta y Iota a principios de noviembre. En sus gestiones, el gobernante “hará énfasis sobre la urgente necesidad del respaldo internacional para continuar con el proceso de reconstrucción social y económica sostenible”, indicó un comunicado de presidencia. Honduras fue sacudida en la primera quincena de noviembre por las tormentas Eta y Iota que golpearon el norteño valle de Sula, la columna vertebral de la economía del país, que aporta alrededor de dos tercios del producto interno bruto (PIB). Todo ello en medio de los efectos que ya causaba el confinamiento por la pandemia del covid-19 en la economía. Hernández se reunirá con las autoridades del Banco Mundial, Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y Fondo Monetario Internacional (FMI). Los bancos multilaterales han anunciado una ayuda “histórica” para Honduras, lo mismo para Nicaragua y El Salvador, que también sufrieron daños a causa de los huracanes que dejaron cerca de 200 muertos en la región. Hernández nombró un equipo con 13 personas de diferentes tendencias políticas en un consejo consultivo que acompañará el denominado Plan de Reconstrucción Nacional. De acuerdo con fuentes de Cancillería, Hernández podría gestionar la renovación del Estatus de Protección Temporal (TPS) que vence el 4 de enero próximo, luego que la administración de Donald Trump ordenó la cancelación. El TPS que favorece con permisos de trabajo a unos 44,000 hondureños fue otorgado por Estados Unidos en 1999, luego de la destrucción que le causó a Honduras el huracán Mitch en 1998.,

visita. El mandatario Juan O. Hernández al llegar anoche a Washington.

TEGUCIGALPA (AFP).

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, viajó ayer a Washington para gestionar ayuda con urgencia para la reconstrucción del país, que quedó devastado por el paso de las tormentas Eta y Iota a principios de noviembre.

En sus gestiones, el gobernante “hará énfasis sobre la urgente necesidad del respaldo internacional para continuar con el proceso de reconstrucción social y económica sostenible”, indicó un comunicado de presidencia.

Honduras fue sacudida en la primera quincena de noviembre por las tormentas Eta y Iota que golpearon el norteño valle de Sula, la columna vertebral de la economía del país, que aporta alrededor de dos tercios del producto interno bruto (PIB).

Todo ello en medio de los efectos que ya causaba el confinamiento por la pandemia del covid-19 en la economía.

Hernández se reunirá con las autoridades del Banco Mundial, Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y Fondo Monetario Internacional (FMI).

Los bancos multilaterales han anunciado una ayuda “histórica” para Honduras, lo mismo para Nicaragua y El Salvador, que también sufrieron daños a causa de los huracanes que dejaron cerca de 200 muertos en la región.

Hernández nombró un equipo con 13 personas de diferentes tendencias políticas en un consejo consultivo que acompañará el denominado Plan de Reconstrucción Nacional.

De acuerdo con fuentes de Cancillería, Hernández podría gestionar la renovación del Estatus de Protección Temporal (TPS) que vence el 4 de enero próximo, luego que la administración de Donald Trump ordenó la cancelación.

El TPS que favorece con permisos de trabajo a unos 44,000 hondureños fue otorgado por Estados Unidos en 1999, luego de la destrucción que le causó a Honduras el huracán Mitch en 1998.

,