Honduras registró más de 43,000 deportaciones en 2020

Tegucigalpa, Honduras. Un total de 43,757 hondureños fueron deportados en 2020 desde Estados Unidos, México y Guatemala, informaron las autoridades del Instituto Nacional de Migración (INM). Del total de compatriotas retornados en su intento de llegar a los Estados Unidos de manera irregular, 33,273 eran adultos, según el sexo, 4,725 eran mujeres y 28,548 hombres. En cuanto a menores de edad retornados, la cifra llegó a 10,484, siendo 2,782 niñas y 7,702 niños. AtenciónLos compatriostas a su regreso a Honduras son asistidos en los centros de atención del migrante retornado, ubicados en San Pedro Sula y Omoa, Cortés. A su llegada realizan el control migratorio de ingreso al país, reciben atención médica y se les entrega un kits de bioseguridad para protección ante la COVID-19. Puede leer: RNP investiga supuesto pago de coimas tras filtración de audiosEl centro de atención del migrante retornado instalado en San Pedro Sula registra el mayor número de atenciones, con 22,000 en el año pasado. En menor escala está el de Omoa, con 7,761 atenciones de hondureños retornados por la vía terrestre procedentes de México y Guatemala. México encabeza la lista de los países de retorno de hondureños, según las autoridades migratorias . Desde México vinieron al territorio nacional 16,340 connacionales por la vía aérea y 7,500 por la vía terrestre. Los deportados han sido evaluados en su ingreso al país debido a los masivos contagios de COVID-19. De igual manera, desde Estados Unidos fueron deportados 14,706 hondureños. Mientras tanto, desde Guatemala se registró la deportación por la vía aérea de 116 compatriotas y 5,074 por la vía terrestre. La necesidad de un empleo llevó a miles de hondureños a emprender viaje a otros países, especialmente a Estados Unidos, durante la emergencia sanitaria. Los migrantes hondureños coinciden en que se van por falta de oportunidades de trabajo en el país, lo que ya era difícil conseguir antes de la pandemia de COVID-19, que se comenzó a expandir en marzo del año pasado. Además: Honduras registra 3,181 muertes y 123,623 contagios por covid-19Analistas hondureños consideran que cuando un gobierno no está haciendo las cosas bien, eso pesa de diferentes formas: la violencia, la delincuencia, el aumento del delito contra la propiedad y del sicariato, pero la más expresiva, la más visible, es la migración. Al tiempo que remarcan que los inmigrantes se van a pesar de que están conscientes de que van a ser ciudadanos candidatos a ser explotados con mano de obra barata y a vivir un régimen de intimidación y temor permanente ante el enorme volumen de expulsados por las autoridades migratorias de Estados Unidos.,

La Prensa

Tegucigalpa, Honduras.

Un total de 43,757 hondureños fueron deportados en 2020 desde Estados Unidos, México y Guatemala, informaron las autoridades del Instituto Nacional de Migración (INM).

Del total de compatriotas retornados en su intento de llegar a los Estados Unidos de manera irregular, 33,273 eran adultos, según el sexo, 4,725 eran mujeres y 28,548 hombres.

En cuanto a menores de edad retornados, la cifra llegó a 10,484, siendo 2,782 niñas y 7,702 niños.

AtenciónLos compatriostas a su regreso a Honduras son asistidos en los centros de atención del migrante retornado, ubicados en San Pedro Sula y Omoa, Cortés.

A su llegada realizan el control migratorio de ingreso al país, reciben atención médica y se les entrega un kits de bioseguridad para protección ante la COVID-19.

Puede leer: RNP investiga supuesto pago de coimas tras filtración de audiosEl centro de atención del migrante retornado instalado en San Pedro Sula registra el mayor número de atenciones, con 22,000 en el año pasado.

En menor escala está el de Omoa, con 7,761 atenciones de hondureños retornados por la vía terrestre procedentes de México y Guatemala.

México encabeza la lista de los países de retorno de hondureños, según las autoridades migratorias .

Desde México vinieron al territorio nacional 16,340 connacionales por la vía aérea y 7,500 por la vía terrestre.

Los deportados han sido evaluados en su ingreso al país debido a los masivos contagios de COVID-19.

De igual manera, desde Estados Unidos fueron deportados 14,706 hondureños.

Mientras tanto, desde Guatemala se registró la deportación por la vía aérea de 116 compatriotas y 5,074 por la vía terrestre.

La necesidad de un empleo llevó a miles de hondureños a emprender viaje a otros países, especialmente a Estados Unidos, durante la emergencia sanitaria.

Los migrantes hondureños coinciden en que se van por falta de oportunidades de trabajo en el país, lo que ya era difícil conseguir antes de la pandemia de COVID-19, que se comenzó a expandir en marzo del año pasado.

Además: Honduras registra 3,181 muertes y 123,623 contagios por covid-19Analistas hondureños consideran que cuando un gobierno no está haciendo las cosas bien, eso pesa de diferentes formas: la violencia, la delincuencia, el aumento del delito contra la propiedad y del sicariato, pero la más expresiva, la más visible, es la migración.

Al tiempo que remarcan que los inmigrantes se van a pesar de que están conscientes de que van a ser ciudadanos candidatos a ser explotados con mano de obra barata y a vivir un régimen de intimidación y temor permanente ante el enorme volumen de expulsados por las autoridades migratorias de Estados Unidos.

,