Hondureño necesita trasplante de médula tras detectarle cáncer por tercera vez

San Pedro Sula. Erasmo Perdomo es un joven hondureño de 31 años que día a día lucha por ganarle la batalla al cáncer. Fue diagnosticado con linfoma linfoblástico de celulas B. Los linfomas linfoblásticos B aparecen fundamentalmente en niños o adultos jóvenes. El 80% se presenta en forma leucémica aguda y el resto aparece con afectación de los ganglios linfáticos, los huesos y la piel. El joven, originario de San Pedro Sula, quien es padre de una niña de cinco años contó a LA PRENSA que en 2016 le fue diagnosticado cáncer en la columna, el cual fue vencido; tres años después, en 2019 la enfermedad volvió y también logró vencerla, pero hace unos meses su médico tratante descubrió que nuevamente había un tumor. Erasmo Perdomo es padre de una niña. Fotografía de cuando luchó contra el cáncer por primera vez. “El cáncer me comenzó con un dolor en la columna, luego de muchos exámenes se me detectó algo y dijeron que era cáncer, pero solo se dijo que era un linfoma, pero no lograron identificar qué tipo de linfoma era, como era algo urgente el doctor me puso un régimen de quimioterapias”, contó. “En 2019 me detectaron otra vez el cáncer y el doctor pidió una subclasificación, pero no la pudieron dar en el país, me puso en tratamiento y la enfermedad se volvió a ir”, dijo. Para salvar su vida, Erasmo necesita de un trasplante de médula, pero el procedimiento no lo hacen en el país por lo que tiene que viajar al extranjero por lo que urge de ayuda económica. “Salí del país, me hicieron una operación que costó 25,000 dólares, con esto de la pandemia no dejaban entrar a nadie en ningún país y fue en Estados Unidos que me hicieron esta operación, con la ayuda de mis compañeros de trabajo se reunió el dinero”, relató. Su esposa y su hija son el pilar para mantener sus ánimos. Manifestó que luego de la operación por fin se obtuvo el diagnóstico del tipo de cáncer que padece. “Esta vez el cáncer viene con más fuerza porque ya no solo está una vértebra si no en varias partes de la columna. El plan de tratamiento es quimioteria fuerte que consiste en tres o cuatro clicos de un mes, luego se tiene que pasar al trasplante ya que si no se hace, se va y volverá a regresar”. AYUDALas personas interesadas en brindarle apoyo pueden hacer los donativos a las cuentas 212011106170 de banco de Occidente, 2360279900 de Davivienda, 2701017616 de Banhcafé, 210010472096 de Banpais y 05011010034249 de Banrural todas a nombre de Erasmo Perdomo. Lo que Eramo Perdomo necesita es reunir aproximadamente 200,000 dólares para buscar un hospital en el extranjero para practicarle el trasplante de médula. “El trasplante es de vida o muerte y no lo hacen en Honduras, requerimos de ayuda para recaudar fondos para hacerlos, estamos buscando en otros países y cotizando para hacer la meta más razonable”, dijo. En cuanto a la parte emocional, el joven dijo que su hija y su esposa han sido un apoyo fundamental en esta lucha. La primera vez que Erasmo fue diagnosticado con cáncer su hija era una bebé, la segunda ocasión estaba un poco más grandecita, pero no recuerda lo que pasaba. “Para mi ha sido muy difícil porque desde que fue diagnosticado mi esposa estaba embarazada, desde que nació mi hija estoy luchando contra elcáncer, he tratado de darle mucho amor y cariño, ahora ella ya entiende y me pregunta si las personas con cáncer se pueden morir, yo le digo que algunas sí, pero que a papá no le pasará eso”.,

La Prensa

San Pedro Sula.

Erasmo Perdomo es un joven hondureño de 31 años que día a día lucha por ganarle la batalla al cáncer.

Fue diagnosticado con linfoma linfoblástico de celulas B.

Los linfomas linfoblásticos B aparecen fundamentalmente en niños o adultos jóvenes.

El 80% se presenta en forma leucémica aguda y el resto aparece con afectación de los ganglios linfáticos, los huesos y la piel.

El joven, originario de San Pedro Sula, quien es padre de una niña de cinco años contó a LA PRENSA que en 2016 le fue diagnosticado cáncer en la columna, el cual fue vencido; tres años después, en 2019 la enfermedad volvió y también logró vencerla, pero hace unos meses su médico tratante descubrió que nuevamente había un tumor.

Erasmo Perdomo es padre de una niña.

Fotografía de cuando luchó contra el cáncer por primera vez.

“El cáncer me comenzó con un dolor en la columna, luego de muchos exámenes se me detectó algo y dijeron que era cáncer, pero solo se dijo que era un linfoma, pero no lograron identificar qué tipo de linfoma era, como era algo urgente el doctor me puso un régimen de quimioterapias”, contó.

“En 2019 me detectaron otra vez el cáncer y el doctor pidió una subclasificación, pero no la pudieron dar en el país, me puso en tratamiento y la enfermedad se volvió a ir”, dijo.

Para salvar su vida, Erasmo necesita de un trasplante de médula, pero el procedimiento no lo hacen en el país por lo que tiene que viajar al extranjero por lo que urge de ayuda económica.

“Salí del país, me hicieron una operación que costó 25,000 dólares, con esto de la pandemia no dejaban entrar a nadie en ningún país y fue en Estados Unidos que me hicieron esta operación, con la ayuda de mis compañeros de trabajo se reunió el dinero”, relató.

Su esposa y su hija son el pilar para mantener sus ánimos.

Manifestó que luego de la operación por fin se obtuvo el diagnóstico del tipo de cáncer que padece.

“Esta vez el cáncer viene con más fuerza porque ya no solo está una vértebra si no en varias partes de la columna.

El plan de tratamiento es quimioteria fuerte que consiste en tres o cuatro clicos de un mes, luego se tiene que pasar al trasplante ya que si no se hace, se va y volverá a regresar”.

AYUDALas personas interesadas en brindarle apoyo pueden hacer los donativos a las cuentas 212011106170 de banco de Occidente, 2360279900 de Davivienda, 2701017616 de Banhcafé, 210010472096 de Banpais y 05011010034249 de Banrural todas a nombre de Erasmo Perdomo.

Lo que Eramo Perdomo necesita es reunir aproximadamente 200,000 dólares para buscar un hospital en el extranjero para practicarle el trasplante de médula.

“El trasplante es de vida o muerte y no lo hacen en Honduras, requerimos de ayuda para recaudar fondos para hacerlos, estamos buscando en otros países y cotizando para hacer la meta más razonable”, dijo.

En cuanto a la parte emocional, el joven dijo que su hija y su esposa han sido un apoyo fundamental en esta lucha.

La primera vez que Erasmo fue diagnosticado con cáncer su hija era una bebé, la segunda ocasión estaba un poco más grandecita, pero no recuerda lo que pasaba.

“Para mi ha sido muy difícil porque desde que fue diagnosticado mi esposa estaba embarazada, desde que nació mi hija estoy luchando contra elcáncer, he tratado de darle mucho amor y cariño, ahora ella ya entiende y me pregunta si las personas con cáncer se pueden morir, yo le digo que algunas sí, pero que a papá no le pasará eso”.

,