Inicio de operación de Patuca III será dentro de tres meses

TEGUCIGALPA. La entrada en operación de la represa hidroeléctrica Patuca III sigue en suspenso y todo indica que no empezará a generar energía a finales de este mes cómo se tenía previsto, según informaron autoridades de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee). Rafael Triminio, director de la Unidad de Proyectos de Energía Renovable (Ueper), expresó que el proyecto hidroeléctrico entrará en operación dentro de tres o cuatros meses, luego de finalizar las obras sociales pactadas desde 2010 entre en el Gobierno y los pobladores de municipio de Patuca, en Olancho. Lo anterior es debido a que en septiembre un grupo de pobladores de la zona se tomaron la calles de acceso para el proyecto hidroeléctrico como forma de protesta por incumplimiento de las obras sociales que fueron prometidas a las comunidades aledañas. “El proyecto no solo es la represa, la línea de transmisión, ni la subestación, el proyecto tiene otros componentes: las obras conexas, con fines eminentemente sociales”, dijo el director de la Ueper. Obras. Entre las obras que se ejecutarán antes de que se inicie el proyecto está la nueva carretera de 8. 49 kilómetros de longitud que sustituye la antigua carretera que iba paralela al río que fue inundada y comunicaba a varias comunidades cercanas al proyecto. También se acordó, a través de Convivienda, el reasentamiento de 16 familias que se encontraban en el derecho a vía adonde se levantó la central. Según Triminio, ya se tiene programada del 5 al 21 de octubre una jornada de fumigación y abatización en 48 comunidades establecidas alrededor del proyecto para combatir las plagas en el área. Sobre el incumplimiento de la legalización e indemnización de tierras, las autoridades informaron que ya hay un decreto ejecutivo en la Secretaría de Gobernación para dar trámite al proceso de escritura de los terrenos y resolver la situación que tenía por fecha máxima para ser entregados el año 2012. Miguel Navarro, representante de los afectados por Patuca III, hizo un llamado al Gobierno para que firmara el decreto que está engavetado y así poder avanzar con las indemnizaciones. “Es una obligación del Estado y de la Enee resolver esta problemática, si no resuelven y Patuca empieza a operar, se va a crear un conflicto social porque no nos dejan otro camino”, dijo Navarro. El representante de la comunidad también señaló que hace dos meses 10 comunidades están sin agua, por lo que pidió la pronta solución a los problemas que ha causado el proyecto. Las autoridades de la Enee manifestaron que ya se han reactivado labores para finalizar la construcción de las carreteras alternas y obras civiles que permitirán comunicar las comunidades afectadas por la central hidroeléctrica y que fueron suspendidas debido a la pandemia del covid-19. La Enee informó que el proyecto de la central está casi listo a falta de implementar el sistema automático de medición hidrológica que determinará la cantidad de agua que debe entrar y salir del embalse para producir energía, y también falta instalar el sistema de alerta temprana para proteger las comunidades de la zona que viven abajo de la represa.,

Proyecto. Imágenes del embalse de Patuca III en el departamento de Olancho. fotos cortesía

TEGUCIGALPA.

La entrada en operación de la represa hidroeléctrica Patuca III sigue en suspenso y todo indica que no empezará a generar energía a finales de este mes cómo se tenía previsto, según informaron autoridades de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee).

Rafael Triminio, director de la Unidad de Proyectos de Energía Renovable (Ueper), expresó que el proyecto hidroeléctrico entrará en operación dentro de tres o cuatros meses, luego de finalizar las obras sociales pactadas desde 2010 entre en el Gobierno y los pobladores de municipio de Patuca, en Olancho.

Lo anterior es debido a que en septiembre un grupo de pobladores de la zona se tomaron la calles de acceso para el proyecto hidroeléctrico como forma de protesta por incumplimiento de las obras sociales que fueron prometidas a las comunidades aledañas.

“El proyecto no solo es la represa, la línea de transmisión, ni la subestación, el proyecto tiene otros componentes: las obras conexas, con fines eminentemente sociales”, dijo el director de la Ueper.

Obras.

Entre las obras que se ejecutarán antes de que se inicie el proyecto está la nueva carretera de 8.

49 kilómetros de longitud que sustituye la antigua carretera que iba paralela al río que fue inundada y comunicaba a varias comunidades cercanas al proyecto.

También se acordó, a través de Convivienda, el reasentamiento de 16 familias que se encontraban en el derecho a vía adonde se levantó la central.

Según Triminio, ya se tiene programada del 5 al 21 de octubre una jornada de fumigación y abatización en 48 comunidades establecidas alrededor del proyecto para combatir las plagas en el área.

Sobre el incumplimiento de la legalización e indemnización de tierras, las autoridades informaron que ya hay un decreto ejecutivo en la Secretaría de Gobernación para dar trámite al proceso de escritura de los terrenos y resolver la situación que tenía por fecha máxima para ser entregados el año 2012.

Miguel Navarro, representante de los afectados por Patuca III, hizo un llamado al Gobierno para que firmara el decreto que está engavetado y así poder avanzar con las indemnizaciones.

“Es una obligación del Estado y de la Enee resolver esta problemática, si no resuelven y Patuca empieza a operar, se va a crear un conflicto social porque no nos dejan otro camino”, dijo Navarro.

El representante de la comunidad también señaló que hace dos meses 10 comunidades están sin agua, por lo que pidió la pronta solución a los problemas que ha causado el proyecto.

Las autoridades de la Enee manifestaron que ya se han reactivado labores para finalizar la construcción de las carreteras alternas y obras civiles que permitirán comunicar las comunidades afectadas por la central hidroeléctrica y que fueron suspendidas debido a la pandemia del covid-19.

La Enee informó que el proyecto de la central está casi listo a falta de implementar el sistema automático de medición hidrológica que determinará la cantidad de agua que debe entrar y salir del embalse para producir energía, y también falta instalar el sistema de alerta temprana para proteger las comunidades de la zona que viven abajo de la represa.

,