Investigarán si ya están en Honduras las variantes del covid-19

TEGUCIGALPA. El número de personas fallecidas por covid-19 que se han confirmado en lo que va de 2021 es de 428 personas, esa cifra es casi el doble de muertes que se reportaron a consecuencia del virus en los primeros cuatro meses de la pandemia en el país. Ante la alta tasa de mortalidad y la rapidez con la que las personas se están contagiando, especialistas no descartan que las nuevas variantes del virus ya circulen en el territorio; sin embargo, para confirmarlo se deben analizar muestras de manera científica. Homer Mejía, de la Unidad de Vigilancia de la Secretaría de Salud, manifestó que existe la posibilidad de que el virus cambió en el país. Hasta el momento, más de un millón de trabajadores de la salud en las Américas han contraído covid-19 y 4,000 han perdido la vida, según la OPS. “No podríamos descartar que ya estén las cepas, porque la variante de Reino Unido, esa hace que sea más agresiva la enfermedad y que haya más fallecidos, la de Sudáfrica lo que hace es que la velocidad de transmisión sea más rápida; pero no podemos confirmar nada. En este momento el país está haciendo las gestiones de ver cómo podemos demostrarlo científicamente”, dijo. Mejía informó que ya están coordinando con ayuda de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) enviar muestras de personas que se reinfectaron al Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) en Atlanta, Estados Unidos, para analizarlas y verificar si hay nuevas cepas en el territorio. El funcionario no dio detalle de cuándo enviarán las muestras, pero se espera que sean unas 20 muestras las que serán llevadas para analizar. “El aumento de casos se da por dos contextos, el primero es que las personas están acudiendo de manera tardía a los establecimientos hospitalarios y a los triajes que tenemos, otra es que los familiares de una persona que sale positivo no toman las medidas, no usan la mascarilla porque quizá están asintomáticos y creen que no tienen el virus, pero andan contagiando a más personas”, explicó el galeno. En coordinación con la OPS estamos en ese proceso para enviar unas muestras al CDC. Homer Mejía, unidad de Vigilancia El procedimientoEl investigador Marco Tulio Medina dijo que para conocer si en el país ya hay nuevas variantes del covid, se debe hacer una colaboración entre el CDC y el laboratorio genético de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah). “La Unah tiene los instrumentos técnicos y humanos para hacerlos en el Instituto de Ciencias Microbiológicas”, dijo. Wendy Murillo, jefa del laboratorio de Virología de la casa de estudios, indicó que existe el equipo para hacer la secuenciación y determinar si hay nuevas cepas, lamentablemente carecen de insumos para hacer el proceso. “Son insumos caros y no los tenemos”, apuntó. Ante la incidencia de casos, la doctora Murillo resaltó que se podría llegar a pensar que el virus se está adaptando fácilmente, que ya tiene más poder de adaptación para estar en el organismo de los hondureños y el desarrollo de la infección lo haga más rápido. “Puede ser que ya haya adquirido esa capacidad de adaptarse fácilmente a la población, por eso estamos teniendo este incremento en el número de casos, pero necesitaríamos saber si las cepas que circularon en el principio son diferentes a las de ahora y eso solo se puede saber a través de los estudios de secuenciación”, explicó. Aunque se esperaba un repunte de contagios en enero, debido a las festividades de fin de año, la cifra de casos se ha disparado en los últimos días. Además de las 428 víctimas confirmadas, hay pendientes de confirmar 318 que murieron este año; la cantidad de muertes por sospechas de covid-19 que maneja la Asociación de Funerarias es casi el triple a la que reporta la Unidad de Vigilancia. Cepas en AméricaLa directora de la OPS, Carissa F. Etienne, dio a conocer ayer que en 20 países de la región ya se han identificado tres nuevas cepas del virus, aunque la frecuencia es todavía limitada, esas variantes han generado preocupación sobre el posible incremento de las trasmisiones. Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Cuba, Ecuador, Estados Unidos, Jamaica, México, Panamá, Perú son algunos de los países donde se reportaron al menos una de estas tres mutaciones del virus. Las mutaciones pueden hacer que un virus sea más débil o pueden provocar cambios que ayuden a la propagación. Según documentación reciente, las personas infectadas con la variante británica presentan mayor riesgo de morir que los infectados con otras variantes; mientras con relación a la variante sudafricana, estudios preliminares sugieren que está asociada con una carga viral más alta, lo que podría sugerir una potencial mayor transmisibilidad.,

La Prensa

TEGUCIGALPA.

El número de personas fallecidas por covid-19 que se han confirmado en lo que va de 2021 es de 428 personas, esa cifra es casi el doble de muertes que se reportaron a consecuencia del virus en los primeros cuatro meses de la pandemia en el país.

Ante la alta tasa de mortalidad y la rapidez con la que las personas se están contagiando, especialistas no descartan que las nuevas variantes del virus ya circulen en el territorio; sin embargo, para confirmarlo se deben analizar muestras de manera científica.

Homer Mejía, de la Unidad de Vigilancia de la Secretaría de Salud, manifestó que existe la posibilidad de que el virus cambió en el país.

Hasta el momento, más de un millón de trabajadores de la salud en las Américas han contraído covid-19 y 4,000 han perdido la vida, según la OPS.

“No podríamos descartar que ya estén las cepas, porque la variante de Reino Unido, esa hace que sea más agresiva la enfermedad y que haya más fallecidos, la de Sudáfrica lo que hace es que la velocidad de transmisión sea más rápida; pero no podemos confirmar nada.

En este momento el país está haciendo las gestiones de ver cómo podemos demostrarlo científicamente”, dijo.

Mejía informó que ya están coordinando con ayuda de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) enviar muestras de personas que se reinfectaron al Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) en Atlanta, Estados Unidos, para analizarlas y verificar si hay nuevas cepas en el territorio.

El funcionario no dio detalle de cuándo enviarán las muestras, pero se espera que sean unas 20 muestras las que serán llevadas para analizar.

“El aumento de casos se da por dos contextos, el primero es que las personas están acudiendo de manera tardía a los establecimientos hospitalarios y a los triajes que tenemos, otra es que los familiares de una persona que sale positivo no toman las medidas, no usan la mascarilla porque quizá están asintomáticos y creen que no tienen el virus, pero andan contagiando a más personas”, explicó el galeno.

En coordinación con la OPS estamos en ese proceso para enviar unas muestras al CDC.

Homer Mejía, unidad de Vigilancia El procedimientoEl investigador Marco Tulio Medina dijo que para conocer si en el país ya hay nuevas variantes del covid, se debe hacer una colaboración entre el CDC y el laboratorio genético de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah).

“La Unah tiene los instrumentos técnicos y humanos para hacerlos en el Instituto de Ciencias Microbiológicas”, dijo.

Wendy Murillo, jefa del laboratorio de Virología de la casa de estudios, indicó que existe el equipo para hacer la secuenciación y determinar si hay nuevas cepas, lamentablemente carecen de insumos para hacer el proceso.

“Son insumos caros y no los tenemos”, apuntó.

Ante la incidencia de casos, la doctora Murillo resaltó que se podría llegar a pensar que el virus se está adaptando fácilmente, que ya tiene más poder de adaptación para estar en el organismo de los hondureños y el desarrollo de la infección lo haga más rápido.

“Puede ser que ya haya adquirido esa capacidad de adaptarse fácilmente a la población, por eso estamos teniendo este incremento en el número de casos, pero necesitaríamos saber si las cepas que circularon en el principio son diferentes a las de ahora y eso solo se puede saber a través de los estudios de secuenciación”, explicó.

Aunque se esperaba un repunte de contagios en enero, debido a las festividades de fin de año, la cifra de casos se ha disparado en los últimos días.

Además de las 428 víctimas confirmadas, hay pendientes de confirmar 318 que murieron este año; la cantidad de muertes por sospechas de covid-19 que maneja la Asociación de Funerarias es casi el triple a la que reporta la Unidad de Vigilancia.

Cepas en AméricaLa directora de la OPS, Carissa F.

Etienne, dio a conocer ayer que en 20 países de la región ya se han identificado tres nuevas cepas del virus, aunque la frecuencia es todavía limitada, esas variantes han generado preocupación sobre el posible incremento de las trasmisiones.

Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Cuba, Ecuador, Estados Unidos, Jamaica, México, Panamá, Perú son algunos de los países donde se reportaron al menos una de estas tres mutaciones del virus.

Las mutaciones pueden hacer que un virus sea más débil o pueden provocar cambios que ayuden a la propagación.

Según documentación reciente, las personas infectadas con la variante británica presentan mayor riesgo de morir que los infectados con otras variantes; mientras con relación a la variante sudafricana, estudios preliminares sugieren que está asociada con una carga viral más alta, lo que podría sugerir una potencial mayor transmisibilidad.

,