Keyla Martínez no se suicidó, fue homicidio, confirma autopsia

Tegucigalpa, Honduras. Un informe de la Dirección de Medicina Forense, emitido hoy, descarta el suicidio como causa de muerte de Keyla Martínez, 26, la joven estudiante de enfermería que murió en misteriosas condiciones la madrugada del domingo en una celda de la Policía Nacional, en La Esperanza, Intibucá. El director del Ministerio Público, Yuri Mora, declaró que la autopsia reveló que se trata de un homicidio y no de un suicidio. Las investigaciones indican que la joven murió producto de asfixia mecánica. Sin embargo, restan aún resultados anexos a esta autopsia, explicó Mora. Puede ver: ‘Te amaré hasta la eternidad’: madre y hermanos de Keyla Martínez lloran su muerteA la vez, añadió que se revisan todos los documentos, registros y cámaras que podrían determinar quiénes serían los culpables del crimen. Lea: Misterio por muerte de universitaria dentro de sede policial en IntibucáEl hecho ha desencadenado una ola de protestas y manifestaciones en el país exigiendo justicia y clamando esclarecer los hechos. A la muerte de Martínez, detenida la noche del sábado por, según el informe policial, irrespetar el toque de queda y escándalo público, se suma el agravante de las versiones policiales de un suicidio como móvil del hecho. Puede ver: Piden justicia para Keyla, la enfermera que murió en una celda tras ser detenida en toque de quedaEl hospital Doctor Enrique Aguilar Cerrato descartó, a través de un comunicado emitido ayer, esa posibilidad; autoridades del centro hospitalario indicaron que la joven llegó a la sala de emergencia sin signos vitales. El cuerpo de Keyla Martínez fue trasladado a Medicina Forense, en Tegucigalpa, para determinar la causa de muerte o descartar otras hipótesis. Hoy, el cuerpo ha sido entregado a sus familiares y posteriormente trasladado a la ciudad de La Esperanza, occidente de Honduras, para ser velado y sepultado.,

La Prensa

Tegucigalpa, Honduras.

Un informe de la Dirección de Medicina Forense, emitido hoy, descarta el suicidio como causa de muerte de Keyla Martínez, 26, la joven estudiante de enfermería que murió en misteriosas condiciones la madrugada del domingo en una celda de la Policía Nacional, en La Esperanza, Intibucá.

El director del Ministerio Público, Yuri Mora, declaró que la autopsia reveló que se trata de un homicidio y no de un suicidio.

Las investigaciones indican que la joven murió producto de asfixia mecánica.

Sin embargo, restan aún resultados anexos a esta autopsia, explicó Mora.

Puede ver: ‘Te amaré hasta la eternidad’: madre y hermanos de Keyla Martínez lloran su muerteA la vez, añadió que se revisan todos los documentos, registros y cámaras que podrían determinar quiénes serían los culpables del crimen.

Lea: Misterio por muerte de universitaria dentro de sede policial en IntibucáEl hecho ha desencadenado una ola de protestas y manifestaciones en el país exigiendo justicia y clamando esclarecer los hechos.

A la muerte de Martínez, detenida la noche del sábado por, según el informe policial, irrespetar el toque de queda y escándalo público, se suma el agravante de las versiones policiales de un suicidio como móvil del hecho.

Puede ver: Piden justicia para Keyla, la enfermera que murió en una celda tras ser detenida en toque de quedaEl hospital Doctor Enrique Aguilar Cerrato descartó, a través de un comunicado emitido ayer, esa posibilidad; autoridades del centro hospitalario indicaron que la joven llegó a la sala de emergencia sin signos vitales.

El cuerpo de Keyla Martínez fue trasladado a Medicina Forense, en Tegucigalpa, para determinar la causa de muerte o descartar otras hipótesis.

Hoy, el cuerpo ha sido entregado a sus familiares y posteriormente trasladado a la ciudad de La Esperanza, occidente de Honduras, para ser velado y sepultado.

,