La ONU condena el uso de la fuerza contra manifestantes en Honduras

Tegucigalpa. La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas de Derechos Humanos (Oacnudh) instó a las autoridades de Honduras a realizar una “investigación exhaustiva” de los incidentes violentos del 15 de septiembre entre policías y una manifestación de sectores populares. “En el contexto de las manifestaciones del día de hoy (ayer), Oacnudh recibió información preocupante sobre un posible uso desproporcionado de la fuerza en contra de manifestantes por parte de cuerpos policiales”, indicó la Oficina en un mensaje den Twitter. La Policía Nacional de Honduras disolvió con gas lacrimógeno y cañones de agua una manifestación de sectores populares que protestaban en el centro de Tegucigalpa contra el presidente del país, Juan Orlando Hernández, la corrupción y violaciones a los derechos humanos, entre otras cosas. <amp-twitter width=”375″ height=”472″ layout=”responsive” data-tweetid=”1306105533859082240″></amp-twitter>Los manifestantes marcharon desde un bulevar hasta el centro de la capital hondureña, que estaba fuertemente resguardado por policías provistos de bombas lacrimógenas, apoyados por una tanqueta con cañón de agua. El enfrentamiento se produjo luego del estallido de unos morteros en el centro de la ciudad, donde los manifestantes pretendían leer un manifiesto y exigían el esclarecimiento de la desaparición de cinco jóvenes afrodescendientes desde el 18 de julio pasado. Los manifestantes lanzaron piedras a los policías, que respondieron con bombas lacrimógenas y la tanqueta con cañón de agua para disolver la protesta. <amp-twitter width=”375″ height=”472″ layout=”responsive” data-tweetid=”1306006072029835266″></amp-twitter>La ONU señaló que, según los estándares internacionales de Derechos Humanos, “el uso de la fuerza se debe regir por los principios de legalidad, necesidad, proporcionalidad, prevención y no discriminación que son aplicables a toda actuación policial en cualquier contexto”. Además, hizo un llamamiento a las autoridades del país centroamericano “a actuar en línea con las obligaciones internacionales descritas”. <amp-twitter width=”375″ height=”472″ layout=”responsive” data-tweetid=”1306002506846068737″></amp-twitter>La Oacnudh también señaló que “condena todo acto de violencia sucedido en el contexto de las manifestaciones e insta a una investigación exhaustiva que determine las responsabilidades que correspondan”. El enfrentamiento se produjo minutos antes de que el presidente hondureño encabezará una ceremonia, en una unidad militar, cercana a Tegucigalpa, conmemorativa a los 199 años de la independencia de Honduras de la Corona española.,

La Prensa

Tegucigalpa.

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas de Derechos Humanos (Oacnudh) instó a las autoridades de Honduras a realizar una “investigación exhaustiva” de los incidentes violentos del 15 de septiembre entre policías y una manifestación de sectores populares.

“En el contexto de las manifestaciones del día de hoy (ayer), Oacnudh recibió información preocupante sobre un posible uso desproporcionado de la fuerza en contra de manifestantes por parte de cuerpos policiales”, indicó la Oficina en un mensaje den Twitter.

La Policía Nacional de Honduras disolvió con gas lacrimógeno y cañones de agua una manifestación de sectores populares que protestaban en el centro de Tegucigalpa contra el presidente del país, Juan Orlando Hernández, la corrupción y violaciones a los derechos humanos, entre otras cosas.

<amp-twitter width=”375″ height=”472″ layout=”responsive” data-tweetid=”1306105533859082240″></amp-twitter>Los manifestantes marcharon desde un bulevar hasta el centro de la capital hondureña, que estaba fuertemente resguardado por policías provistos de bombas lacrimógenas, apoyados por una tanqueta con cañón de agua.

El enfrentamiento se produjo luego del estallido de unos morteros en el centro de la ciudad, donde los manifestantes pretendían leer un manifiesto y exigían el esclarecimiento de la desaparición de cinco jóvenes afrodescendientes desde el 18 de julio pasado.

Los manifestantes lanzaron piedras a los policías, que respondieron con bombas lacrimógenas y la tanqueta con cañón de agua para disolver la protesta.

<amp-twitter width=”375″ height=”472″ layout=”responsive” data-tweetid=”1306006072029835266″></amp-twitter>La ONU señaló que, según los estándares internacionales de Derechos Humanos, “el uso de la fuerza se debe regir por los principios de legalidad, necesidad, proporcionalidad, prevención y no discriminación que son aplicables a toda actuación policial en cualquier contexto”.

Además, hizo un llamamiento a las autoridades del país centroamericano “a actuar en línea con las obligaciones internacionales descritas”.

<amp-twitter width=”375″ height=”472″ layout=”responsive” data-tweetid=”1306002506846068737″></amp-twitter>La Oacnudh también señaló que “condena todo acto de violencia sucedido en el contexto de las manifestaciones e insta a una investigación exhaustiva que determine las responsabilidades que correspondan”.

El enfrentamiento se produjo minutos antes de que el presidente hondureño encabezará una ceremonia, en una unidad militar, cercana a Tegucigalpa, conmemorativa a los 199 años de la independencia de Honduras de la Corona española.

,