“Lo ocurrido en Estados Unidos refleja lo que acontece en Latinoamérica”

TEGUCIGALPA. El respeto a la ley, la institucionalidad y el estado de derecho funcionó en Estados Unidos para evitar que el caos que se vivió en el Capitolio el miércoles no fuera mayor, aseguran analistas. Fue sorprendente lo ocurrido, pero a la vez gratificante observar cómo primó el respeto a las decisiones de los institutos electorales. “La reflexión es que Estados Unidos al igual que todo el continente americano está sufriendo un desgaste, y ese desgaste pasa primero, porque el liderazgo no está permitiendo de alguna manera que se logre en estos países el respeto a las instituciones”, dijo Luis León, del Instituto Holandés para la Democracia. Cualquier acción positiva o negativa que se dé en EUa, repercute en nuestras democracias. somos dependientes. Luis León, instituto Holandés. Las protestas en Estados Unidos para evitar que el Senado certificara como presidente a Joe Biden y la vicepresidenta Kamala Harris, solo reflejó la realidad que viven las democracias en Latinoamérica. Causó conmoción, pero también se dieron cuenta de las implicaciones de dar poder a quienes no respetan la ley, la institucionalidad, afirma el experto en temas relacionados a la democracia. OportunidadPara el experto en asuntos internacionales Graco Pérez, lo ocurrido es una oportunidad, ya que cuando las aguas bajen, esperaría que las autoridades norteamericanas tomen conciencia y apoyen los proyectos electorales en estos países. “Es una oportunidad para que Estados Unidos apoye procesos electorales transparentes, con recursos, tecnologías, con un nuevo gobierno y funcionarios que establezcan relaciones de paz. Que sea un modelo lo más cercano a una democracia y no quedemos en puro evento electoral”, dijo Pérez. SépaloAl grito de “Trump ganó”, miles de seguidores del mandatario irrumpieron el miércoles en el Capitolio de EE UU. El analista considera que vital para la democracia de Estados Unidos fue que se demostró que funciona la institucionalidad y que los mismos republicanos se dieron cuenta que el presidente no está sobre la Constitución. “Se dio un paso atrás, asumieron hacerse a un lado, porque vieron que primero era el respeto a la ley. Esperaría que con esto apoyen la lucha contra la corrupción y la institucionalidad. Ellos lo entienden porque fue una prueba para la democracia”, explicó. Para expertos, se debe analizar hasta dónde los liderazgos que se están sentando en las sillas de dirección en nuestro continente realmente tienen un pensamiento más allá del interés personal.,

La Prensa

TEGUCIGALPA.

El respeto a la ley, la institucionalidad y el estado de derecho funcionó en Estados Unidos para evitar que el caos que se vivió en el Capitolio el miércoles no fuera mayor, aseguran analistas.

Fue sorprendente lo ocurrido, pero a la vez gratificante observar cómo primó el respeto a las decisiones de los institutos electorales.

“La reflexión es que Estados Unidos al igual que todo el continente americano está sufriendo un desgaste, y ese desgaste pasa primero, porque el liderazgo no está permitiendo de alguna manera que se logre en estos países el respeto a las instituciones”, dijo Luis León, del Instituto Holandés para la Democracia.

Cualquier acción positiva o negativa que se dé en EUa, repercute en nuestras democracias.

somos dependientes.

Luis León, instituto Holandés.

Las protestas en Estados Unidos para evitar que el Senado certificara como presidente a Joe Biden y la vicepresidenta Kamala Harris, solo reflejó la realidad que viven las democracias en Latinoamérica.

Causó conmoción, pero también se dieron cuenta de las implicaciones de dar poder a quienes no respetan la ley, la institucionalidad, afirma el experto en temas relacionados a la democracia.

OportunidadPara el experto en asuntos internacionales Graco Pérez, lo ocurrido es una oportunidad, ya que cuando las aguas bajen, esperaría que las autoridades norteamericanas tomen conciencia y apoyen los proyectos electorales en estos países.

“Es una oportunidad para que Estados Unidos apoye procesos electorales transparentes, con recursos, tecnologías, con un nuevo gobierno y funcionarios que establezcan relaciones de paz.

Que sea un modelo lo más cercano a una democracia y no quedemos en puro evento electoral”, dijo Pérez.

SépaloAl grito de “Trump ganó”, miles de seguidores del mandatario irrumpieron el miércoles en el Capitolio de EE UU.

El analista considera que vital para la democracia de Estados Unidos fue que se demostró que funciona la institucionalidad y que los mismos republicanos se dieron cuenta que el presidente no está sobre la Constitución.

“Se dio un paso atrás, asumieron hacerse a un lado, porque vieron que primero era el respeto a la ley.

Esperaría que con esto apoyen la lucha contra la corrupción y la institucionalidad.

Ellos lo entienden porque fue una prueba para la democracia”, explicó.

Para expertos, se debe analizar hasta dónde los liderazgos que se están sentando en las sillas de dirección en nuestro continente realmente tienen un pensamiento más allá del interés personal.

,