Los hogares hondureños fueron ermitas de la Virgencita Morena

TEGUCIGALPA. El cumpleaños de la Virgen de Suyapa fue celebrado en el calor del seno familiar de miles de hogares hondureños. La Patrona de Honduras se convirtió en la invitada de honor, pues este año la basílica y la ermita de Suyapa permanecieron con las puertas cerradas para evitar visitas masivas de los peregrinos y así, contagios por covid-19. Esta es la primera vez que se toma esta extrema medida, durante la temporada de aniversario, pues durante 2020 el festejo si fue posible, ya que la emergencia nacional fue declarada en marzo. Sin embargo, la puerta de los corazones de sus hijos estuvo abierta de par en par para honrar a la madre celestial. Los representantes de la Iglesia católica invitaron a los hondureños a celebrar y honrar a La Morenita de formas diferentes, por lo que en algunas parroquias se organizaron concursos para elaborar altares, o bien, sin necesidad de ser convocados, algunos fieles dedicaron en sus hogares un espacio para honrar a la Reina de Honduras. Desde los más sencillos hasta los más elaborados fueron los altares que se hicieron en la capital y todos los rincones del país. Las puertas de la basílica menor de la Virgen de Suyapa permanecen cerradas, pero el corazón de los hondureños estuvo abierto de par en par para rendir honores a Santa María de Suyapa en el aniversario de hallazgo. Devoción por La MorenitaEn la colonia Flor número 1 de Comayagüela, Daniel Hernández junto con su abuela María Figueroa prepararon un altar en una galera de su hogar para que se pudiera rezar con algunos vecinos el santo rosario. “Esta es la primera vez que hacemos un altar para la Virgen de Suyapa, porque siempre desde niño íbamos con mi abuela a la alborada; pero este año quisimos honrarla de esta manera. El diseño la misma Virgen lo va guiando a uno para hacerlo”, afirmó Daniel Hernández. Figueroa contó que le ofreció este altar a la Virgen para que el covid-19 ya no someta a Honduras y que la paz llegue al país. Datos 274 años del hallazgo de la Virgen celebró ayer el pueblo católico. A causa del covid fueron suspendas las novenas y la actividad comercial. 1. 4 millones de peregrinos acudieron a visitar a Suyapa el año pasado. En Honduras, entonces no se registraban casos del mortal virus. Quien tiene la tradición de elaborar en la sala de su hogar cada año un altar para la Virgen Guapa es Sonia Díaz de 68 años de edad. Con helechos, velas y flores decora el altar que en la parte central figura la imagen de la Patrona de Honduras. “Siempre lo arreglo para estas fechas, nunca me imagine que la basílica estuviera cerrada; pero aquí la tenemos en esta casa siempre”, afirmó la fiel devota. También en la aldea de Suyapa, Susana Rodríguez (de 78 años) siempre ha destinado la sala de su hogar para darle homenaje a su madre celestial. “Le pedimos a la Virgen Salud, que nos permita seguir trabajando, es una forma de agradecerle a la Virgen, nunca he perdido la fe”, exclamó doña Susana. En la parroquia San José Obrero se realizó un recorrido por la colonia El Pedregal con la imagen de la Virgen de Suyapa y desde las puertas de su casa los vecinos alababan con fervor a su Santa Patrona. La fe no solo se expresó en la capital y pobladores de los municipios de Valle de Ángeles y Santa Lucía también mostraron su fervor al elaborar delicados altares. En la zona norte, una de las comunidades más devotas de la Virgen de Suyapa es la comunidad católica que lleva su nombre en la colonia López Arellano de Choloma. El párroco Gustavo Adolfo Fuentes encabezó las actividades que incluyó una procesión en carros para acercar la Patrona a los fieles y una alborada en la que le cantaron las tradicionales mañanitas. Los hogares de familias y las parroquias de todo el país innovaron para no dejar pasar por alto esta importante fecha en el calendario cristiano.,

Las puertas de la basílica menor de la Virgen de Suyapa permanecen cerradas, pero el corazón de los hondureños estuvo abierto de par en par para rendir honores a Santa María de Suyapa en el aniversario de hallazgo. Los hogares de familias y las parroquias de todo el país innovaron para no dejar pasar por alto esta importante fecha en el calendario cristiano.

TEGUCIGALPA.

El cumpleaños de la Virgen de Suyapa fue celebrado en el calor del seno familiar de miles de hogares hondureños.

La Patrona de Honduras se convirtió en la invitada de honor, pues este año la basílica y la ermita de Suyapa permanecieron con las puertas cerradas para evitar visitas masivas de los peregrinos y así, contagios por covid-19.

Esta es la primera vez que se toma esta extrema medida, durante la temporada de aniversario, pues durante 2020 el festejo si fue posible, ya que la emergencia nacional fue declarada en marzo.

Sin embargo, la puerta de los corazones de sus hijos estuvo abierta de par en par para honrar a la madre celestial.

Los representantes de la Iglesia católica invitaron a los hondureños a celebrar y honrar a La Morenita de formas diferentes, por lo que en algunas parroquias se organizaron concursos para elaborar altares, o bien, sin necesidad de ser convocados, algunos fieles dedicaron en sus hogares un espacio para honrar a la Reina de Honduras.

Desde los más sencillos hasta los más elaborados fueron los altares que se hicieron en la capital y todos los rincones del país.

Las puertas de la basílica menor de la Virgen de Suyapa permanecen cerradas, pero el corazón de los hondureños estuvo abierto de par en par para rendir honores a Santa María de Suyapa en el aniversario de hallazgo.

Devoción por La MorenitaEn la colonia Flor número 1 de Comayagüela, Daniel Hernández junto con su abuela María Figueroa prepararon un altar en una galera de su hogar para que se pudiera rezar con algunos vecinos el santo rosario.

“Esta es la primera vez que hacemos un altar para la Virgen de Suyapa, porque siempre desde niño íbamos con mi abuela a la alborada; pero este año quisimos honrarla de esta manera.

El diseño la misma Virgen lo va guiando a uno para hacerlo”, afirmó Daniel Hernández.

Figueroa contó que le ofreció este altar a la Virgen para que el covid-19 ya no someta a Honduras y que la paz llegue al país.

Datos 274 años del hallazgo de la Virgen celebró ayer el pueblo católico.

A causa del covid fueron suspendas las novenas y la actividad comercial.

1.

4 millones de peregrinos acudieron a visitar a Suyapa el año pasado.

En Honduras, entonces no se registraban casos del mortal virus.

Quien tiene la tradición de elaborar en la sala de su hogar cada año un altar para la Virgen Guapa es Sonia Díaz de 68 años de edad.

Con helechos, velas y flores decora el altar que en la parte central figura la imagen de la Patrona de Honduras.

“Siempre lo arreglo para estas fechas, nunca me imagine que la basílica estuviera cerrada; pero aquí la tenemos en esta casa siempre”, afirmó la fiel devota.

También en la aldea de Suyapa, Susana Rodríguez (de 78 años) siempre ha destinado la sala de su hogar para darle homenaje a su madre celestial.

“Le pedimos a la Virgen Salud, que nos permita seguir trabajando, es una forma de agradecerle a la Virgen, nunca he perdido la fe”, exclamó doña Susana.

En la parroquia San José Obrero se realizó un recorrido por la colonia El Pedregal con la imagen de la Virgen de Suyapa y desde las puertas de su casa los vecinos alababan con fervor a su Santa Patrona.

La fe no solo se expresó en la capital y pobladores de los municipios de Valle de Ángeles y Santa Lucía también mostraron su fervor al elaborar delicados altares.

En la zona norte, una de las comunidades más devotas de la Virgen de Suyapa es la comunidad católica que lleva su nombre en la colonia López Arellano de Choloma.

El párroco Gustavo Adolfo Fuentes encabezó las actividades que incluyó una procesión en carros para acercar la Patrona a los fieles y una alborada en la que le cantaron las tradicionales mañanitas.

Los hogares de familias y las parroquias de todo el país innovaron para no dejar pasar por alto esta importante fecha en el calendario cristiano.

,