Madre de Kevin Solórzano confía en que Corte Suprema  c onceda a su hijo la libertad

TEGUCIGALPA. La familia del universitario Kevin Solórzano está a la expectativa de la resolución que adoptará en los próximos días la Corte Suprema de Justicia, que definirá su futuro judicial. “Confiamos plenamente en que lo absuelvan, ya que la Sala Penal eso fue lo que hizo, pidiéndole a Dios en cada momento de nuestras vidas que eso ya quede en el pasado”, dijo Ana Betty Hernández, madre de Solórzano. Consideró que la ausencia de Kevin “ha sido la prueba más difícil que he podido enfrentar en mi vida, cada día extraño a mi hijo, quien fue arrebatado desde el primer día de forma arbitraria porque hasta el sol de hoy no vi una orden de captura contra él. Ha sido muy duro, siempre me arrodillo a Dios para pedirle que este sea el último día y que ya se está acercando el final”. Alabó la determinación de la Sala Penal de absolver aunque sea por mayoría de votos a su hijo. “Él se había esforzado tanto para salir en el tiempo más corto de la universidad. La verdad creo que fue tan difícil que lo hayan privado de su libertad injustamente, solo porque alguien quiso acusarlo sin tener ninguna prueba”. Solórzano fue acusado del asesinato del exfiscal Edwin Geovanny Eguigure y de asesinato en su grado de ejecución de tentantiva en perjuicio de la esposa de la víctima. Había sido condenado a 33 años de prisión en 2017.,

LOREMODM. EAnimuscimquam fugiam sit, ium pit, iunti. CRÉDITO

TEGUCIGALPA.

La familia del universitario Kevin Solórzano está a la expectativa de la resolución que adoptará en los próximos días la Corte Suprema de Justicia, que definirá su futuro judicial.

“Confiamos plenamente en que lo absuelvan, ya que la Sala Penal eso fue lo que hizo, pidiéndole a Dios en cada momento de nuestras vidas que eso ya quede en el pasado”, dijo Ana Betty Hernández, madre de Solórzano.

Consideró que la ausencia de Kevin “ha sido la prueba más difícil que he podido enfrentar en mi vida, cada día extraño a mi hijo, quien fue arrebatado desde el primer día de forma arbitraria porque hasta el sol de hoy no vi una orden de captura contra él.

Ha sido muy duro, siempre me arrodillo a Dios para pedirle que este sea el último día y que ya se está acercando el final”.

Alabó la determinación de la Sala Penal de absolver aunque sea por mayoría de votos a su hijo.

“Él se había esforzado tanto para salir en el tiempo más corto de la universidad.

La verdad creo que fue tan difícil que lo hayan privado de su libertad injustamente, solo porque alguien quiso acusarlo sin tener ninguna prueba”.

Solórzano fue acusado del asesinato del exfiscal Edwin Geovanny Eguigure y de asesinato en su grado de ejecución de tentantiva en perjuicio de la esposa de la víctima.

Había sido condenado a 33 años de prisión en 2017.

,