Más de 10,000 afectados por inundaciones en Choloma

CHOLOMA. Cerca de 10,000 cholomeños perdieron sus pertenencias porque sus casas quedaron bajo el agua por la crecida y desbordamiento del río Chamelecón. El impacto fue catastrófico en los Bajos de Choloma, adonde el miércoles por la noche y la madrugada del jueves, las viviendas de 40 aldeas quedaron semisumergidas y miles de pobladores atrapados en los techos de las mismas. 4,000Los bomberos, alcaldía y voluntarios con lanchas rescataron ayer hasta las 5:00 pm a cuatro mil atrapados. Ayer hasta las 6:00 pm, el Cuerpo de Bomberos, la alcaldía y voluntarios con lancha habían rescatado a cuatro mil personas atrapadas desde la aldea Montañuelas hasta la aldea Banderas; sin embargo, las autoridades estiman que al menos otros 1,200 ciudadanos están a la espera de ser rescatadas en puntos de mayor dificultad de acceso, es decir, en las aldeas más lejanas. El río Chamelecón se desbordó con tal rapidez que las personas no tuvieron oportunidad de salir y no hubo más opción que subirse a los techos para salvar su vida de las corrientes. Durante la noche continuaron los rescates y hoy se seguirá con la labor en esta zona, donde no hay energía y débil señal de telefonía celular. En el norte del municipio ayer hubo un éxodo por temor a inundaciones. PánicoAyer a las 10:00 am, el agua llegó al norte de Choloma, zona que conecta con los Bajos de Choloma, y colonias como Los Castaños, el parque industrial textil Gildan y la Juan Orlando Hernández, quedaron anegadas en cuestión de horas. José Velásquez Rodríguez, vecino de los Castaños, informó a LA PRENSA que el agua entró en la comunidad por el parque Los Lirios y avanzó rápidamente lo que provocó pánico colectivo. “No pude sacar nada, solo la ropa que ando. Salimos huyendo con mi esposa Sandra Yamileth Reyes”, dijo con la voz quebrada. A las 4:00 pm, la CA-13 se encontraba cubierta de agua en la comunidad de Río Nance, en el kilómetro 16, y el paso de vehículos se vio interrumpido en ambos carriles. Personas usando refrigeradoras como balsas y otras con lanchas circulaban por la vía ante el asombro de cientos de conductores que tuvieron que detenerse a ver la escena. Las comunidades de Río Nance y Gracias a Dios estaban completamente inundadas, pero la mayoría había evacuado desde el jueves por la noche. Ayer a las 5:00 pm, diez personas estaban atrapadas en Gracias a Dios por la crecida y el nivel del agua seguía subiendo; sin embargo, los elementos militares que se encontraban sobre la CA-13 dijeron a LA PRENSA que estaban “saturados”, pues estaban rescatando a personas en otros puntos del país. ÉxodoAl ver lo que pasaba en las comunidades cercanas, y temiendo lo peor, los residentes de las colonias García, Villa Valencia, residencial Casa de Campo, Villas de Alcalá, Brisas del Norte y Santa Clara se organizaron en caravanas de vehículos y sacaron sus camas y electrodomésticos. CA-13En el kilómetro 16, la CA-13 quedó inundada ayer y el paso se interrumpió entre Choloma y Puerto Cortés. Como se ingresa a estas comunidades por un solo desvío, la evacuación se hizo por rondas dirigidas por miembros de patronatos, un grupo de vehículos ingresaba y otros salían para evitar el embotellamiento por la calle de terracería. José Pérez, presidente del patronato de Villas de Alcalá, informó que para prevenir pérdidas humanas, más de 1,800 familias en estas comunidades se evacuaron. “Aquí nunca nos hemos inundado, pero debido a las noticias y advertencias decidimos salir. El agua está en Los Castaños a dos kilómetros. Anduvimos en Bajos de Choloma y ahí todo está inundado con el agua a los techos desde la noche del jueves”, dijo. AsistenciaMiguel Ángel Alvarado, primer regidor de Choloma, informó que el 80% del daño en el municipio fue en los Bajos de Choloma y el resto en el norte del municipio. La comuna aprobó 5 millones de lempiras para asistir a los damnificados y comprar colchonetas, medicinas y alimentos para los afectados que fueron llevados a los 13 albergues que se habilitaron. El funcionario informó que en Tapón de los Oros también se desbordó el río y afectó a Baracoa, jurisdicción de Puerto Cortés. “El río Chamelecón causó las inundaciones, estamos rescatando a los afectados y la alcaldía aprobó el fondo de emergencia y habilitó albergues”.,

La Prensa

CHOLOMA.

Cerca de 10,000 cholomeños perdieron sus pertenencias porque sus casas quedaron bajo el agua por la crecida y desbordamiento del río Chamelecón.

El impacto fue catastrófico en los Bajos de Choloma, adonde el miércoles por la noche y la madrugada del jueves, las viviendas de 40 aldeas quedaron semisumergidas y miles de pobladores atrapados en los techos de las mismas.

4,000Los bomberos, alcaldía y voluntarios con lanchas rescataron ayer hasta las 5:00 pm a cuatro mil atrapados.

Ayer hasta las 6:00 pm, el Cuerpo de Bomberos, la alcaldía y voluntarios con lancha habían rescatado a cuatro mil personas atrapadas desde la aldea Montañuelas hasta la aldea Banderas; sin embargo, las autoridades estiman que al menos otros 1,200 ciudadanos están a la espera de ser rescatadas en puntos de mayor dificultad de acceso, es decir, en las aldeas más lejanas.

El río Chamelecón se desbordó con tal rapidez que las personas no tuvieron oportunidad de salir y no hubo más opción que subirse a los techos para salvar su vida de las corrientes.

Durante la noche continuaron los rescates y hoy se seguirá con la labor en esta zona, donde no hay energía y débil señal de telefonía celular.

En el norte del municipio ayer hubo un éxodo por temor a inundaciones.

PánicoAyer a las 10:00 am, el agua llegó al norte de Choloma, zona que conecta con los Bajos de Choloma, y colonias como Los Castaños, el parque industrial textil Gildan y la Juan Orlando Hernández, quedaron anegadas en cuestión de horas.

José Velásquez Rodríguez, vecino de los Castaños, informó a LA PRENSA que el agua entró en la comunidad por el parque Los Lirios y avanzó rápidamente lo que provocó pánico colectivo.

“No pude sacar nada, solo la ropa que ando.

Salimos huyendo con mi esposa Sandra Yamileth Reyes”, dijo con la voz quebrada.

A las 4:00 pm, la CA-13 se encontraba cubierta de agua en la comunidad de Río Nance, en el kilómetro 16, y el paso de vehículos se vio interrumpido en ambos carriles.

Personas usando refrigeradoras como balsas y otras con lanchas circulaban por la vía ante el asombro de cientos de conductores que tuvieron que detenerse a ver la escena.

Las comunidades de Río Nance y Gracias a Dios estaban completamente inundadas, pero la mayoría había evacuado desde el jueves por la noche.

Ayer a las 5:00 pm, diez personas estaban atrapadas en Gracias a Dios por la crecida y el nivel del agua seguía subiendo; sin embargo, los elementos militares que se encontraban sobre la CA-13 dijeron a LA PRENSA que estaban “saturados”, pues estaban rescatando a personas en otros puntos del país.

ÉxodoAl ver lo que pasaba en las comunidades cercanas, y temiendo lo peor, los residentes de las colonias García, Villa Valencia, residencial Casa de Campo, Villas de Alcalá, Brisas del Norte y Santa Clara se organizaron en caravanas de vehículos y sacaron sus camas y electrodomésticos.

CA-13En el kilómetro 16, la CA-13 quedó inundada ayer y el paso se interrumpió entre Choloma y Puerto Cortés.

Como se ingresa a estas comunidades por un solo desvío, la evacuación se hizo por rondas dirigidas por miembros de patronatos, un grupo de vehículos ingresaba y otros salían para evitar el embotellamiento por la calle de terracería.

José Pérez, presidente del patronato de Villas de Alcalá, informó que para prevenir pérdidas humanas, más de 1,800 familias en estas comunidades se evacuaron.

“Aquí nunca nos hemos inundado, pero debido a las noticias y advertencias decidimos salir.

El agua está en Los Castaños a dos kilómetros.

Anduvimos en Bajos de Choloma y ahí todo está inundado con el agua a los techos desde la noche del jueves”, dijo.

AsistenciaMiguel Ángel Alvarado, primer regidor de Choloma, informó que el 80% del daño en el municipio fue en los Bajos de Choloma y el resto en el norte del municipio.

La comuna aprobó 5 millones de lempiras para asistir a los damnificados y comprar colchonetas, medicinas y alimentos para los afectados que fueron llevados a los 13 albergues que se habilitaron.

El funcionario informó que en Tapón de los Oros también se desbordó el río y afectó a Baracoa, jurisdicción de Puerto Cortés.

“El río Chamelecón causó las inundaciones, estamos rescatando a los afectados y la alcaldía aprobó el fondo de emergencia y habilitó albergues”.

,