Más de 3,000 personas siguen atrapadas en los Bajos de Choloma

Choloma, Honduras. Las autoridades de este municipio con el apoyo de grupos de la comunidad y cuerpos de socorro tienen enfocados la mayor parte de sus esfuerzos de rescate en las comunidades del sector conocido como de los Bajos de Choloma, adonde más de 3,000 personas siguen atrapadas por las inundaciones producto de la depresión tropical Eta. El contingente de rescatistas liderado por los mismos pobladores con unas 30 lanchas, tractores y carros continuaban ayer sus labores enfrentando la dificultad de entrar en los lugares críticos por las fuertes corrientes del agua y el alto nivel de la misma debido a las avenidas de los ríos Ulúa y Chamelecón. En el desvío a Monterrey adonde ponían a salvo ayer a los rescatados se vivieron escenas conmovedoras al reencontrarse con sus parientes. Entre los lugares en situación crítica, según las autoridades del comité emergencia municipal (Codem), están Lupo Viejo, La Garza, La Protección y Tibombo, adonde hay unas 1,700 personas en los techos de sus casas. También se encuentran en esa misma condición las aldeas Montañuela, La Gálvez, Guanacaste, La Venta, La Bueso, Waller Adentro y Waller Bordo, Monterrey, Las Delicias, La Unión, Banderas y El Higuero. Las autoridades del Codem agilizaron ayer los rescates por la vía aérea con el apoyo de helicópteros de la Fuerza Aérea de Honduras y por tierra con la cooperación de miembros del Ejército a través de la Unidad Humanitaria de Rescate. Los 30 albergues habilitados para los damnificados ya están llenos. Las autoridades del Codem dijeron que en este momento lo que más se necesita para los damnificados son colchonetas y frazadas. Manifestaron que hay por lo menos 20,000 afectados por la depresión tropical Eta.,

Bajos de Choloma siguen incomunicados. Los rescatistas seguían trabajando ayer. Entre ellos se destaca la labor del camión llamado Hulk, cuyo conductor Fernando Orellana ha rescatado más de mil personas. En el desvío a Monterrey adonde ponían a salvo ayer a los rescatados se vivieron escenas conmovedoras al reencontrarse con sus parientes. El paso en el bulevar del norte desde Choloma a Puerto Cortés sigue interrumpido en Río Nance.

Choloma, Honduras.

Las autoridades de este municipio con el apoyo de grupos de la comunidad y cuerpos de socorro tienen enfocados la mayor parte de sus esfuerzos de rescate en las comunidades del sector conocido como de los Bajos de Choloma, adonde más de 3,000 personas siguen atrapadas por las inundaciones producto de la depresión tropical Eta.

El contingente de rescatistas liderado por los mismos pobladores con unas 30 lanchas, tractores y carros continuaban ayer sus labores enfrentando la dificultad de entrar en los lugares críticos por las fuertes corrientes del agua y el alto nivel de la misma debido a las avenidas de los ríos Ulúa y Chamelecón.

En el desvío a Monterrey adonde ponían a salvo ayer a los rescatados se vivieron escenas conmovedoras al reencontrarse con sus parientes.

Entre los lugares en situación crítica, según las autoridades del comité emergencia municipal (Codem), están Lupo Viejo, La Garza, La Protección y Tibombo, adonde hay unas 1,700 personas en los techos de sus casas.

También se encuentran en esa misma condición las aldeas Montañuela, La Gálvez, Guanacaste, La Venta, La Bueso, Waller Adentro y Waller Bordo, Monterrey, Las Delicias, La Unión, Banderas y El Higuero.

Las autoridades del Codem agilizaron ayer los rescates por la vía aérea con el apoyo de helicópteros de la Fuerza Aérea de Honduras y por tierra con la cooperación de miembros del Ejército a través de la Unidad Humanitaria de Rescate.

Los 30 albergues habilitados para los damnificados ya están llenos.

Las autoridades del Codem dijeron que en este momento lo que más se necesita para los damnificados son colchonetas y frazadas.

Manifestaron que hay por lo menos 20,000 afectados por la depresión tropical Eta.

,