Más de 468,000 estudiantes de Honduras deben recibir reforzamiento

Tegucigalpa, Honduras. La Secretaría de Educación anunció que para los más de 932,000 estudiantes que lograron conectarse a sus clases virtuales de forma satisfactoria, el año escolar finalizó el viernes 30 de octubre. No obstante, para los alumnos que no pudieron ingresar en las clases, por diferentes razones, y por ende no alcanzaron los aprendizajes requeridos se hará un reforzamiento de noviembre a febrero. Datos del Colegio de Pedagogos de Honduras (Colpedagogosh) indican que unos 468,000 estudiantes recibieron sus clases con irregularidad o no recibían las clases todos los días. Hay además cerca de 396,000 alumnos que desde que comenzaron las clases a través de las plataformas tecnológicas no ingresaron y quedaron excluidos. Entre los porqués de los alumnos que no lograron recibir sus clases están la economía familiar, lo que dificultó a los padres a comprar Internet para que sus hijos recibieran el pan del saber. Ambas cifras representan el 48% de la matrícula total en el sistema educativo público, que es de 1. 8 millones de alumnos. Pero solo el 26%, o sea 468,000, podrán recibir reforzamiento para aprobar el año escolar. EstrategiaLa viceministra de Educación, Gloria Menjívar, manifestó que buscarán a los estudiantes que no lograron los niveles de conocimiento óptimo para atenderles mediante programas, como campamentos lúdicos y la campaña Toma mi mano. La estrategia se implementará como un programa de voluntariado, se espera que participen unos tres mil voluntarios que serán capacitados por la Dirección General de Desarrollo Profesional y que tendrá una duración de tres meses. PropuestaDaniel Esponda, directivo del Colegio Profesional Union Magisterial de Honduras (Coprumh), manifestó que lo que propone la Secretaría de Educación es una nueva etapa de improvisación, “si se alarga el año, pero no se garantiza conectividad, con quién vamos a trabajar”. Esponda indicó que la Federación de Oganizaciones Magisteriales de Honduras (Fomh) propuso a la Secretaría una estrategia para reforzar a los estudiantes que tuvieron baja o ninguna conexión a Internet para recibir clases. “Lo primero es hacer un inventario; los estudiantes que han tenido altos niveles de conectividad deben terminar el 30 de noviembre como manda la ley, los que han tenido un nivel de conectividad bajo o nulo deben buscarse y hacer un plan remedial, es decir, priorizar contenido en el período de vacaciones”, detalló. La propuesta de la Fomh establece contratar de manera temporal a los docentes desempleados para que en el período de vacaciones refuercen el aprendizaje de los menores. Agregó que también se tiene que atender a unos 500,000 alumnos que están excluidos del sistema educativo desde antes de la pandemia. Esponda enfatizó en que se necesita hacer una refundación del sistema educativo nacional para mejorar los niveles.,

sistema. Los menores recibieron clases a través de diferentes plataformas tecnológicas.

Tegucigalpa, Honduras.

La Secretaría de Educación anunció que para los más de 932,000 estudiantes que lograron conectarse a sus clases virtuales de forma satisfactoria, el año escolar finalizó el viernes 30 de octubre.

No obstante, para los alumnos que no pudieron ingresar en las clases, por diferentes razones, y por ende no alcanzaron los aprendizajes requeridos se hará un reforzamiento de noviembre a febrero.

Datos del Colegio de Pedagogos de Honduras (Colpedagogosh) indican que unos 468,000 estudiantes recibieron sus clases con irregularidad o no recibían las clases todos los días.

Hay además cerca de 396,000 alumnos que desde que comenzaron las clases a través de las plataformas tecnológicas no ingresaron y quedaron excluidos.

Entre los porqués de los alumnos que no lograron recibir sus clases están la economía familiar, lo que dificultó a los padres a comprar Internet para que sus hijos recibieran el pan del saber.

Ambas cifras representan el 48% de la matrícula total en el sistema educativo público, que es de 1.

8 millones de alumnos.

Pero solo el 26%, o sea 468,000, podrán recibir reforzamiento para aprobar el año escolar.

EstrategiaLa viceministra de Educación, Gloria Menjívar, manifestó que buscarán a los estudiantes que no lograron los niveles de conocimiento óptimo para atenderles mediante programas, como campamentos lúdicos y la campaña Toma mi mano.

La estrategia se implementará como un programa de voluntariado, se espera que participen unos tres mil voluntarios que serán capacitados por la Dirección General de Desarrollo Profesional y que tendrá una duración de tres meses.

PropuestaDaniel Esponda, directivo del Colegio Profesional Union Magisterial de Honduras (Coprumh), manifestó que lo que propone la Secretaría de Educación es una nueva etapa de improvisación, “si se alarga el año, pero no se garantiza conectividad, con quién vamos a trabajar”.

Esponda indicó que la Federación de Oganizaciones Magisteriales de Honduras (Fomh) propuso a la Secretaría una estrategia para reforzar a los estudiantes que tuvieron baja o ninguna conexión a Internet para recibir clases.

“Lo primero es hacer un inventario; los estudiantes que han tenido altos niveles de conectividad deben terminar el 30 de noviembre como manda la ley, los que han tenido un nivel de conectividad bajo o nulo deben buscarse y hacer un plan remedial, es decir, priorizar contenido en el período de vacaciones”, detalló.

La propuesta de la Fomh establece contratar de manera temporal a los docentes desempleados para que en el período de vacaciones refuercen el aprendizaje de los menores.

Agregó que también se tiene que atender a unos 500,000 alumnos que están excluidos del sistema educativo desde antes de la pandemia.

Esponda enfatizó en que se necesita hacer una refundación del sistema educativo nacional para mejorar los niveles.

,