Más de 500 hondureños de la caravana migrante regresan a Honduras

Honduras. Más de 500 integrantes del éxodo optaron por regresar voluntariamente a Honduras ante la amenaza de arresto que advirtió el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. Los migrantes hondureños están regresando en varios camiones que son escoltados por soldados de Guatemala, para que se cumpla su deportación a Honduras. Serán llevados hasta la aduana de Corinto. Según informó el Instituto Nacional de Migración, 533 hondureños han retornado al país por la frontera de Corinto. Se conoció que también se espera la llegada de un grupo de al menos 1,000 personas que también estarán siendo llevados a la frontera entre Honduras y Guatemala. Sin embargo, miles siguen rumbo al norte, muchos citando la falta de empleo, servicios de salud, educación, la violencia de las pandillas y la intrafamiliar así como el narcotráfico como las causas que los llevaron a dejar el pequeño país centroamerciano de 9,3 millones de habitantes. <amp-twitter width=”375″ height=”472″ layout=”responsive” data-tweetid=”1312441152210001920″></amp-twitter>”Yo voy a seguir, claro que voy a seguir”, dijo con firmeza a la AFP Omar Ramos, de 29 años, temporalmente impedido de continuar la travesía. Sin un futuro prometedor, tras perder su empleo en un taller de pinturas de autos por la pandemia, Ramos dejó a su hijo de 10 años en Honduras y se unió a la caravana. “En Honduras no hay trabajo y la violencia está dura también. Hay muchos muertos y no hay nada más que hacer que migrar”, dijo. “La economía está muy baja y la canasta básica está muy alta”, añadió Santos Morán, desde la caravana. <amp-twitter width=”375″ height=”472″ layout=”responsive” data-tweetid=”1312434558932004870″></amp-twitter>Carlos, otro migrante que no quiso dar su apellido, aseguró que continuará la marcha rumbo a México. “Salí de Honduras porque la situación está mala, no hay trabajo, dicen que lo iban a ayudar a uno, que uno no saliera (. . . ), pero es más hambre lo que se aguanta”, dijo. México ordenó el despliegue de cientos de militares y agentes migratorios en su frontera sur para impedir el ingreso de una caravana de miles de migrantes hondureños que intenta llegar a Estados Unidos.,

La Prensa

Honduras.

Más de 500 integrantes del éxodo optaron por regresar voluntariamente a Honduras ante la amenaza de arresto que advirtió el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Los migrantes hondureños están regresando en varios camiones que son escoltados por soldados de Guatemala, para que se cumpla su deportación a Honduras.

Serán llevados hasta la aduana de Corinto.

Según informó el Instituto Nacional de Migración, 533 hondureños han retornado al país por la frontera de Corinto.

Se conoció que también se espera la llegada de un grupo de al menos 1,000 personas que también estarán siendo llevados a la frontera entre Honduras y Guatemala.

Sin embargo, miles siguen rumbo al norte, muchos citando la falta de empleo, servicios de salud, educación, la violencia de las pandillas y la intrafamiliar así como el narcotráfico como las causas que los llevaron a dejar el pequeño país centroamerciano de 9,3 millones de habitantes.

<amp-twitter width=”375″ height=”472″ layout=”responsive” data-tweetid=”1312441152210001920″></amp-twitter>”Yo voy a seguir, claro que voy a seguir”, dijo con firmeza a la AFP Omar Ramos, de 29 años, temporalmente impedido de continuar la travesía.

Sin un futuro prometedor, tras perder su empleo en un taller de pinturas de autos por la pandemia, Ramos dejó a su hijo de 10 años en Honduras y se unió a la caravana.

“En Honduras no hay trabajo y la violencia está dura también.

Hay muchos muertos y no hay nada más que hacer que migrar”, dijo.

“La economía está muy baja y la canasta básica está muy alta”, añadió Santos Morán, desde la caravana.

<amp-twitter width=”375″ height=”472″ layout=”responsive” data-tweetid=”1312434558932004870″></amp-twitter>Carlos, otro migrante que no quiso dar su apellido, aseguró que continuará la marcha rumbo a México.

“Salí de Honduras porque la situación está mala, no hay trabajo, dicen que lo iban a ayudar a uno, que uno no saliera (.

.

.

), pero es más hambre lo que se aguanta”, dijo.

México ordenó el despliegue de cientos de militares y agentes migratorios en su frontera sur para impedir el ingreso de una caravana de miles de migrantes hondureños que intenta llegar a Estados Unidos.

,