Más de mil hondureños listos para salir en caravana hacia Estados Unidos

San Pedro Sula, HondurasCientos de hondureños están en la Central Metropolitana de Buses de San Pedro Sula esperando partir en caravana con la idea de llegar a Estados Unidos. La mayoría descansa en la grama de la terminar a que llegue la noche para salir por el bulevar del norte hacia el punto aduanero de Corinto, fronterizo con Guatemala. Anoche una caravana de al menos 250 migrantes hondureños empezó su caminata rumbo a la frontera con Guatemala en su ruta hacia Estados Unidos, bajo el argumento de que en su país no existe trabajo. Los migrantes cruzaron este jueves por puntos ciegos la frontera con Guatemala donde el Gobierno decretó toque de queda en los departamentos de Izabal, Zacapa, Chiquimula, Jutiapa, El Progreso, Petén y Santa Rosa. Guatemala exige que los migrantes que ingresen presenten, además de su documento de identidad, una prueba negativa de covid-19. Muchos de los hondureños buscan de mejores condiciones de vida y viajan con la esperanza de que el próximo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, los acoja. Migrantes sin trabajoLos migrantes justifican el éxodo en la extrema pobreza y la falta de empleo, la violencia de las pandillas y narcotraficantes en su país y la crisis dejada por el paso de dos huracanes en noviembre. “No pierdan su tiempo y dinero y no arriesguen su seguridad y salud”, les recomendó en un comunicado el comisionado interino de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP), Mark A. Morgan. Es un viaje “mortal”, subrayó. Más de una docena de caravanas han partido de Honduras desde octubre de 2018, pero han chocado con el muro y los despliegues de miles de guardias fronterizos y militares ordenados por el presidente Trump en la frontera sur con México. Guatemala, México y Honduras firmaron con la administración Trump un acuerdo conocido como “tercer país seguro”, en que se comprometen a colaborar con Estados Unidos en la detención de las corrientes migratorias procedentes del sur del continente.,

La Prensa

San Pedro Sula, HondurasCientos de hondureños están en la Central Metropolitana de Buses de San Pedro Sula esperando partir en caravana con la idea de llegar a Estados Unidos.

La mayoría descansa en la grama de la terminar a que llegue la noche para salir por el bulevar del norte hacia el punto aduanero de Corinto, fronterizo con Guatemala.

Anoche una caravana de al menos 250 migrantes hondureños empezó su caminata rumbo a la frontera con Guatemala en su ruta hacia Estados Unidos, bajo el argumento de que en su país no existe trabajo.

Los migrantes cruzaron este jueves por puntos ciegos la frontera con Guatemala donde el Gobierno decretó toque de queda en los departamentos de Izabal, Zacapa, Chiquimula, Jutiapa, El Progreso, Petén y Santa Rosa.

Guatemala exige que los migrantes que ingresen presenten, además de su documento de identidad, una prueba negativa de covid-19.

Muchos de los hondureños buscan de mejores condiciones de vida y viajan con la esperanza de que el próximo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, los acoja.

Migrantes sin trabajoLos migrantes justifican el éxodo en la extrema pobreza y la falta de empleo, la violencia de las pandillas y narcotraficantes en su país y la crisis dejada por el paso de dos huracanes en noviembre.

“No pierdan su tiempo y dinero y no arriesguen su seguridad y salud”, les recomendó en un comunicado el comisionado interino de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP), Mark A.

Morgan.

Es un viaje “mortal”, subrayó.

Más de una docena de caravanas han partido de Honduras desde octubre de 2018, pero han chocado con el muro y los despliegues de miles de guardias fronterizos y militares ordenados por el presidente Trump en la frontera sur con México.

Guatemala, México y Honduras firmaron con la administración Trump un acuerdo conocido como “tercer país seguro”, en que se comprometen a colaborar con Estados Unidos en la detención de las corrientes migratorias procedentes del sur del continente.

,