México despliega militares para contener a migrantes hondureños

Ciudad de Guatemala, GuatemalaMás de 1,900 migrantes hondureños avanzaron ayer viernes por diversos puntos de Guatemala y se mantuvieron firmes en su lucha de buscar el sueño americano, pese a los obstáculos de la ruta y los registros por parte de las fuerzas de seguridad locales. La caravana migrante que ingresó ilegalmente el jueves por la mañana a Guatemala con más de 3,000 personas se dispersó ayer por grupos, y aunque alrededor de un centenar de hondureños emprendieron el regreso, la mayor parte sigue su camino. Para saberHasta anoche, la Policía de Guatemala no había realizado ningún operativo de detención y la mayoría de los migrantes continuaba su recorrido, según la agencia AFP. El Instituto Guatemalteco de Migración detalló que un grupo de 700 personas aproximadamente se dirige hacia el departamento de Petén, en el norte del país, “utilizando transporte pesado o microbuses”. Otros 800 hondureños, divididos en pequeños grupos de 25 personas, avanzan por el departamento de Izabal, en la costa guatemalteca. De acuerdo con la misma fuente, 400 hondureños viaja rumbo a la Ciudad de Guatemala, tanto caminando como en autobuses. Las autoridades han atendido a al menos 20 menores no acompañados que iban en el grupo, con asesoría de todo tipo. Migrantes hondureños, entre ellos niños, continúan la travesía para cruzar hacia la frontera mexicana mientras policías chapines les piden que regresen a su país de origen. RetornoEn contraparte, más de un centenar de hondureños que componían la caravana abandonaron voluntariamente ayer Guatemala y retornaron a su país de origen, de acuerdo con diversas fuentes. “Tenía la ilusión de ir a Estados Unidos. Según nosotros, íbamos a llegar todos juntos a la frontera con México, pero todo mundo acá en Guatemala se distribuyó, y no me vale porque voy sin dinero”, le contó Ricardo Pineda, uno de los migrantes que regresó a Honduras, a la agencia Efe. Mientras, México ordenó el despliegue de cientos de militares y agentes migratorios en su frontera sur para impedir el ingreso de la caravana. “No van a pasar”, expresó tajante Francisco Garduño, jefe del Instituto Nacional de Migración (INM). El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador denunció ayer que existen indicios de que la nueva caravana “se armó” para involucrar a México en la campaña electoral de Estados Unidos.,

La Prensa

Ciudad de Guatemala, GuatemalaMás de 1,900 migrantes hondureños avanzaron ayer viernes por diversos puntos de Guatemala y se mantuvieron firmes en su lucha de buscar el sueño americano, pese a los obstáculos de la ruta y los registros por parte de las fuerzas de seguridad locales.

La caravana migrante que ingresó ilegalmente el jueves por la mañana a Guatemala con más de 3,000 personas se dispersó ayer por grupos, y aunque alrededor de un centenar de hondureños emprendieron el regreso, la mayor parte sigue su camino.

Para saberHasta anoche, la Policía de Guatemala no había realizado ningún operativo de detención y la mayoría de los migrantes continuaba su recorrido, según la agencia AFP.

El Instituto Guatemalteco de Migración detalló que un grupo de 700 personas aproximadamente se dirige hacia el departamento de Petén, en el norte del país, “utilizando transporte pesado o microbuses”.

Otros 800 hondureños, divididos en pequeños grupos de 25 personas, avanzan por el departamento de Izabal, en la costa guatemalteca.

De acuerdo con la misma fuente, 400 hondureños viaja rumbo a la Ciudad de Guatemala, tanto caminando como en autobuses.

Las autoridades han atendido a al menos 20 menores no acompañados que iban en el grupo, con asesoría de todo tipo.

Migrantes hondureños, entre ellos niños, continúan la travesía para cruzar hacia la frontera mexicana mientras policías chapines les piden que regresen a su país de origen.

RetornoEn contraparte, más de un centenar de hondureños que componían la caravana abandonaron voluntariamente ayer Guatemala y retornaron a su país de origen, de acuerdo con diversas fuentes.

“Tenía la ilusión de ir a Estados Unidos.

Según nosotros, íbamos a llegar todos juntos a la frontera con México, pero todo mundo acá en Guatemala se distribuyó, y no me vale porque voy sin dinero”, le contó Ricardo Pineda, uno de los migrantes que regresó a Honduras, a la agencia Efe.

Mientras, México ordenó el despliegue de cientos de militares y agentes migratorios en su frontera sur para impedir el ingreso de la caravana.

“No van a pasar”, expresó tajante Francisco Garduño, jefe del Instituto Nacional de Migración (INM).

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador denunció ayer que existen indicios de que la nueva caravana “se armó” para involucrar a México en la campaña electoral de Estados Unidos.

,