Movimiento Mundial por la Infancia pide protección ante impacto de Iota en Honduras

Tegucigalpa, Honduras. Mediante un comunicado, el Movimiento Mundial por la Infancia capitulo Honduras (MMI-H), manifestó su preocupación ante la situación de alto riesgo y vulnerabilidad en la que están siendo expuestas, según Unicef, más de 1. 5 millones de niñas, niños y adolescentes hondureñas, cifra que podría aumentar con la inminente llegada del huracán Iota. A la fecha se han presentado una serie de inundaciones, desborde de ríos, socavamiento de suelos y deslizamientos de tierra que lamentablemente han provocado muertes, desapariciones, evacuaciones y daños importantes en regiones de alta vulnerabilidad, a esto se suma casos de violación de derechos de la niñez, en especial de orden físico y sexual en las comunidades y albergues. “Abogamos porque la respuesta humanitaria integre de inmediato un enfoque de protección de derechos, en especial de la niñez y adolescencia afectada por este contexto de desastres naturales. Abogamos por la prevención de violencia basada en género y del embarazo adolescente, que en situaciones de emergencia pueden incrementarse”, señaló el Movimiento. Relacionada: Lluvias aumentan caudal de los ríos cercanos a La CeibaAnte dicha situación, indicó que han activado los equipos de respuesta inmediata, coordinando e impulsando acciones ante el impacto negativo que se está viviendo, situación que se agrava a causa del COVID-19, arriesgando aún más la vida, la seguridad y el bienestar general de las niñas, niños y adolescentes, particularmente las y los más marginalizados. En este contexto, instaron a las autoridades nacionales, departamentales y municipales a ejecutar acciones que garanticen la protección integral y el cumplimiento de los derechos de la niñez y adolescencia afectada por la tormenta Eta y el paso del huracán Iota. PeticionesEl Movimiento pidió al Sistema de Garantías de Derechos de Niñez y Adolescencia de Honduras, impulsar políticas públicas de asistencia social, centradas en la protección integral de la niñez y adolescencia, además de articular a nivel nacional, departamental y municipal, programas y acciones intersectoriales para la defensa y reparación del daño ante la vulneración de derechos en contextos de emergencia nacional. A Sinager le pidió incorporar en los planes de respuesta humanitaria, el enfoque de derechos, intercultural y de género, haciéndose acompañar por la institucionalidad pública competente en la materia para prevenir la violación de derechos humanos. La niñez y adolescencia, los más vulnerables en medio de los desastres naturales. Por otro lado, implementar los protocolos de protección especial a la niñez y adolescencia, específicos y definidos para que tengan acceso a espacios dignos y seguros junto a sus familias, a fin de salvar vidas y superar los riesgos presentes en esta situación crítica. Además, considerar la atención psico-emocional de los y las afectados, especialmente niñas, niños y adolescentes. De igual manera, consideraron importante la pronta recopilación de datos sobre niñez y adolescencia afectada, para una rápida y oportuna respuesta diferenciada por parte de todos los actores de la sociedad. Puede leer: Iota azota con fuertes lluvias a San Pedro Sula y al Valle de SulaAsimismo, establecer entornos seguros y protectores para madres, niñas, niños y adolescentes dentro de los albergues asignados para la atención de la emergencia, así como propiciar el retorno seguro a sus hogares, comunidades, espacios amigables donde las niñas y niños puedan estudiar y jugar. “Hacemos un llamado a las y los defensores de la niñez, de las organizaciones de sociedad civil, líderes de base comunitarios, asociaciones de padres y madres de familia, docentes en las comunidades, para trrabajar de forma conjunta y coordinada, se aboquen a los albergues a nivel nacional e identifiquen mecanismos de coordinación para la vigilancia permanente a lo interno”, agregaron. “Un llamado a la denuncia inmediata ante la Fiscalía de la Niñez del Ministerio Publico, a la Dirección de Niñez, adolescencia y Familia (Dinaf), Comisionado de los derechos humanos (Conadeh), al Sistema Nacional de Emergencias 911 o ante la red Coiproden, de cualquier situación que se presente y que vulnere a las NNA”, exclamaron en su escrito. Para concluir, enfatizaron que como entidad están a disposición su experiencia, recursos, capacidad técnica y operativa, para actuar oportunamente en la protección y asistencia de las víctimas y afectados por la depresión tropical Eta y el paso del huracán Iota.,

La Prensa

Tegucigalpa, Honduras.

Mediante un comunicado, el Movimiento Mundial por la Infancia capitulo Honduras (MMI-H), manifestó su preocupación ante la situación de alto riesgo y vulnerabilidad en la que están siendo expuestas, según Unicef, más de 1.

5 millones de niñas, niños y adolescentes hondureñas, cifra que podría aumentar con la inminente llegada del huracán Iota.

A la fecha se han presentado una serie de inundaciones, desborde de ríos, socavamiento de suelos y deslizamientos de tierra que lamentablemente han provocado muertes, desapariciones, evacuaciones y daños importantes en regiones de alta vulnerabilidad, a esto se suma casos de violación de derechos de la niñez, en especial de orden físico y sexual en las comunidades y albergues.

“Abogamos porque la respuesta humanitaria integre de inmediato un enfoque de protección de derechos, en especial de la niñez y adolescencia afectada por este contexto de desastres naturales.

Abogamos por la prevención de violencia basada en género y del embarazo adolescente, que en situaciones de emergencia pueden incrementarse”, señaló el Movimiento.

Relacionada: Lluvias aumentan caudal de los ríos cercanos a La CeibaAnte dicha situación, indicó que han activado los equipos de respuesta inmediata, coordinando e impulsando acciones ante el impacto negativo que se está viviendo, situación que se agrava a causa del COVID-19, arriesgando aún más la vida, la seguridad y el bienestar general de las niñas, niños y adolescentes, particularmente las y los más marginalizados.

En este contexto, instaron a las autoridades nacionales, departamentales y municipales a ejecutar acciones que garanticen la protección integral y el cumplimiento de los derechos de la niñez y adolescencia afectada por la tormenta Eta y el paso del huracán Iota.

PeticionesEl Movimiento pidió al Sistema de Garantías de Derechos de Niñez y Adolescencia de Honduras, impulsar políticas públicas de asistencia social, centradas en la protección integral de la niñez y adolescencia, además de articular a nivel nacional, departamental y municipal, programas y acciones intersectoriales para la defensa y reparación del daño ante la vulneración de derechos en contextos de emergencia nacional.

A Sinager le pidió incorporar en los planes de respuesta humanitaria, el enfoque de derechos, intercultural y de género, haciéndose acompañar por la institucionalidad pública competente en la materia para prevenir la violación de derechos humanos.

La niñez y adolescencia, los más vulnerables en medio de los desastres naturales.

Por otro lado, implementar los protocolos de protección especial a la niñez y adolescencia, específicos y definidos para que tengan acceso a espacios dignos y seguros junto a sus familias, a fin de salvar vidas y superar los riesgos presentes en esta situación crítica.

Además, considerar la atención psico-emocional de los y las afectados, especialmente niñas, niños y adolescentes.

De igual manera, consideraron importante la pronta recopilación de datos sobre niñez y adolescencia afectada, para una rápida y oportuna respuesta diferenciada por parte de todos los actores de la sociedad.

Puede leer: Iota azota con fuertes lluvias a San Pedro Sula y al Valle de SulaAsimismo, establecer entornos seguros y protectores para madres, niñas, niños y adolescentes dentro de los albergues asignados para la atención de la emergencia, así como propiciar el retorno seguro a sus hogares, comunidades, espacios amigables donde las niñas y niños puedan estudiar y jugar.

“Hacemos un llamado a las y los defensores de la niñez, de las organizaciones de sociedad civil, líderes de base comunitarios, asociaciones de padres y madres de familia, docentes en las comunidades, para trrabajar de forma conjunta y coordinada, se aboquen a los albergues a nivel nacional e identifiquen mecanismos de coordinación para la vigilancia permanente a lo interno”, agregaron.

“Un llamado a la denuncia inmediata ante la Fiscalía de la Niñez del Ministerio Publico, a la Dirección de Niñez, adolescencia y Familia (Dinaf), Comisionado de los derechos humanos (Conadeh), al Sistema Nacional de Emergencias 911 o ante la red Coiproden, de cualquier situación que se presente y que vulnere a las NNA”, exclamaron en su escrito.

Para concluir, enfatizaron que como entidad están a disposición su experiencia, recursos, capacidad técnica y operativa, para actuar oportunamente en la protección y asistencia de las víctimas y afectados por la depresión tropical Eta y el paso del huracán Iota.

,