“Muerte de Keyla Martínez puede resolverse en 48 horas”: exdirectora de Medicina Forense

Tegucigalpa, Honduras. Julissa Villanueva, exdirectora de Medicina Forense del Ministerio Público, dijo que la muerte de Keyla Martínez (26), estudiante de Enfermería de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah), puede resolverse en 48 horas. La joven perdió la vida dentro de una celda en la Unidad Departamental de Policía #10 en La Esperanza, Intibucá, tras ser detenida el pasado 06 de febrero por el delito de escándalo en la vía pública en estado de ebriedad y por el incumplimiento al toque de queda vigente. La versión de las autoridades es que la Martínez intentó quitarse la vida dentro de la celda y fue trasladada Hospital Enrique Aguilar Cerrato, donde falleció. Sin embargo, el reporte del centro asistencial detalla que la universitaria llegó sin signos vitales. Además lea: “Keyla murió a manos de policías de La Esperanza”, sostiene hermana de la universitaria”Yo, como exdirectora de Medicina Forense, le puedo asegurar que un caso de esta envergadura y de impacto puede resolverse en menos de 48 horas si así se desea, o se deja en secretividad y en omisión lenta para no demostrar la verdad de los hechos”, declaró Villanueva en medios de comunicación. Señaló que se trata de una clara muerte bajo custodia de los entes policiales y donde el Estado en ese momento tiene 100% la responsabilidad de garantizar la vida de una persona que ni siquiera ha tenido una sentencia. “Estaba nada más esperando ahí en una reclusión, aparentemente por haber hecho un disturbio en la vía pública y apareció muerta”. Lamentó la falta de transparencia y garantías en los procesos de investigación por parte de los aparatos de seguridad y justicia del Estado hondureño. “Lo digo claro, porque hay mucho temor en este país y cuando se dice la verdad prácticamente usted puede ser intimidado o amenazado de muerte o ejecutado; en ese sentido, aquí no se respetan los derechos humanos de la población, estamos viendo situaciones tan alarmantes como esta donde no hay garantías ni hay transparencia en los procesos de investigación”, agregó. A la vez destacó, las medidas de presión que está ejerciendo la población hondureña en aras de exigir que se esclarezcan los hechos, y que se castigue sí hay responsables ante dicha muerte. <iframe src=”https://www. timetoast. com/embed/2478980?colors=%23F3F3F3%2C%23FFFFFF%2C%23808080%2C%235A00FF&token=MjQ3ODk4MC02ODU5Mzk” width=”500″ height=”400″ frameborder=”0″ allowfullscreen></iframe>,

La Prensa

Tegucigalpa, Honduras.

Julissa Villanueva, exdirectora de Medicina Forense del Ministerio Público, dijo que la muerte de Keyla Martínez (26), estudiante de Enfermería de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah), puede resolverse en 48 horas.

La joven perdió la vida dentro de una celda en la Unidad Departamental de Policía #10 en La Esperanza, Intibucá, tras ser detenida el pasado 06 de febrero por el delito de escándalo en la vía pública en estado de ebriedad y por el incumplimiento al toque de queda vigente.

La versión de las autoridades es que la Martínez intentó quitarse la vida dentro de la celda y fue trasladada Hospital Enrique Aguilar Cerrato, donde falleció.

Sin embargo, el reporte del centro asistencial detalla que la universitaria llegó sin signos vitales.

Además lea: “Keyla murió a manos de policías de La Esperanza”, sostiene hermana de la universitaria”Yo, como exdirectora de Medicina Forense, le puedo asegurar que un caso de esta envergadura y de impacto puede resolverse en menos de 48 horas si así se desea, o se deja en secretividad y en omisión lenta para no demostrar la verdad de los hechos”, declaró Villanueva en medios de comunicación.

Señaló que se trata de una clara muerte bajo custodia de los entes policiales y donde el Estado en ese momento tiene 100% la responsabilidad de garantizar la vida de una persona que ni siquiera ha tenido una sentencia.

“Estaba nada más esperando ahí en una reclusión, aparentemente por haber hecho un disturbio en la vía pública y apareció muerta”.

Lamentó la falta de transparencia y garantías en los procesos de investigación por parte de los aparatos de seguridad y justicia del Estado hondureño.

“Lo digo claro, porque hay mucho temor en este país y cuando se dice la verdad prácticamente usted puede ser intimidado o amenazado de muerte o ejecutado; en ese sentido, aquí no se respetan los derechos humanos de la población, estamos viendo situaciones tan alarmantes como esta donde no hay garantías ni hay transparencia en los procesos de investigación”, agregó.

A la vez destacó, las medidas de presión que está ejerciendo la población hondureña en aras de exigir que se esclarezcan los hechos, y que se castigue sí hay responsables ante dicha muerte.

<iframe src=”https://www.

timetoast.

com/embed/2478980?colors=%23F3F3F3%2C%23FFFFFF%2C%23808080%2C%235A00FF&token=MjQ3ODk4MC02ODU5Mzk” width=”500″ height=”400″ frameborder=”0″ allowfullscreen></iframe>

,