No relajarse y arreciar medidas contra el covid piden médicos

TEGUCIGALPA. A juicio de expertos, Honduras vive una fase de mucha cautela respecto al covid-19, por lo que recomiendan a la población no relajarse, porque se está llegando a la meseta de la primera ola pandémica. Además, advierten que si no se continúa con estrictas medidas de bioseguridad hay una alta posibilidad de que la epidemia se descontrole y se desate una segunda ola de covid. Ahora son cruciales las decisiones epidemiológicas que se tomen para bajar la curva de contagios. “Esta es una pandemia silenciosa y con poca capacidad de documentación en la Secretaría de Salud, que nos indica que no debemos cantar victoria por los rebrotes. Octubre será una combinación peligrosa con fenómenos atmosféricos que van a afectar el país. Esto se va a terminar hasta que nos infectemos y nos lleve a inmunidad de rebaño o hasta que se descubra la vacuna eficaz”, dijo Manuel Sierra, infectólogo. A su juicio, preocupa que la tendencia que se observa es que el país no va al descenso, porque los datos reportados por el Sistema Nacional de Riesgos (Sinager) en la última semana presentan un incremento de la positividad y esto que el número de pruebas ha bajado. “La positividad se mantiene, sigue y sigue. El problema que tenemos es el sistema de información deficiente y que no comparten la información. Si de esos 61,000 casos y más que reportan se multiplica por cuatro o cinco, es seguro que en el país deben haber unas 300,000 personas que han sido infectadas y eso debe llamar la atención”, dijo Sierra. CautelaAnte la proyección que hicieron esta semana expertos acompañados por autoridades del Gobierno donde se estima que en los centros urbanos debe andar entre un 10 a 20% de contagiados moviéndose sin síntomas, piden a la población mucha cautela y no dejar las medidas de bioseguridad. La tasa de mortalidad la consideran relativamente baja porque que no alcanzó las proyecciones estimadas al inicio de la pandemia. En esto no solo incidieron las medidas oportunas para el confinamiento que evitó el contagio masivo, sino también que la plataforma del manejo del covid también identificó que el tratamiento temprano del proceso inflamatorio y la trombosis eran cruciales para disminuir la mortalidad. “Estamos en etapa de transmisión comunitaria, casos sin síntomas, pero con pruebas positivas. La tasa de mortalidad la tenemos en un 3. 1%, otros países andan arriba. Ayudó la atención comunitaria y brigadas médicas. Además se ha demostrado en varios estudios médicos que los países que usaron la vacuna contra la tuberculosis o BCG tienen menor mortalidad que los países que no la utilizaron y eso podría estar influyendo”, dijo Elsa Palou, exministra de Salud. A esto también se suma la vacuna contra el sarampión y rubeola. “En donde se ha usado esta vacuna se estimula el sistema inmune y esto ayuda a controlar mejor el covid, son datos que tendríamos que analizar”, dijo Palou. Lo que tienen claro los expertos es que todo indica que la segunda oleada es real y que afectará al país. “Vamos hacia una segunda oleada, por tanto, cero relajamiento, hay que seguir las medidas de bioseguridad, estamos en la meseta y la tendencia es ir arriba, no hay que descuidarse, tomar siempre precaución”, pidió la exministra. Hospital del Tórax desocupa cuatro salas usadas para pacientes covidTEGUCIGALPA. Ante la baja en el número de pacientes ingresados por covid-19, el Instituto Nacional Cardiopulmonar, conocido como El Tórax, desde ayer decidió que cuatro de las salas que se habilitaron para pacientes covid serán utilizadas para dar atención normal a los pacientes que dejaron de asistir a sus controles por la emergencia. De esta manera la sala covid número ocho vuelve a ser sala de atención normal, la sala covid tres atenderá pacientes con tuberculosis nuevamente, la sala cuatro vuelve para atender a pacientes con VIH-sida y la sala nueve asistirá a pacientes con afecciones cardíacas. “El descenso de ocupación hospitalaria genera estas noticias positivas, ha bajado la cantidad de pacientes”, dijo Nía Carbajal, vocera del hospital.,

advertencia. Temen que suceda una segunda ola por covid,   por lo que aconsejan continuar tomando medidas de bioseguridad.

TEGUCIGALPA.

A juicio de expertos, Honduras vive una fase de mucha cautela respecto al covid-19, por lo que recomiendan a la población no relajarse, porque se está llegando a la meseta de la primera ola pandémica.

Además, advierten que si no se continúa con estrictas medidas de bioseguridad hay una alta posibilidad de que la epidemia se descontrole y se desate una segunda ola de covid.

Ahora son cruciales las decisiones epidemiológicas que se tomen para bajar la curva de contagios.

“Esta es una pandemia silenciosa y con poca capacidad de documentación en la Secretaría de Salud, que nos indica que no debemos cantar victoria por los rebrotes.

Octubre será una combinación peligrosa con fenómenos atmosféricos que van a afectar el país.

Esto se va a terminar hasta que nos infectemos y nos lleve a inmunidad de rebaño o hasta que se descubra la vacuna eficaz”, dijo Manuel Sierra, infectólogo.

A su juicio, preocupa que la tendencia que se observa es que el país no va al descenso, porque los datos reportados por el Sistema Nacional de Riesgos (Sinager) en la última semana presentan un incremento de la positividad y esto que el número de pruebas ha bajado.

“La positividad se mantiene, sigue y sigue.

El problema que tenemos es el sistema de información deficiente y que no comparten la información.

Si de esos 61,000 casos y más que reportan se multiplica por cuatro o cinco, es seguro que en el país deben haber unas 300,000 personas que han sido infectadas y eso debe llamar la atención”, dijo Sierra.

CautelaAnte la proyección que hicieron esta semana expertos acompañados por autoridades del Gobierno donde se estima que en los centros urbanos debe andar entre un 10 a 20% de contagiados moviéndose sin síntomas, piden a la población mucha cautela y no dejar las medidas de bioseguridad.

La tasa de mortalidad la consideran relativamente baja porque que no alcanzó las proyecciones estimadas al inicio de la pandemia.

En esto no solo incidieron las medidas oportunas para el confinamiento que evitó el contagio masivo, sino también que la plataforma del manejo del covid también identificó que el tratamiento temprano del proceso inflamatorio y la trombosis eran cruciales para disminuir la mortalidad.

“Estamos en etapa de transmisión comunitaria, casos sin síntomas, pero con pruebas positivas.

La tasa de mortalidad la tenemos en un 3.

1%, otros países andan arriba.

Ayudó la atención comunitaria y brigadas médicas.

Además se ha demostrado en varios estudios médicos que los países que usaron la vacuna contra la tuberculosis o BCG tienen menor mortalidad que los países que no la utilizaron y eso podría estar influyendo”, dijo Elsa Palou, exministra de Salud.

A esto también se suma la vacuna contra el sarampión y rubeola.

“En donde se ha usado esta vacuna se estimula el sistema inmune y esto ayuda a controlar mejor el covid, son datos que tendríamos que analizar”, dijo Palou.

Lo que tienen claro los expertos es que todo indica que la segunda oleada es real y que afectará al país.

“Vamos hacia una segunda oleada, por tanto, cero relajamiento, hay que seguir las medidas de bioseguridad, estamos en la meseta y la tendencia es ir arriba, no hay que descuidarse, tomar siempre precaución”, pidió la exministra.

Hospital del Tórax desocupa cuatro salas usadas para pacientes covidTEGUCIGALPA.

Ante la baja en el número de pacientes ingresados por covid-19, el Instituto Nacional Cardiopulmonar, conocido como El Tórax, desde ayer decidió que cuatro de las salas que se habilitaron para pacientes covid serán utilizadas para dar atención normal a los pacientes que dejaron de asistir a sus controles por la emergencia.

De esta manera la sala covid número ocho vuelve a ser sala de atención normal, la sala covid tres atenderá pacientes con tuberculosis nuevamente, la sala cuatro vuelve para atender a pacientes con VIH-sida y la sala nueve asistirá a pacientes con afecciones cardíacas.

“El descenso de ocupación hospitalaria genera estas noticias positivas, ha bajado la cantidad de pacientes”, dijo Nía Carbajal, vocera del hospital.

,