Pastor Alberto Solórzano es ordenado obispo de la Red Global CCI

Tegucigalpa. El reconocido pastor hondureño Alberto Solórzano fue ordenado anoche como obispo de la Red Global del Centro Cristiano Internacional (CCI). En el cristianismo evangélico un obispo es un vigilante, inspector, supervisor o superintendente; es un fiel que recibe el liderazgo de supervisar una congregación, a los pastores o sacerdotes, según el caso, de un territorio determinado. En la nomenclatura cristiana Obispo es el grado más elevado del sacerdocio. Los obispos necesitan ser ordenados por una autoridad superior y anoche el reverendo René Peñalba, obispo de la Red Global CCI y presidente fundador del CCI, en el último día de la Cumbre Global CCI, en una ceremonia solemne, ungió como tal al pastor Alberto Solórzano, quien lo asistirá en sus funciones al frente de la Red Global CCI. En sus nuevas tareas en la organización CCI, Solórzano fungirá como obispo auxiliar del reverendo Peñalba en las áreas de cobertura, gobierno, representación y ejecutiva de la Red Global CCI y coordinará los diferentes presbiterios diseminados en más de 30 países de cuatro continentes. La Red Global CCI, fundada por el obispo René Peñalba, aglutina más de setecientas iglesias y acciones misioneras alrededor del mundo, lo que ha hecho necesaria la creación de una estructura organizativa conformada por el episcopado, una dirección ejecutiva, presbiterio internacional y presbiterios nacionales y regionales. Parte del trabajo que requiere la coordinación de esta amplia estructura será asumido por el ahora obispo Alberto Solórzano, a fin de enfrentar de una forma más eficiente los desafíos que se presentan para la próxima década, cuando todas las iglesias deberán redefinir sus roles para continuar su trabajo pastoral en una sociedad post pandemia. La organización CCI se prepara para enfrentar los retos que presentan los cambios que se han operado en el mundo y que exigen nuevas formas de evangelizar ajustadas a la nueva realidad. La estrategia del CCI para la próxima década fue presentada a todas las iglesias de la Red global en la cumbre denominada “Hacia donde vamos” que se realizó el 25, 26 y 27 de enero. La cumbre, que se realizó en una combinación de jornadas virtuales y presenciales desde Tegucigalpa y San Pedro Sula, fue transmitida por circuito cerrado a todas las iglesias de la Red que pudieron así participar de este encuentro que se celebra cada dos años.,

La Prensa

Tegucigalpa.

El reconocido pastor hondureño Alberto Solórzano fue ordenado anoche como obispo de la Red Global del Centro Cristiano Internacional (CCI).

En el cristianismo evangélico un obispo es un vigilante, inspector, supervisor o superintendente; es un fiel que recibe el liderazgo de supervisar una congregación, a los pastores o sacerdotes, según el caso, de un territorio determinado.

En la nomenclatura cristiana Obispo es el grado más elevado del sacerdocio.

Los obispos necesitan ser ordenados por una autoridad superior y anoche el reverendo René Peñalba, obispo de la Red Global CCI y presidente fundador del CCI, en el último día de la Cumbre Global CCI, en una ceremonia solemne, ungió como tal al pastor Alberto Solórzano, quien lo asistirá en sus funciones al frente de la Red Global CCI.

En sus nuevas tareas en la organización CCI, Solórzano fungirá como obispo auxiliar del reverendo Peñalba en las áreas de cobertura, gobierno, representación y ejecutiva de la Red Global CCI y coordinará los diferentes presbiterios diseminados en más de 30 países de cuatro continentes.

La Red Global CCI, fundada por el obispo René Peñalba, aglutina más de setecientas iglesias y acciones misioneras alrededor del mundo, lo que ha hecho necesaria la creación de una estructura organizativa conformada por el episcopado, una dirección ejecutiva, presbiterio internacional y presbiterios nacionales y regionales.

Parte del trabajo que requiere la coordinación de esta amplia estructura será asumido por el ahora obispo Alberto Solórzano, a fin de enfrentar de una forma más eficiente los desafíos que se presentan para la próxima década, cuando todas las iglesias deberán redefinir sus roles para continuar su trabajo pastoral en una sociedad post pandemia.

La organización CCI se prepara para enfrentar los retos que presentan los cambios que se han operado en el mundo y que exigen nuevas formas de evangelizar ajustadas a la nueva realidad.

La estrategia del CCI para la próxima década fue presentada a todas las iglesias de la Red global en la cumbre denominada “Hacia donde vamos” que se realizó el 25, 26 y 27 de enero.

La cumbre, que se realizó en una combinación de jornadas virtuales y presenciales desde Tegucigalpa y San Pedro Sula, fue transmitida por circuito cerrado a todas las iglesias de la Red que pudieron así participar de este encuentro que se celebra cada dos años.

,