Peligra adquisición de vacunas contra covid del Seguro Social

TEGUCIGALPA. La adquisición de 1. 4 millones de dosis de la vacuna contra el covid-19 por parte del Seguro Social y la empresa privada está en riesgo por la burocracia y la lentitud en la toma de decisiones de las autoridades del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS). Fuentes confiables dijeron que el IHSS está poniendo una serie de trabas a pesar de que el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) ya ofreció y firmó un anticipo de un 20% del valor de la adquisición para la precompra de las dosis. El anticipo fue de 1. 4 millones de dólares, unos 30 millones de lempiras. La compañía farmacéutica inglesa AstraZeneca está a punto de obtener luz verde de la Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos para sacar al mercado su vacuna. A su vez, ha instalado laboratorios de producción en México y Argentina, es la que ha dado oportunidades para que algunos países puedan hacer reservaciones de la vacuna por la alta demanda de solicitudes. Se sabe, por ejemplo, que México ha reservado 10 millones de dosis, República Dominicana, de siete millones, y El Salvador mantiene conversaciones para seis millones de dosis. En el caso de Honduras, el país obtendrá el 20% de vacunas, pero para atender a la población vulnerable a través del mecanismo Covax que impulsan Gavi y OMS. Esas dosis de inmunización estarían entrando a partir del segundo semestre de 2021. Fue en ese contexto que se buscó un acercamiento entre la empresa privada y el Seguro Social con AstraZeneca, como uno de los proveedores. La vacuna que ofrece esta farmacéutica ha sido considerada en virtud de que su aplicación es muy familiar al cuadro de vacunas que ya implementa el Estado, por lo que el uso por parte del sector salud es conocido. Teniendo como testigo al presidente de la república, Juan Orlando Hernández, se firmó el 20% de anticipo que demandaba la compañía para asegurar el espacio de 1. 4 millones de dosis a los miembros afiliados al Seguro Social, garantizando de esta manera que la fuerza laboral estuviera inmunizada y se involucrara en la reactivación económica. Pago del CohepEl pago no reembolsable lo puso la empresa privada porque el Seguro Social por su naturaleza de institución pública no lo podía hacer; además, hay ejemplos cuestionadores como el caso de Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H) y los hospitales móviles. El compromiso de AstraZeneca es que las 1. 4 millones de dosis estarían llegando al país a finales del primer trimestre, es decir, en marzo o a principios de abril. Sin embargo, la situación en los últimos días parece tambalearse porque el Seguro Social está poniendo una serie de trabas y consideraciones a la millonaria farmacéutica, y lo peor es que hay tiempos fatales para definir completamente la compra de las vacunas. AstraZeneca ha ampliado en dos momentos los plazos, incluso el Poder Ejecutivo ha enviado un proyecto de ley al Congreso Nacional para que el Seguro Social quede habilitado en la compra de las vacunas. “El problema es que el Seguro Social siempre sale con algo nuevo, y eso pone en riesgo asegurar la reserva de las vacunas”, dijo una fuente conocedora del asunto. 20%se pagó de adelanto a la farmacéutica por parte del Cohep, ahora las trabas se ven en el Instituto Hondureño de Seguridad Social, según fuentes conocedoras del tema. La fuente incluso se adelantó a cualquier especulación al subrayar que en este caso no hay intermediarios ni alguien metido que quiere hacer negocios, sino que es una conversación directa entre AstraZeneca y el IHSS. El Seguro está pidiendo una garantía de cumplimiento a la farmacéutica; pero se trata de una compañía que está ofreciendo su producto a otros países como México, República Dominicana y esos países lo que quieren es la vacuna para atender a su población. Además, no se trata de una firma nueva o desconocida, sino de uno de los laboratorios más grandes del mundo, cuyo presupuesto, incluso, es muy superior al presupuesto del Gobierno de la república, explicó la fuente. Incluso, el Gobierno de Estados Unidos invirtió mil millones de dólares en esta empresa para que acelerara la producción de la vacuna.,

LOREMODM. Eonimuscimstis netius rerumque. CRÉDITO

TEGUCIGALPA.

La adquisición de 1.

4 millones de dosis de la vacuna contra el covid-19 por parte del Seguro Social y la empresa privada está en riesgo por la burocracia y la lentitud en la toma de decisiones de las autoridades del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

Fuentes confiables dijeron que el IHSS está poniendo una serie de trabas a pesar de que el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) ya ofreció y firmó un anticipo de un 20% del valor de la adquisición para la precompra de las dosis.

El anticipo fue de 1.

4 millones de dólares, unos 30 millones de lempiras.

La compañía farmacéutica inglesa AstraZeneca está a punto de obtener luz verde de la Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos para sacar al mercado su vacuna.

A su vez, ha instalado laboratorios de producción en México y Argentina, es la que ha dado oportunidades para que algunos países puedan hacer reservaciones de la vacuna por la alta demanda de solicitudes.

Se sabe, por ejemplo, que México ha reservado 10 millones de dosis, República Dominicana, de siete millones, y El Salvador mantiene conversaciones para seis millones de dosis.

En el caso de Honduras, el país obtendrá el 20% de vacunas, pero para atender a la población vulnerable a través del mecanismo Covax que impulsan Gavi y OMS.

Esas dosis de inmunización estarían entrando a partir del segundo semestre de 2021.

Fue en ese contexto que se buscó un acercamiento entre la empresa privada y el Seguro Social con AstraZeneca, como uno de los proveedores.

La vacuna que ofrece esta farmacéutica ha sido considerada en virtud de que su aplicación es muy familiar al cuadro de vacunas que ya implementa el Estado, por lo que el uso por parte del sector salud es conocido.

Teniendo como testigo al presidente de la república, Juan Orlando Hernández, se firmó el 20% de anticipo que demandaba la compañía para asegurar el espacio de 1.

4 millones de dosis a los miembros afiliados al Seguro Social, garantizando de esta manera que la fuerza laboral estuviera inmunizada y se involucrara en la reactivación económica.

Pago del CohepEl pago no reembolsable lo puso la empresa privada porque el Seguro Social por su naturaleza de institución pública no lo podía hacer; además, hay ejemplos cuestionadores como el caso de Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H) y los hospitales móviles.

El compromiso de AstraZeneca es que las 1.

4 millones de dosis estarían llegando al país a finales del primer trimestre, es decir, en marzo o a principios de abril.

Sin embargo, la situación en los últimos días parece tambalearse porque el Seguro Social está poniendo una serie de trabas y consideraciones a la millonaria farmacéutica, y lo peor es que hay tiempos fatales para definir completamente la compra de las vacunas.

AstraZeneca ha ampliado en dos momentos los plazos, incluso el Poder Ejecutivo ha enviado un proyecto de ley al Congreso Nacional para que el Seguro Social quede habilitado en la compra de las vacunas.

“El problema es que el Seguro Social siempre sale con algo nuevo, y eso pone en riesgo asegurar la reserva de las vacunas”, dijo una fuente conocedora del asunto.

20%se pagó de adelanto a la farmacéutica por parte del Cohep, ahora las trabas se ven en el Instituto Hondureño de Seguridad Social, según fuentes conocedoras del tema.

La fuente incluso se adelantó a cualquier especulación al subrayar que en este caso no hay intermediarios ni alguien metido que quiere hacer negocios, sino que es una conversación directa entre AstraZeneca y el IHSS.

El Seguro está pidiendo una garantía de cumplimiento a la farmacéutica; pero se trata de una compañía que está ofreciendo su producto a otros países como México, República Dominicana y esos países lo que quieren es la vacuna para atender a su población.

Además, no se trata de una firma nueva o desconocida, sino de uno de los laboratorios más grandes del mundo, cuyo presupuesto, incluso, es muy superior al presupuesto del Gobierno de la república, explicó la fuente.

Incluso, el Gobierno de Estados Unidos invirtió mil millones de dólares en esta empresa para que acelerara la producción de la vacuna.

,