Piden eliminar los pagos a cuenta para salvar los empleos

Tegucigalpa, Honduras. Pese a la reapertura, las finanzas de las empresas no han mejorado lo suficiente para realizar los pagos a cuenta del impuesto sobre la renta (ISR) y el impuesto de 1% sobre el activo neto este año 2020, afirmaron las autoridades del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep). En ese sentido volvieron a pedir al Poder Ejecutivo y al Congreso Nacional que se eliminen los pagos para este período. Explicaron que la contracción económica provocada por la pandemia del covid-19 en el país es severa, por lo que eliminar los pagos es una verdadera medida de reactivación económica, que permitirá a las empresas contar con liquidez para el cumplimiento de sus obligaciones laborales y sociales. LEA: Si Gobierno de Honduras incumple se derrumba el IHSSEsto impactará de forma positiva en la sostenibilidad y recuperación de empleos, indicó el sector privado durante una conferencia de prensa y también a través de un comunicado. El empresario y directivo del Cohep, Daniel Fortín, explicó que “las empresas definitivamente no van a tener las mismas utilidades del año pasado y hay que recordar que los pagos a cuenta son un anticipo”. “No deberíamos estarle financiando al gobierno, sino pagando el impuesto cuando se cause y peor en esta pandemia”, manifestó Fortín. Asimismo, explicó que al hacer el pago muchas empresas tendrán crédito fiscal a su favor y otras que tendrán pérdidas no estarán obligadas a pagar. El problema es que el gobierno no tendrá la capacidad de devolver el dinero pagado por las empresas. Agregó que al estar cerradas las empresas y ahora trabajando con solo un 20% de capacidad por un prolongado período de crisis, es injusto que se les cobre por el 75% de lo generado en 2019. El Cohep afirma que el cálculo está fuera de la realidad económica del país. De igual forma informaron que existe preocupación por el cobro del 1% del impuesto al activo neto. “Este impuesto se vuelve lesivo en estos momentos de crisis económica”, subrayó el empresariado y le pidió al gobierno “sacrifiquémonos todos”.,

La Prensa

Tegucigalpa, Honduras.

Pese a la reapertura, las finanzas de las empresas no han mejorado lo suficiente para realizar los pagos a cuenta del impuesto sobre la renta (ISR) y el impuesto de 1% sobre el activo neto este año 2020, afirmaron las autoridades del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep).

En ese sentido volvieron a pedir al Poder Ejecutivo y al Congreso Nacional que se eliminen los pagos para este período.

Explicaron que la contracción económica provocada por la pandemia del covid-19 en el país es severa, por lo que eliminar los pagos es una verdadera medida de reactivación económica, que permitirá a las empresas contar con liquidez para el cumplimiento de sus obligaciones laborales y sociales.

LEA: Si Gobierno de Honduras incumple se derrumba el IHSSEsto impactará de forma positiva en la sostenibilidad y recuperación de empleos, indicó el sector privado durante una conferencia de prensa y también a través de un comunicado.

El empresario y directivo del Cohep, Daniel Fortín, explicó que “las empresas definitivamente no van a tener las mismas utilidades del año pasado y hay que recordar que los pagos a cuenta son un anticipo”.

“No deberíamos estarle financiando al gobierno, sino pagando el impuesto cuando se cause y peor en esta pandemia”, manifestó Fortín.

Asimismo, explicó que al hacer el pago muchas empresas tendrán crédito fiscal a su favor y otras que tendrán pérdidas no estarán obligadas a pagar.

El problema es que el gobierno no tendrá la capacidad de devolver el dinero pagado por las empresas.

Agregó que al estar cerradas las empresas y ahora trabajando con solo un 20% de capacidad por un prolongado período de crisis, es injusto que se les cobre por el 75% de lo generado en 2019.

El Cohep afirma que el cálculo está fuera de la realidad económica del país.

De igual forma informaron que existe preocupación por el cobro del 1% del impuesto al activo neto.

“Este impuesto se vuelve lesivo en estos momentos de crisis económica”, subrayó el empresariado y le pidió al gobierno “sacrifiquémonos todos”.

,