Rehabilitación de bordos es clave ante futuras inundaciones en el Valle de Sula

San Pedro Sula, Cortés. El plan de reconstrucción nacional contempla la rehabilitación y manejo urgente de los bordos de contención en el Valle de Sula para eliminar definitivamente el fantasma de las inundaciones en este importante sector del país. Ministro Carlos MaderoEl Coordinador General de Gobierno, Carlos Madero, expresó lo anterior al concluir una ronda de reuniones, sostenidas por una delegación oficial del Gobierno de Honduras con altos funcionarios de la administración del presidente Joe Biden y personeros de organismos internacionales que podrían brindar asistencia técnica y financiera para la ejecución. “Hay proyectos a corto plazo, como la rehabilitación y manejo urgente de los bordos del Valle de Sula, se prioriza la protección de cuencas hidrográficas con el fin de evitar más desbordamientos y tragedias como las ocurridas con el paso de los huracanes Eta y Iota”, detalló. Lea: 244 hondureños graduados en la élite de universidades Madero refirió que en la actualidad se está trabajando en el restablecimiento de tramos carreteros, puentes y la instalación de puentes bailey en la zona noroccidental del país. Según datos oficiales, el paso de los ciclones tropicales dejó alrededor de 45 puentes destruidos y 55 dañados, así como cientos de kilómetros de patrimonio vial afectados por hundimientos, cortes y derrumbes. El Gobierno ha habilitado en los últimos dos meses 51 tramos carreteros y más de 1,400 kilómetros de carretera en cinco departamentos de la región noroccidental. El también coordinador del Gabinete Económico dijo que la formulación del plan de reconstrucción va avanzando para presentarlo en España durante el mes de abril y ante la asamblea de países donantes. “Estamos trabajando con el grupo de notables, la cooperación internacional y con el informe de evaluación de las pérdidas y daños que elaboró la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), para definir el informe nacional de daños y estructurar los diferentes proyectos de la reconstrucción”, aseveró. Además: El Partido Liberal celebra sus 130 años de fundación con diferentes actividades El funcionario manifestó que este esquema de restauración del país no solo será para mitigar los efectos de fenómenos naturales, sino que tendrá un componente sostenible a largo plazo en el que se establezca una hoja de ruta para el cuidado de las cuencas hidrográficas, un reordenamiento territorial y la protección del bosque. ResultadosLa Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) presentó en diciembre pasado la evaluación de pérdidas y daños ocasionados por las tormentas tropicales Eta y Iota, al tiempo que reveló que el impacto que tuvieron en el país superaron los L45,000 millones, siendo el sector privado el más afectado. Según el informe de Cepal, la mitad de estos efectos fueron daños directos, mientras que el 45% fueron pérdidas y el 5% restante correspondía a costos adicionales que surgieron por las tormentas. Además de esto, detalló que el 69% de todas las pérdidas fueron para el sector privado y el 31% para el público, en tanto, entre los sectores más afectados fueron el transporte con L20,362 millones, agua y saneamiento con L7,101 millones y vivienda con L6,469 millones.,

La Prensa

San Pedro Sula, Cortés.

El plan de reconstrucción nacional contempla la rehabilitación y manejo urgente de los bordos de contención en el Valle de Sula para eliminar definitivamente el fantasma de las inundaciones en este importante sector del país.

Ministro Carlos MaderoEl Coordinador General de Gobierno, Carlos Madero, expresó lo anterior al concluir una ronda de reuniones, sostenidas por una delegación oficial del Gobierno de Honduras con altos funcionarios de la administración del presidente Joe Biden y personeros de organismos internacionales que podrían brindar asistencia técnica y financiera para la ejecución.

“Hay proyectos a corto plazo, como la rehabilitación y manejo urgente de los bordos del Valle de Sula, se prioriza la protección de cuencas hidrográficas con el fin de evitar más desbordamientos y tragedias como las ocurridas con el paso de los huracanes Eta y Iota”, detalló.

Lea: 244 hondureños graduados en la élite de universidades Madero refirió que en la actualidad se está trabajando en el restablecimiento de tramos carreteros, puentes y la instalación de puentes bailey en la zona noroccidental del país.

Según datos oficiales, el paso de los ciclones tropicales dejó alrededor de 45 puentes destruidos y 55 dañados, así como cientos de kilómetros de patrimonio vial afectados por hundimientos, cortes y derrumbes.

El Gobierno ha habilitado en los últimos dos meses 51 tramos carreteros y más de 1,400 kilómetros de carretera en cinco departamentos de la región noroccidental.

El también coordinador del Gabinete Económico dijo que la formulación del plan de reconstrucción va avanzando para presentarlo en España durante el mes de abril y ante la asamblea de países donantes.

“Estamos trabajando con el grupo de notables, la cooperación internacional y con el informe de evaluación de las pérdidas y daños que elaboró la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), para definir el informe nacional de daños y estructurar los diferentes proyectos de la reconstrucción”, aseveró.

Además: El Partido Liberal celebra sus 130 años de fundación con diferentes actividades El funcionario manifestó que este esquema de restauración del país no solo será para mitigar los efectos de fenómenos naturales, sino que tendrá un componente sostenible a largo plazo en el que se establezca una hoja de ruta para el cuidado de las cuencas hidrográficas, un reordenamiento territorial y la protección del bosque.

ResultadosLa Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) presentó en diciembre pasado la evaluación de pérdidas y daños ocasionados por las tormentas tropicales Eta y Iota, al tiempo que reveló que el impacto que tuvieron en el país superaron los L45,000 millones, siendo el sector privado el más afectado.

Según el informe de Cepal, la mitad de estos efectos fueron daños directos, mientras que el 45% fueron pérdidas y el 5% restante correspondía a costos adicionales que surgieron por las tormentas.

Además de esto, detalló que el 69% de todas las pérdidas fueron para el sector privado y el 31% para el público, en tanto, entre los sectores más afectados fueron el transporte con L20,362 millones, agua y saneamiento con L7,101 millones y vivienda con L6,469 millones.

,