Repatrian a hondureño que falleció al caer de tráiler en Guatemala

Tegucigalpa, Honduras. El joven hondureño que falleció en Guatemala mientras viajaba en la caravana migrante, fue repatriado ayer sábado por la noche a San Pedro Sula para que su familia pueda sepultarlo. De interésA julio de 2020, el Observatorio Consular y Migratorio de Honduras (Conmigho) reportó la repatriación de 105 connacionales fallecidos, mientras que en 2019 se repatriaron 335 hondureños que perdieron la vida. El fallecido se llamaba Félix Enrique Lara Maldonado (17) y era originario de San Pedro Sula, desde donde salió el jueves por la mañana para unirse a la caravana migrante con dirección a los Estados Unidos. La encargada de la Dirección de Protección al Migrante Hondureño, Jessica Guzmán, declaró que el cuerpo del infortunado compatriota fue trasladado desde Guatemala y fue entregado anoche a sus padres Félix Lara y Delia María Maldonado en la comunidad de San Antonio del Perú, en el sector de Merendón, departamento de Cortés. Relacionada: “Mi hijo se fue para ganar un poco más y no lo detuvimos”Guzmán reiteró el llamado a la población para que no se exponga a los peligros de la ruta migratoria que ha dejado historias de dolor y muerte en muchas familias hondureñas, las cuales hoy lamentan el trágico final de sus seres queridos. Controles redobladosIngresar de forma irregular a los Estados Unidos cada vez es más difícil, porque sumado a los controles de seguridad instalados en las fronteras, los países de tránsito han incrementado las medidas de contención. Un ejemplo de eso es que más de la mitad de los hondureños que salieron en caravana el pasado jueves ya regresaron a Honduras, porque se dieron cuenta que no era fácil cruzar a México debido a los fuertes retenes instalados por las autoridades guatemaltecas. Además: Migrante hondureño muere en Guatemala al caer de un tráilerDe la misma manera el Gobierno de México ha sido enfático en asegurar que no permitirá el ingreso irregular de migrantes que no cumplan con los requisitos y que sean considerados como una amenaza sanitaria al no cumplir con las medidas de bioseguridad establecidas. Es por ello que establecieron un cordón de la Guardia Nacional y del Instituto Nacional de Migración en la frontera de Tapachula, a las orillas del río Suchiate y en el punto fronterizo El Ceibo, en el Estado de Tabasco. Migrantes hondureños, sin importar su condición física, emprendieron ruta hacia los Estados Unidos. <,

La Prensa

Tegucigalpa, Honduras.

El joven hondureño que falleció en Guatemala mientras viajaba en la caravana migrante, fue repatriado ayer sábado por la noche a San Pedro Sula para que su familia pueda sepultarlo.

De interésA julio de 2020, el Observatorio Consular y Migratorio de Honduras (Conmigho) reportó la repatriación de 105 connacionales fallecidos, mientras que en 2019 se repatriaron 335 hondureños que perdieron la vida.

El fallecido se llamaba Félix Enrique Lara Maldonado (17) y era originario de San Pedro Sula, desde donde salió el jueves por la mañana para unirse a la caravana migrante con dirección a los Estados Unidos.

La encargada de la Dirección de Protección al Migrante Hondureño, Jessica Guzmán, declaró que el cuerpo del infortunado compatriota fue trasladado desde Guatemala y fue entregado anoche a sus padres Félix Lara y Delia María Maldonado en la comunidad de San Antonio del Perú, en el sector de Merendón, departamento de Cortés.

Relacionada: “Mi hijo se fue para ganar un poco más y no lo detuvimos”Guzmán reiteró el llamado a la población para que no se exponga a los peligros de la ruta migratoria que ha dejado historias de dolor y muerte en muchas familias hondureñas, las cuales hoy lamentan el trágico final de sus seres queridos.

Controles redobladosIngresar de forma irregular a los Estados Unidos cada vez es más difícil, porque sumado a los controles de seguridad instalados en las fronteras, los países de tránsito han incrementado las medidas de contención.

Un ejemplo de eso es que más de la mitad de los hondureños que salieron en caravana el pasado jueves ya regresaron a Honduras, porque se dieron cuenta que no era fácil cruzar a México debido a los fuertes retenes instalados por las autoridades guatemaltecas.

Además: Migrante hondureño muere en Guatemala al caer de un tráilerDe la misma manera el Gobierno de México ha sido enfático en asegurar que no permitirá el ingreso irregular de migrantes que no cumplan con los requisitos y que sean considerados como una amenaza sanitaria al no cumplir con las medidas de bioseguridad establecidas.

Es por ello que establecieron un cordón de la Guardia Nacional y del Instituto Nacional de Migración en la frontera de Tapachula, a las orillas del río Suchiate y en el punto fronterizo El Ceibo, en el Estado de Tabasco.

Migrantes hondureños, sin importar su condición física, emprendieron ruta hacia los Estados Unidos.

<

,