Temen colapso del resto de la cornisa de vetusto mercado

SANTA ROSA DE COPÁN. Una revisión a la estructura dañada y la que se encuentra debilitada se deberá hacer en los próximos días en el centenario edificio del Mercado Central de esta ciudad, luego que colapsara 100 metros de una cornisa y causara graves daños en vehículos. Wilson Lara, encargado de la unidad de Obras Públicas de la Municipalidad, explicó que luego del incidente ocurrido el sábado se deberá conformar una comisión técnica que revise el inmueble cuya construcción data de 1912. Además se investigará si la estructura resultó afectada por reparaciones que están haciendo en la parte privada o fue por lluvias. “Dependemos de la evaluación técnica y que se revise toda la estructura, ya que puede haber un colapso total de la cornisa que tiene más de 300 metros. No se descarta que al momento en que se intervenga el edificio haya un cierre, porque se debe considerar el riesgo de las personas”, agregó. Óscar Alvarado, director de la oficina regional del Instituto Hondureño de Antropología e Historia (IHAH), dijo que se debe “hacer un peritaje y ver el estado de la cornisa que queda, es muy probable que tenga que ser demolida porque es un peligro latente”. “Hace un par de años nos apersonamos al lugar cuando colapsó una moldura pequeña y se recomendó un peritaje en la parte de arriba del inmueble y que la Municipalidad tomara sus providencias. Como institución se hará un informe con el dictamen y se darán lineamientos generales, muy probablemente se tendrá que demoler la moldura y dar lineamientos generales de intervención”. El colapso de la fracción de cornisa ocurrió la tarde del sábado y dejó dañados tres carros, un camión y al menos tres motocicletas que estaban estacionados en la calle lateral del inmueble. El edificio histórico es parte del inventario de Bienes Culturales del país por su valor histórico, por lo que cualquier intervención requiere que posea lineamientos establecidos por el Instituto Hondureño de Antropología e Historia. La parte del inmueble dañada está compuesta de dos áreas, una privada y una municipal y ambas son parte del inventario de Bienes Inmuebles Culturales del país, no obstante, su mantenimiento es competencia de cada propietario con aprobación de Antropología.,

La Prensa

SANTA ROSA DE COPÁN.

Una revisión a la estructura dañada y la que se encuentra debilitada se deberá hacer en los próximos días en el centenario edificio del Mercado Central de esta ciudad, luego que colapsara 100 metros de una cornisa y causara graves daños en vehículos.

Wilson Lara, encargado de la unidad de Obras Públicas de la Municipalidad, explicó que luego del incidente ocurrido el sábado se deberá conformar una comisión técnica que revise el inmueble cuya construcción data de 1912.

Además se investigará si la estructura resultó afectada por reparaciones que están haciendo en la parte privada o fue por lluvias.

“Dependemos de la evaluación técnica y que se revise toda la estructura, ya que puede haber un colapso total de la cornisa que tiene más de 300 metros.

No se descarta que al momento en que se intervenga el edificio haya un cierre, porque se debe considerar el riesgo de las personas”, agregó.

Óscar Alvarado, director de la oficina regional del Instituto Hondureño de Antropología e Historia (IHAH), dijo que se debe “hacer un peritaje y ver el estado de la cornisa que queda, es muy probable que tenga que ser demolida porque es un peligro latente”.

“Hace un par de años nos apersonamos al lugar cuando colapsó una moldura pequeña y se recomendó un peritaje en la parte de arriba del inmueble y que la Municipalidad tomara sus providencias.

Como institución se hará un informe con el dictamen y se darán lineamientos generales, muy probablemente se tendrá que demoler la moldura y dar lineamientos generales de intervención”.

El colapso de la fracción de cornisa ocurrió la tarde del sábado y dejó dañados tres carros, un camión y al menos tres motocicletas que estaban estacionados en la calle lateral del inmueble.

El edificio histórico es parte del inventario de Bienes Culturales del país por su valor histórico, por lo que cualquier intervención requiere que posea lineamientos establecidos por el Instituto Hondureño de Antropología e Historia.

La parte del inmueble dañada está compuesta de dos áreas, una privada y una municipal y ambas son parte del inventario de Bienes Inmuebles Culturales del país, no obstante, su mantenimiento es competencia de cada propietario con aprobación de Antropología.

,