“Tengan por seguro que se va a hacer justicia”: madre de Keyla Martínez

La Esperanza, Intibucá. “¡Justicia, justicia!”, fue la frase que exclamaron los amigos y familiares de Keyla Martínez cuando estaba siendo sepultada en el cementerio municipal de La Esperanza, Intibucá. Decepcionados del sistema de seguridad del país, los familiares de la joven estudiante de Enfermería asesinada por asfixia mecánica en una posta policial, hicieron un llamado a las autoridades nacionales. “Por favor no sigan matando al pueblo inocente, castiguen al delincuente, pero no a las vidas que vinieron a tratar de tener una patria más digna”, dijo don Luis Martínez, progenitor de Keyla. El ataúd en el que fue sepultada Keyla Martínez fue cubierto por la bandera con el logo de la carrera de Licenciatura de Enfermería de la Unah. <amp-twitter width=”375″ height=”472″ layout=”responsive” data-tweetid=”1359540197189423104″></amp-twitter>Norma Rodríguez, madre de la universitaria, agradeció a la población y a los medios de comunicación el acompañamiento desde el día en que se quiso hacer ver el fallecimiento de la joven como un supuesto suicidio. “Agradezco su apoyo, tengan por seguro que su muerte no quedará en la impunidad”, dijo doña Norma. La señora recordó asu hija como una mujer que luchó mucho y que ayudaba a muchas personas. “Sabemos la clase de hija y hermana que fue ella. Créanme que esto no va a quedar así; exigimos que no quede (el crimen) en la impunidad”, añadió. <amp-twitter width=”375″ height=”472″ layout=”responsive” data-tweetid=”1359515490645905410″></amp-twitter>Pasaron fiestas navideñas juntasDoña Norma Rodríguez, quien trabaja en España, contó que en las pasadas fiestas navideñas vino a Honduras para pasar en familia. “Estuvimos juntos en diciembre y estuvimos muy contentos”, dijo. “Regresé a Madrid el 16 de enero, y ya este sábado me llaman para darme la triste noticia de que la habían asesinado”, lamentó la acongojada madre. <amp-twitter width=”375″ height=”472″ layout=”responsive” data-tweetid=”1359509470045421570″></amp-twitter>La señora pidió apoyo de organizaciones internacionales para que se involucren en el caso del asesinato de Keyla Martínez, porque “lamentablemente en nuestro país no podemos confiar en nadie”. Rodríguez criticó el abuso de los agentes que “se creen superiores” por portar un uniforme policial, y lamentó que “la gente que debía protegerla la han asesinado”.,

La Prensa

La Esperanza, Intibucá.

“¡Justicia, justicia!”, fue la frase que exclamaron los amigos y familiares de Keyla Martínez cuando estaba siendo sepultada en el cementerio municipal de La Esperanza, Intibucá.

Decepcionados del sistema de seguridad del país, los familiares de la joven estudiante de Enfermería asesinada por asfixia mecánica en una posta policial, hicieron un llamado a las autoridades nacionales.

“Por favor no sigan matando al pueblo inocente, castiguen al delincuente, pero no a las vidas que vinieron a tratar de tener una patria más digna”, dijo don Luis Martínez, progenitor de Keyla.

El ataúd en el que fue sepultada Keyla Martínez fue cubierto por la bandera con el logo de la carrera de Licenciatura de Enfermería de la Unah.

<amp-twitter width=”375″ height=”472″ layout=”responsive” data-tweetid=”1359540197189423104″></amp-twitter>Norma Rodríguez, madre de la universitaria, agradeció a la población y a los medios de comunicación el acompañamiento desde el día en que se quiso hacer ver el fallecimiento de la joven como un supuesto suicidio.

“Agradezco su apoyo, tengan por seguro que su muerte no quedará en la impunidad”, dijo doña Norma.

La señora recordó asu hija como una mujer que luchó mucho y que ayudaba a muchas personas.

“Sabemos la clase de hija y hermana que fue ella.

Créanme que esto no va a quedar así; exigimos que no quede (el crimen) en la impunidad”, añadió.

<amp-twitter width=”375″ height=”472″ layout=”responsive” data-tweetid=”1359515490645905410″></amp-twitter>Pasaron fiestas navideñas juntasDoña Norma Rodríguez, quien trabaja en España, contó que en las pasadas fiestas navideñas vino a Honduras para pasar en familia.

“Estuvimos juntos en diciembre y estuvimos muy contentos”, dijo.

“Regresé a Madrid el 16 de enero, y ya este sábado me llaman para darme la triste noticia de que la habían asesinado”, lamentó la acongojada madre.

<amp-twitter width=”375″ height=”472″ layout=”responsive” data-tweetid=”1359509470045421570″></amp-twitter>La señora pidió apoyo de organizaciones internacionales para que se involucren en el caso del asesinato de Keyla Martínez, porque “lamentablemente en nuestro país no podemos confiar en nadie”.

Rodríguez criticó el abuso de los agentes que “se creen superiores” por portar un uniforme policial, y lamentó que “la gente que debía protegerla la han asesinado”.

,