Tras casi seis meses sin mirar a presos, familiares piden al INP habilitar visitas

Tegucigalpa, Honduras. Dos días después (13 de marzo) que se registraran los dos primeros casos de COVID-19 en el país, el Instituto Nacional Penitenciario (INP) suspendió las visitas de familiares en todas las cárceles para evitar masivos contagios. Después de casi seis meses, los parientes de los presos dijeron que ya es tiempo de habilitar las visitas amplicando los protocolos de bioseguridad. Delma Ordóñez, presidente de la Asociación de Privados de Libertad en Honduras, manifestó que “esperamos mirar a nuestros seres queridos, para ellos no es fácil, hay ansiedad, depresión y angustia, necesitan que los visitemos y a nosotros nos urge conocer su estado de salud”. Relacionada: Se suspenden las visitas en cárceles de Honduras por coronavirusOrdóñez indicó que ya se ha conversado con el Instituto Nacional Penitenciario para que reactive las visitas siempre y cuando se respeten las reglas, y una de las propuestas es que solo ingrese el 50% de familiares. “Nos desesperamos al no mirar a nuestros familiares, pedimos que por lo menos nos dejen ingresar una vez al mes, conocer la realidad en que están porque las autoridades nos ocultan si están enfermos no no, además, nuestros privados de libertad no nos dicen las dificultades que atraviesas para no preocuparnos”, lamentó otra acongojada madre. Hugo Maldonado, del CodehHugo Maldonado, presidente del Comité de Derechos Humanos en Honduras (Codeh), dijo que están proponiendo una reactivación de visitas por dígito o por módulo y que los familiares sepan de su visita con una semana de anticipación. Otra idea propuesta es que solo ingrese una persona por privado de libertad para evitar la aglomeración al interior de los penales. Además: Familiares de reos dicen estar preocupados por vulnerabilidad ante el coronavirusDigna Aguilar, vocera del INPEn respuesta a la solicitud, Digna Aguilar, portavoz del INP, apuntó que “el tema de las visitas en las cárceles es algo que está en análisis por parte de las autoridades, pero de momento la infraestructura no lo permite, ya que antes los familiares ingresan a hogares internos y módulos sin mayor problema, pero ahora con la pandemia resulta difícil”. “Es necesario hacer una reorganización sobre las visitas, hay que dejar claro que no es un tema engavetado, pero sí debe hacerse de acuerdo con lo establecido por Sinager, la Secretaría de Salud y los mismos Derechos Humanos”, añadió. La pandemiaEl Sistema Nacional de Gestión de Riesgo (Sinager) reportó ayer sábado 835 nuevos casos positivos de COVID-19, para hacer un total de 59,645 contagios desde el inicio de la pandemia, mientras que la cifra de recuperados subió a 10,156. La portavoz de Sinager, Zonia Reyes, dijo que el Laboratorio Nacional de Virología procesó 1,524 pruebas, de las cuales 835 resultaron positivas y 689 negativas. En cadena nacional de radio y televisión, Reyes confirmó 15 nuevos decesos, que correspondíAN a varios días y que elevaron a 1,842 la cifra total de fallecidos,mientras que la tasa de letalidad es de 3. 08%. Hay 80 nuevos pacientes recuperados para totalizar 10,156. Los hospitalizados son 853 en todo el país, de los cuales 191 están graves, 44 en cuidados intensivos y 618 en condición estable.,

La Prensa

Tegucigalpa, Honduras.

Dos días después (13 de marzo) que se registraran los dos primeros casos de COVID-19 en el país, el Instituto Nacional Penitenciario (INP) suspendió las visitas de familiares en todas las cárceles para evitar masivos contagios.

Después de casi seis meses, los parientes de los presos dijeron que ya es tiempo de habilitar las visitas amplicando los protocolos de bioseguridad.

Delma Ordóñez, presidente de la Asociación de Privados de Libertad en Honduras, manifestó que “esperamos mirar a nuestros seres queridos, para ellos no es fácil, hay ansiedad, depresión y angustia, necesitan que los visitemos y a nosotros nos urge conocer su estado de salud”.

Relacionada: Se suspenden las visitas en cárceles de Honduras por coronavirusOrdóñez indicó que ya se ha conversado con el Instituto Nacional Penitenciario para que reactive las visitas siempre y cuando se respeten las reglas, y una de las propuestas es que solo ingrese el 50% de familiares.

“Nos desesperamos al no mirar a nuestros familiares, pedimos que por lo menos nos dejen ingresar una vez al mes, conocer la realidad en que están porque las autoridades nos ocultan si están enfermos no no, además, nuestros privados de libertad no nos dicen las dificultades que atraviesas para no preocuparnos”, lamentó otra acongojada madre.

Hugo Maldonado, del CodehHugo Maldonado, presidente del Comité de Derechos Humanos en Honduras (Codeh), dijo que están proponiendo una reactivación de visitas por dígito o por módulo y que los familiares sepan de su visita con una semana de anticipación.

Otra idea propuesta es que solo ingrese una persona por privado de libertad para evitar la aglomeración al interior de los penales.

Además: Familiares de reos dicen estar preocupados por vulnerabilidad ante el coronavirusDigna Aguilar, vocera del INPEn respuesta a la solicitud, Digna Aguilar, portavoz del INP, apuntó que “el tema de las visitas en las cárceles es algo que está en análisis por parte de las autoridades, pero de momento la infraestructura no lo permite, ya que antes los familiares ingresan a hogares internos y módulos sin mayor problema, pero ahora con la pandemia resulta difícil”.

“Es necesario hacer una reorganización sobre las visitas, hay que dejar claro que no es un tema engavetado, pero sí debe hacerse de acuerdo con lo establecido por Sinager, la Secretaría de Salud y los mismos Derechos Humanos”, añadió.

La pandemiaEl Sistema Nacional de Gestión de Riesgo (Sinager) reportó ayer sábado 835 nuevos casos positivos de COVID-19, para hacer un total de 59,645 contagios desde el inicio de la pandemia, mientras que la cifra de recuperados subió a 10,156.

La portavoz de Sinager, Zonia Reyes, dijo que el Laboratorio Nacional de Virología procesó 1,524 pruebas, de las cuales 835 resultaron positivas y 689 negativas.

En cadena nacional de radio y televisión, Reyes confirmó 15 nuevos decesos, que correspondíAN a varios días y que elevaron a 1,842 la cifra total de fallecidos,mientras que la tasa de letalidad es de 3.

08%.

Hay 80 nuevos pacientes recuperados para totalizar 10,156.

Los hospitalizados son 853 en todo el país, de los cuales 191 están graves, 44 en cuidados intensivos y 618 en condición estable.

,